Cuento: Connie (III)

Para terminar bien el mes, aquí va la tercera y última entrega del relato. Espero que os guste, y de todas formas os lo podeis descargar desde Safe Creative pinchando en la etiqueta que aparece en el lateral del blog.

Cuento: Connie (III)

(Ups, esto ha estado unos días con el enlace incorrecto… Lo siento, espero que lo podais leer bien.)

Anuncios

  1. Creo que, consciente o inconscientemente, das muchos guiños a la literatura de Ciencia Ficción clásica. Me da la sensación de que “Andrew” es un homenaje a Asimov (el hombre bicentenario) y que el 9.000 es, si no recuerdo mal, una reminiscencia de HAL, de Clarke. A ver si me da tiempo este finde a terminar de leer el relato, porque por ahora solo le he echado un vistazo.
    Lo que siempre me ha sorprendido de la literatura clásica de Ciencia Ficción americana, es que, pese a que en cuanto al “fondo” era muy interesante, el estilo, la forma, en mi opinión fallaba. Asimov, tenía para mi gusto un estilo narrativo bastante malo, parecía que escribía aprisa y corriendo. Y tal vez era eso realmente, porque tengo entendido que muchas de sus obras se publicaron originalmente por entregas en las revistas especializdas de ciencia ficción. Otro que tiene una prosa que deja bastante que desear es Arthur C. Clarke. Leí un par de novelas suyas y tres cuartos de lo mismo. O eso, o es que las traducciones eran malas, que todo puede ser. En todo caso, creo que los españoles estamos muy mal acostumbrados, porque la prosa de nuestros clásicos es de lo mejor de la literatura universal.

    Enhorabuena por el relato.

    • Gracias. Ciertamente la influencia de Asimov es clara, aunque los homenajes que indicas no los termino de ver claros (conscientemente, que no digo que por ahí escondido en mi cerebro no pueda ser así). Tengo especial atracción por el tema de los robots y la cibernética en general, tal vez porque tengo una visión muy mecanicista de la vida (sigo con bastante atención la teoría del gen egoísta), y la similitud entre el concepto de robot inteligente y las personas para mes es muy obvia. Tengo algunas cosas más de este tipo. El otro relato que ya he publicado aquí iba también por ese camino. Tengo una novela completa basada precisamente en este relato, que de momento tengo en la recámara.

      En general, los autores estadounidenses son la referencia, ya que son los que han terminado creando todos o la mayoría de los estilos, en lo que a ciencia ficción se refiere. Mi autor favorito es Philip K. Dick, que si los otros te parecen sucios, este no te quiero contar. Pero sencillamente me parece el autor más alucinante de la ciencia ficción desde la segunda guerra. Y sí, la mayoría de ellos empezaron en folletines y revistas. Así empezó la ciencia ficción como la conocemos. Por eso nunca se le ha terminado de respetar, pero espero que eso cambie en los próximos años.

  2. Pues si me mencionas la teoría del gen egoista, y me dices que te atrae esa concepción mecanicista de la vida, tal vez debería leer “La Física de la Inmortalidad” de Frank J. Tipler.

    http://es.wikipedia.org/wiki/Frank_J._Tipler

    Yo he de confesar que este libro me cambió la concepción de muchas cosas. Plantea como la física se puede meter en lo trascendente y en la metafísica sin despeinarse, y como el concepto de “ser vivo” es algo que no está tan claro. Yo no sé si los autores de Matrix leyeron mucho a este tío o este tío vio mucho Matrix XD.

    Saludos.

    • Probablemente fue lo segundo. De hecho estoy de acuerdo con esa afirmación. Mira, cuando preguntas a un físico y te dice que no tiene muy claro porqué tenemos masa, la cosa huele a chamusquina. Todavía se está intentando descubrir porqué tenemos masa, porque a resultas del hecho de que todas las partículas también son ondas, eso crea una duda razonable sobre la naturaleza de la materia. Así que sí, todavía hay muchas cosas por descubrir y aunque nuestra limitada mente no sea capaz de aprehenderlas todas, podemos llegar a comprenderlas con ciencia. Nos queda mucho por descubrir.

      Me apunto lo del libro.

    • Joer, acabo de leer una entrevista de Punset al tal Tipler y leches, que venado. Ese sí que se podía poner a escribir ciencia ficción como un loco. El tema es que no puede demostrar nada de lo que dice. Pero bueno, puede ser una fuente de inspiración, que duda cabe… 🙂






A %d blogueros les gusta esto: