Mini-Cuento

Lo prometido es deuda. Os presento el primer cuento de los que quiero ir publicando poco a poco. No es ni mucho menos mi primer cuento. Este lo escribí para un concurso que nos montamos unos cuantos en Barrapunto hace unos años, donde había que presentar relatos ultra-cortos relacionados con las tecnologías. No gané, pero recibió muy buenas críticas. Espero que os guste a vosotros también.

Cuento: Te quiero.

Anuncios

  1. ¿Dónde cuernos está mi comentario extra largo de ayer?
    Decía más o menos que me ha encantado el minicuento, y que estoy de acuerdo con eso de los amigos en la red… aquí estamos tú y yo.
    Veamos, no es que te quiera, pero sí que me llegaste a preocupar cuando estuviste tanto tiempo sin escribir. Vaaaale, te quiero un poco, ¡y es que tenemos tanto en común! Que se sepa, el bacon, “como conocí a vuestra madre”, el deseo innato de asesinar al nacionalismo y el blogueo. No es mucho pero ¡en fin! menos da una piedra.
    Y ahora cantamos eso de “amigos para siempre nainonainonainonáááá´” y a vivir, que son dos días.

  2. No tengo nada en spam, así que supongo que se ha perdido en la blogosfera… Lo que sí había era un comentario tuyo en el cuento propiamente, pero no he visto nada más… ?_?

    Evidentemente tenemos cosas en común, ya que si no, no nos leeríamos mutuamente como lo hacemos… 😄 Lo importante, pienso yo, es siempre cultivar las relaciones, que son como los tomates, hay que cuidarlos mucho para que crezcan y sepan ricos. También en la red, donde de hecho hay que cuidar más las cosas, porque al no tener un contacto directo las cosas pueden irse a tomar por saco mucho más fácilmente. Hay que ser constantes y de esa forma, tener amigos y colegas reales. Y que sea por mucho tiempo.






A %d blogueros les gusta esto: