¿Nueve millones de pobres?

No parece un título sensacionalista a tenor de lo expresado en este artículo de Público. Según lo que se indica, en el 2006 había 8,9 millones de personas por debajo del nivel de pobreza, con lo que ahora, desde luego, según esta lógica, debe haber muchas más. El artículo dice que 5,5 millones de personas ganaban en 2006 una media de 270 euros al mes, lo que me da a entender que estamos hablando de personas que no tienen un trabajo como tal, sino que perciben esos ingresos a causa de las compesaciones estatales por el paro. Si en 1994 eran 7,6 millones los que estaban bajo este umbral, implica que en dos años la variación ha tenido que ser al menos de un 2% (corrijamos ya que estamos en crisis, pongamos un 4%), lo que implica que en la actualidad estaríamos hablando de 9,3 millones de personas las que se encuentran en esa situación. No sé ustedes, pero o es increíble o es cierto, y en cualquiera de los dos casos la cosa asusta.

Porque si es falso, nos encontramos ante un caso claro de sensacionalismo económico (tan de moda en los ochenta) que me parece preocupante. Decirle a la gente que 9,3 milllones de personas (casi la cuarta parte del país) está en los niveles de pobreza significa que llevamos en crisis mucho más tiempo que con todo este tema de las inmobiliarias. Según se indica en el mismo estudio, 25% aproximadamente del PIB es gasto indirecto del estado en los hogares (lease, paro e incentivos fiscales), lo que da a entender que algo está fallando en el sistema y no sé si soy el único al que le parece obvio.

También implica que 1 de cada 5 personas que vemos en la calle se encuentra en ese nivel de pobreza. No podemos decir que tengan que ser necesariamente inmigrantes, puesto que estas personas se encuentran a nuestro alrededor y no parecen precisamente pobres en muchos casos, aunque siendo así como es lógico en otros muchos, ya que en tiempos de crisis son los primeros golpeados por los problemas económicos. El problema es también para los nacionales, sobre todo en determinados grupos y clases sociales, y que no parece alcanzar a la clase media. Es obvio y evidente que no todos somos iguales ante el euro, pero también lo es que todos podemos ser alcanzados por la pobreza de una forma factible, no lo olvidemos. Ejecutivos de éxito hoy duermen en la calle. Son casos de mala suerte, tal vez, pero la suerte, no el destino, es lo que forja la vida. El trabajo que tiene ahora por delante el gobierno es conseguir que este problema se revierta para en los próximos cuatro años conseguir que vuelva, al menos, a niveles de 1994.

Anuncios

  1. titaju

    Yo no sé, pero desde luego, hay gente que lo tiene que estar pasando realmente mal.
    ¿Un ejemplo? mi hermano. Es funcionario de correos (y lleva, por lo menos, 20 años en el puesto). Tiene una enfermedad crónica que le produce problemas psicológicos, y el psiquiatra le ha puesto tres meses de baja. En esos meses, cobra 490 euros al mes. De ahí sale la paga a su hija (está separado), el alquiler, luz, agua, comida y el tratamiento del cáncer de piel, que son cremas muy caras que la SS no cubre más que en parte.
    ¿Solución? Acudía al banco de alimentos hasta que nos enteramos, y nosotros le hacemos la compra.
    Pero él tiene suerte, nos tiene a nosotros. ¿Y el resto, con la barra de pan a un euro?, ¿cómo pueden vivir?

  2. Desde luego vivimos en un mundo duro, y como bien dices, quien tiene clan todavía puede aguantar más, pero si no es así la cosa es realmente complicada. Yo también he vivido algunos momentos chungos en el pasado y se un poco de que va la cosa, por eso lo entiendo. Pero en la idiosincrasia actual, nos vemos en un supuesto “estado del bienestar” en el que las diferencias son cada vez mayores (en el estudio decían que en el 2006, 1,4 millones de trabajadores cobraban sobre 5.000 euros mensuales, teniendo en cuenta que debemos ser unos 25 millones de trabajadores en total), y en las que ya no es una cuestión de coberturas, sino de que todo está desproporcionado. Siento lo de tu hermano, espero que le vaya mejor. Vamos a seguir tirando a ver que pasa.






A %d blogueros les gusta esto: