Vicente Vallés: de los últimos de Filipinas

Vicente VallésLo reconozco, soy fan de este señor. Me trago su programa matutino todos los días en busca incesante de la crítica que me de el impulso inicial para afrontar el resto del día. Sus contertulios, en general muy adecuados (aunque alguno flaquea, no se puede tener todo) dan el tono general al día… Pero casi lo termino viendo más por él que por otra cosa, y explico lo que quiero decir.No soy gayer ni nada parecido, pero este señor tiene algo particular. Por raro que parezca (y la foto no le hace mucha justicia, pero es casi la más mejor que he podido encontrar), este señor tiene ya unos 45 años, aunque aparenta ser un chaval. De hecho, hace unos meses, Dani Mateo, en su sección en Sé lo que hicisteis…, le venía a llamar algo así como “el niño de la tele”. Y no es para menos, porque realmente aparenta menos edad de la que tiene ya con sus años de profesional en los medios. Pero bueno, la cuestión no es esa, así que vamos a centrarnos en el tema principal.

Me encanta cuando tiene un cara a cara con un personaje, que bien puede ser el político de turno, un artista o cualquier otro chalado famoso. Mete los dedos hasta el corazón y no lo saca porque mancharía alguna de sus requete-corbatas. Recuerdo una no hace mucho con Bono (no el de U2, que ya sé que alguno se habrá ido por ahí), en la que menos llegar a las manos casi se dicen de todo. Oye, el tío erre que erre, dale que te pego, y aunque no consiga la respuesta que busca, da igual, ha dejado al pobre hombre hecho unos zorros. Esto me viene a decir que por suerte, aún quedan profesionales de verdad.

Y que decir tiene cuando entrevista a un desconocido cualquiera en la escena del crimen, digo, en el sitio donde ha pasado algo. Eclipsa totalmente al reportero que cubre la noticia y se hace totalmente dueño de la situación. Impresionante. Si por aburrimiento nunca habeis visto su programa, La mirada crítica (que adecuado), os lo recomiendo, porque vereis a un tiburón de la noticia en acción, sin remordimientos.

A quien le pueda haber parecido que esto era una crítica más que un elogio, que se lo vuelva a leer. Insisto en que es realmente complicado encontrar gente así hoy día en la televisión. Así que espero que sea así por muchos años, que falta nos hace.

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: