El Plan-Azo

He oído, dicen por ahí, se comenta, que ha bajado el paro por segundo mes consecutivo… Mmm… Curioso que desde al año pasado no hacía más que subir, y de repente baja… En verano… Vacaciones… Plan-E… ¿Plan-E? ¿Quécuáloeseso?

El invento de nuestro insigne presidente es el Plan-E. Un conjunto de medidas de ENVERGADURA tomadas para financiar la ejecución de innumerables obras a lo largo y ancho de la piel de toro para sacar a España de la crisis monumental que han creado los bancos… Vale, venga, dejad de reiros, que se nota mucho… Vaaaaaaaaaaaaale, venga, basta, dejadlo…

A cualquier ojo un poco avizor no se le escapa que el planazo de nuestro presi es, como es costumbre, el típico “pan para hoy y hambre para mañana”. No se están creando infraestructuras importantes a largo plazo, lo de los nosecuantos mil euros para comprar coches no generan riqueza más que en las sedes de las automovilísticas (curiosamente fuera de nuestro país, excepto SEAT, pero… ¿Quién compra SEAT?), y aparte de dejar las ciudades patas arriba, no están produciendo ningún beneficio real. Pero tampoco se escapa la intencionalidad de un plan como este: el gobierno piensa, como ha pensado siempre, que la crisis es una cosa de un par de días y que, metiendo dinero por un tubo durante unos meses conseguirán capear el temporal hasta que amaine el tema. Pero hay varios fallos en esta perspectiva.

Primero: la crisis no va a terminar en unos meses, señores gobernantes. La crisis va a durar fácil un par de añitos, y a no ser que piensen meter pelas durante dos años para estar levantando las ciudades constantemente, dudo mucho de la finalidad de este formato de ayuda al desempleo. Como eso no va a ocurrir, en cuanto pase el verano veremos un paro galopante de nuevo como hasta ahora, y será fácil volver a los 4 millones de parados. Y se espera que en 2010 sea peor, así que agarrémonos los machos. Los únicos que no se coscan son ellos, que le vamos a hacer.

Y segundo: hay que ser un poco tonto, con perdón, para ejecutar el Plan-E en verano. Tradicionalmente es la época de creación de más empleo, por las vacaciones, incluso en tiempos de crisis. Aunque baje un poco la llegada de turistas, siempre habrá más trabajo en determinadas zonas. Esto se tenía que haber realizado o bien meses antes del verano, o bien dejarlo para septiembre-octubre, donde hubiera dado mayores beneficios de cara a aguantar el tirón. Pero aquí volvemos a pensar mal. Podemos pensar, no sin razones para ello, que se ha querido llevar a cabo a ahora para que la más que previsible bajada de parados del verano se viera fuertemente influenciada por la bajada que se iba a experimentar con el planazo. Así, es fácil encontrarse con bajadas de 55.000 personas en un mes. De todas formas, teniendo en cuenta que todavía hay 3,5 millones de personas en el paro… 55.000 personas es una cifra ridícula.

No se están atacando los problemas subyacentes del paro y eso generará en breve un repunte importante. Sólo se están parcheando problemas a la espera de tiempos mejores, pero como digo, nuestros gobernantes pecan de idiotas y despreocupados. No tienen previsión alguna y están totalmente fuera de punto. Y lo estamos pagando todos, claro, como la última ayuda a los bancos, que estamos pagando todos.

En definitiva, en este país de pandereta seguimos contentos con nuestra ignominia. Nos están dando por saco inmisericordemente y nosotros nos ponemos en pompa sin más ni más. Cuando los pocos cientos de miles que consigan trabajo durante el Plan-E se queden de nuevo en la calle, ¿se inventarán otro Plan? ¿Que se sacará ZP de la chistera? ¿Cuantos gatos por liebres vamos a tener que comernos hasta que surja una huelga general? Porque ZP tiene a los sindicatos cogidos de los güichis, pero cuando la situación se haga insostenible, ni eso será suficiente, porque esta crisis no es como las que hemos vivido hasta ahora. Se trata de una crisis estructural, es decir, una crisis de las bases del sistema, que están funcionando mal. Y parece que España no lo está sufriendo mucho pero no es así. No nos damos cuenta de la gravedad de la situación porque nos lo están enmascarando constantemente. Cuando se caíga la máscara y veamos el rostro del fantasma, más de uno se va a asustar. Y no quiero pensar que pasará cuando nos asustemos todos.

(Ojalá me equivoque en estas cosas pero no veo que se vaya a resolver a corto plazo y menos con idioteces del tipo del Planazo. Además, otro tema aparte es que sólo nos dicen la totalización de bajada del paro, pero… ¿Y los que se han apuntado? Esos no los dicen, y a mi me gustaría saberlos. En Madrid han sido como 1.000 parados más. Que nos cuenten todo, eso digo. Mal vamos si no somos transparentes. Si me equivoco, os invito a todos a una caña.)

Anuncios

  1. 1 El estado de las cosas « Meterse por meterse

    […] de Septiembre, 2009 in GeneralTags: crisis, economía, gobierno, política, zapatero Como ya vaticinabamos hace tiempo, nuestro querido ZP tiene un nuevo plan, el plan definitivo para no perder votos. […]






A %d blogueros les gusta esto: