Tú eres muy tonto

Así se sienten miles de personas cuando compran en Media Markt. En mi época de profesor de informática, muchos de mis alumnos se compraban los PCs y los portátiles en Media Markt y creo que no recuerdo ningún caso que hubieran tenido que devolverlo en un plazo inferior a seis meses, cambiarlo por otro, etc… Siempre había algún fallo, algún problema raro. Tras ocurrir más de cinco veces tomé la determinación de no recomendar que la gente comprase en esa tienda, pero desde luego el que las cosas sean un poco más baratas atrae mucho al personal. Porque realmente sólo son un poco más baratas, y yo mismo he podido comprobar que a veces son incluso más caras que en sitios como Fnac. Y con esto me estoy refiriendo a tecnología, claro, no a juegos o a música, pero por si alguien no se había dado cuenta, es de lo que estaba hablando.

Ahora, con esto de la Eurocopa, dicen que si España pasan de cuartos de final (por cierto, enhorabuena a los sub-17, que una vez más han ganado la Copa de Europa, que tiene narices) les devolverán a todo el mundo el 25% del precio de lo que han comprado durante la eurocopa. Nada menos. Y eso teniendo en cuenta que se supone que de por si ya son baratas las cosas. Eso implica dos cosas:

  • O bien no les importa devolver ese dinero porque están obteniendo probablemente otro 25% más de beneficio, lo que implica que los productos están engordados un 50% sobre su precio de fábrica.
  • O que no esperan que eso pase, y teniendo en cuenta que yo tampoco, pues en esta ocasión no puedo estar más de acuerdo con ellos, pero claro, es poco patriota…

Como el segundo caso es una tontada, lo que nos interesa es lo primero. Resulta increíble hasta que punto los consumidores tenemos que soportar que se nos cobre de más en todo. Y esto es tecnología, mercado en el que normalmente hay poco margen, pero si lo trasladamos a la ropa, por poner sólo un ejemplo, podemos estar hablando de márgenes de un 80%. Y esto es verídico.

Aparte de la famosa cuestión del redondeo del euro, lo que más encarece el consumo y genera más inflación, en todos los mercados, son los excesivos márgenes de maniobra con los que cuentan tanto los comerciantes como los proveedores. Desde que el producto sale de su fuente de producción hasta que llega al consumidor evidentemente pasa por una serie de manos. Pero todos hemos oído cosas como “los lecheros cada vez cobran menos y la leche cuesta cada vez más”. ¿Dónde va a parar el resto del dinero, cuando se supone que el intermediario es la empresa que procesa la leche y la vende, en la mayoría de los casos? Pascual, por ejemplo, siempre nos ha vendido la moto de que son ellos los que recogen la leche desde el productor y los que nos ponen la leche en la tienda. Es decir, es el único intermediario. Entonces, si su leche aumenta de valor, es él quien se lleva esos beneficios. Obviamente los beneficios también se traducen parcialmente en costes, pero eso también pasaba antes. Y bueno, siempre se pone de excusa al petroleo, pero todos sabemos que otros mercados también son afectados por el petroleo pero no están colaborando tanto a la inflación.

En fin, que todos nos vemos afectados por estas cuestiones y deberíamos mirar un poco más los precios de los productos, porque en muchas ocasiones somos más tontos de lo que nos quieren hacer creer, al contrario de lo que argumenta la publicidad de cierta empresa que todos conocemos.

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: