El mundo del trabajo y la educación

Leyendo Cada día nos alejamos más de la economía del conocimiento, se denota un mal social relacionado con como usamos una supuesta formación educativa con un supuesto puesto de trabajo, asociación que no tiene porque darse en ningún caso. En un país donde la FP está tremendamente infravalorada y todo lo que no sea ser universitario es poco menos que hacer el tonto, sin embargo el número de títulos es muy inferior a los de otros países de nuestro entorno sociocultural. En países como Finlandia la formación profesional está mucho más valorada, y a pesar de tener un sistema educativo mucho más elevado a todos los niveles, la gente no se mata por ir a la universidad. Y es lógico. De lo que se trata es de trabajar y de tener un futuro en esta vida. La acumulación de conocimientos no garantiza ese trabajo y ese futuro, y nos tenemos que percatar de que la vida tiene derroteros distintos que podemos elegir y que no tienen que pasar necesariamente por un master.

Me gustaría apoyar la formación profesional como la alternativa al trabajo, ya sea en tiempos de crisis o no. La universidad es un fin educativo que no ha de convertirse en un fin laboral en si mismo. Si lo que quieres es trabajar, no hay nada como la FP. Necesitamos más gente cualificada para realizar trabajos técnicos, que tienen un nivel semejante en ese sentido a muchas carreras técnicas y que ayudan tanto o más como los universitarios, y que también pueden generar un futuro laboral de gran éxito para los que lo intenten y se esfuercen. Si lo que quieres es justo lo contrario, pues oye, a otra cosa mariposa. Luego no te quejes.

Anuncios

  1. titaju

    Por favor, no me vuelvas a comparar el sistema educativo de Finlandia con el español que me haces llorar.
    Recuerda que soy madre y que “sufro” sus consecuencias hasta lo impensable.
    Si viese la pedazo casa que tiene el fontanero de mi hermana, alucinas. Si ves el piso de 85 metros cuadrados en el que vivimos con el sueldo de doctor ingeniero de mi marido, te partes de risa.
    Eso de “tienes que estudiar una carrera”, tiene que pasar a la historia.
    ¿Por qué están tan infravalorada la formación profesional? Debe ser porque no queda molón.
    Cuando estudiaba la carrera (allá por el mil ochocientos y pico) en Santiago, salí de juerga uno de mis muchos jueves, y se me acercó un chico que me preguntó que estudiaba.
    -“Graduado Social”- respondí yo, toda mona.
    -“¿Y no eres un poco mayorcita?”
    El capullo confundió el graduado social con el graduado escolar, y ¡claro! no me comí una rosca.
    Si es que no sabía venderme.

  2. Tranquila, que para caer con un tontolaba así era mejor no ligar… XDDDD

    Y no me hables tampoco de fontaneros ni semejantes, que eso es harina de otro costal. Yo mira, tengo que poner mis precios a mis clientes a unos determinados niveles porque por encima no me como una rosca. Pero esa peña pone el precio que les da la puñetera gana para que dentro de un año tengas que volver a llamarle porque se ha vuelto a romper. La excusa por la que el nivel de precios en informática es bajo es que la tecnología cambia cada dos por tres y hay que renovar, y que por eso no merece la pena hacer grandes gastos. El caso es que con lo otro ocurre igual, y sin embargo te meten paquetes de 60 euros la hora que te dejan idiota y encima tienes que tragar. Con razón dicen que hay que dignificar mi profesión. Lo que hay que hacer es poner a la gente en su sitio, leches.

    Y es cierto, ya no vale de nada tiener títulos. Hay que ir haciéndose a la idea. Lo que importa es la valía propia y lo que eres capaz de hacer, y aprovecharlo lo más posible. A veces, el título ni siquiera sirve para justificar que sabes algo, porque puede que no hayas aprendido un carajo. Lamentable, pero así es.






A %d blogueros les gusta esto: