Morbo intolerable

Ya han pasado dos días del trágico accidente de Madrid y claramente volvemos a tener ante nosotros la por desgracia típica constancia televisiva con el morbo y la muerte. Cualquiera de los canales en abierto nos bombardea constantemente con noticias del accidente a pesar de que ya haya poco que contar. Excepto que ocurran cambios en lo relativo a los supervivientes, ya se ha contado todo, pero lo único que se hace es mostrar a pantalla a los familiares y amigos, hundidos y tristes ante la pérdida, como si eso fuera noticia o fuera necesario orearlo a los cuatro vientos de manera tan incesante. Llega un momento en que se vuelve lamentable como los informativos devoran la carroña de la desgracia, y tienes que cambiar de canal para no volver a ver lo asequible que es la muerte en los medios. Es una pena que ni los propios afectados se pongan de frente y se nieguen a hacer caso a estos marroneros, pero supongo que en ocasiones como esta estás más pensando en otras cosas, tal vez seguramente más importantes para uno.

No nos empachemos ni les demos la opción de sobrecargarnos con la tristeza. Ahora hay que tirar para adelante y conseguir que este tipo de cosas no vuelvan a ocurrir. El aereopuerto, las aerolineas, los pilotos y los constructores deben cuidar de que esto no vuelva a pasar. Por suerte son muy pocas las veces que esto ha ocurrido desde que existen los aviones, pero hay que conseguir que no ocurra nunca. Y en cuanto a los medios, abandonemos a aquellos que se regocijen con las penurias ajenas, y tiremos para adelante, que es lo mejor y lo único que tenemos ahora, conservando en la memoria este penoso acontecimiento y a sus víctimas para conseguir que no vuelva a pasar. Descansen en paz.

Anuncios

  1. Descansen en paz, y sus familias también.
    Que así sea.

  2. Bueno, fortísimo lo que han hecho en “Está pasando” (o Podría Estar Pasando), montando en el avión que hace la misma linea que el accidentado. Eso es morbo llevado a límites insospechados. Pero claro, estas cosas pasan porque hay quien las consume. Quiero que la gente deje de devorar basura de este tipo, que muestre la poca inteligencia que posea y no se deje llevar por estupideces de este calibre. Pero me parece que es mucho desear, tengo la impresión.






A %d blogueros les gusta esto: