Archivo para agosto 3rd, 2009

Paranoias: DNIe

DnielectronicoTodos hemos oído hablar del tema del DNIe. De hecho ya unos cuantos tendrán uno en su cartera. Este “inocente” trozo de plástico lleva toda una cantidad de información relevante sobre nosotros que puede ser usada de múltiples maneras, y haqueada, también, de varias formas ya públicas y conocidas. No sólo el nuestro, claro, sino que cualquier identificación biométrica de las que están imponiendo nuestros “queridos” gobiernos occidentales es fácilmente falsificable y rompible, de manera que nuestros datos pueden quedar públicos de forma relativamente sencilla para los que saben de esto.

Tengo un conocido al que no veo hace tiempo, pero recuerdo mi última conversación con él: era un forofo del DNIe, pero por un motivo muy concreto: quería vivir de fabricar los aparatitos para su lectura. No sé si lo ha conseguido, parecía un proyecto en el que al final él iba a ser el último mono, pero estoy totalmente desconectado de él, así que no puedo saberlo a ciencia cierta. Recuerdo, sin embargo, que hablaba con pasión del tema, que era el futuro, etc… Sí, yo asentía con la cabeza, pero ya entonces como ahora era un paranoico de padre y muy señor mío, y a sus razones yo aducía, y sigo aduciendo, la misma contra-razón: la supresión de derechos y libertades que el mero hecho de tenerlo va a suponer alcanza a límites de Gran Hermano, y esta vez no es una frase hecha. Explico porqué.

El otro día vi un documental sobre la pérdida de derechos y libertades que se ha producido en Gran Bretaña desde la llegada de Blair al poder, y que el señor Brown se ha dedicado a extender desde hace dos años. Entre otras muchas cosas se hablaba de un tema que sólo por si mismo me llamó poderosamente la atención y que me hizo rememorar aquella conversación con mi amigo. Al parecer, los británicos no tienen DNI, algo tan normal aquí. Sólo excepcionalmente Churchill impuso durante la guerra una identificación que luego fue retirada al terminar el conflicto. Blair intentó imponerlo y Gordon Brown parece que va a conseguirlo. Naturalmente, conservadores y liberales en general están en contra. Esto me hizo pensar en las consecuencias de una identificación personal, y en el sentido que tiene en países con tradición en ese sentido, como el nuestro. Y se da uno cuenta de que nos han tangado vilmente.

Buscando un poco sobre el tema (vease la Wikipedia), veo que fue una imposición franquista (de hecho, Franco tenía el nº 1), cosa que confirmaba mis sospechas al respecto. En general, los países latinos son proclives a la instauración de un “carné” identificativo para todos los ciudadanos a partir de cierta edad. La cuestión es que en España, hasta ahora, este documento prácticamente no valía para nada (de hecho la mayoría de la gente ni siquiera lo lleva encima), a no ser que fueras a pagar con tarjeta de crédito o bien tuvieras que hacer algún papeleo oficial. Sí, te lo pueden pedir por la calle, pero eso pasa prácticamente nunca (a mi sólo me lo han llegado a pedir cuando fui a Londres, y punto). Entonces, se preguntarán algunos: ¿por qué deberíamos temer al DNI electrónico? Bueno, pues porque tiene unos contras como una catedral, que paso a describir sucintamente para no alargarme mucho:

  • Contiene toda la información sobre nosotros: en cualquier uso que hagamos de él, el que lea el chip puede acceder a esa información (sí, ya sé que tiene niveles de acceso, pero son fácilmente rompibles por alguien que sabe lo que hace), con lo que estaremos aportando toda esa información a fuentes no oficiales de forma inmediata.
  • Todo sistema de cifrado es rompible. Por definición, la información es manipulable, mutable, por lo que, ya sea por fuerza bruta o con complejos sistemas de desencriptado, toda clave, por muy larga que sea, puede ser rota con el paso del tiempo. NO EXISTEN LOS SISTEMAS IRROMPIBLES. Cualquier especialista en seguridad os lo puede decir. Es cuestión de tiempo. Y dada como está la tecnología en los últimos tiempos, lo que antes se tardaba 5 años en romper ahora se rompe en 1. Con la computación cuántica, en 20 años romper estas claves será cuestión de minutos. Teniendo en cuenta que ni siquiera hay información pública sobre los algoritmos ni los sistemas de claves, mucho me temo que no hará falta esperar tanto para ver DNIe rotos en cuestión de horas o días.
  • En el DNI se podrán almacenar una gran cantidad de información, pero mucha más es la que se almacenará en red. Cada vez que hagamos una transacción con él (desde pagar algo hasta sacar dinero, etc…), eso quedará inmediatamente registrado digitalmente. Toda nuestra vida quedará grabada, ya que la intención, que no lo niegue nadie, es que se use para cualquier transacción online u offline. Podremos estar permanentemente vigilados de forma sencilla, ya que en un momento podrán saber todo lo que hemos hecho, pudiendo usarlo de formas que pueden rozar la estupidez (en USA y GB se han hecho auténticas barbaridades en la “lucha contra el terrorismo”).
  • En países como Gran Bretaña, Gordon Brown ya ha dicho que venderá la información de los DNIe a empresas. ¿Cuanto creéis que tardará en ocurrir algo parecido aquí?
  • ¿Qué uso se le va a dar? ¿Las empresas podrán saber si tenemos SIDA, nuestro historial médico o delictivo, nuestro nivel real de educación o lo que compramos en segundos para contratarnos o no, por ejemplo? ¿Se va a limitar a usos puramente gubernamentales? En los países anglosajones sí que se le va a dar ese uso.

Estos son sólo algunos temas candentes. De hecho, yo me estoy planteando que ya sólo nuestro DNI de plástico es una afrenta a nuestras libertades individuales. Me estoy planteando que deberíamos empezar a fijarnos en que Papá Estado nos ha estampado un código de barras en la frente para reconocernos con sólo pasarnos uno escáner (o un RFID, que es más moderno) y que somos un poco menos personas estando identificados. Y por favor, que nadie arguya lo del terrorismo, que ya no cuela.

Nos la han vuelto a jugar

camps-tomas-sastre-trajePues sí, lo ha vuelto a conseguir. En esta ocasión, los amigos Camps y Costa se han librado, de momento, de un juicio que se antojaba prácticamente asegurado. Sin demostrar nada (es más, los jueces ni siquiera se han leído lo enviado desde Madrid para la causa), y encima quedando de mentiroso, el tío y sus colegas se libran de un más que seguro espadazo justiciero que se ha quedado en palmaditas en la espalda. ¿Por qué? Pues a decir verdad, casi se veía venir.

Porque el presidente del tribunal de la causa es coleguita suyo. Prevaricación al canto. No sólo le dicen que mintió, sino que sin mirar nada más simplemente dicen que eso no implica que cometiera ningún delito. Vamos a ver, señores: ¿me van a decir que hasta el más tonto del pueblo entiende que alguien con poder puede conseguir que se den tratos de favor aunque no se los den ellos mismos? Vienen a decir que el que recibieran los regalos no implica que ellos actuasen de ninguna forma a favor de las empresas encausadas (sólo en Madrid, porque aquí directamente han terminado el proceso). Vaya, ahora no es posible decirle a la persona correspondiente: oye, dale a este este proyecto que es amiguito mío. Vamos, de toda la vida de Dios.

Como digo, lamentablemente se veía venir. Camps y sus acólitos son alguien con mucho poder en Valencia (ese juez tenía que haber sido RECUSADO ipso facto en cuanto se supo que sería el presidente de la mesa; es más, tenía que haberse recusado a si mismo si tuviera un poco de decencia), y su capacidad de influencia es gigantesca. Ahora veremos que decide el Tribunal Supremo, pero hasta tanto no llegan (espero). Si también en el Supremo salen de rositas, pongo el grito en el cielo. Nos están dando por saco inmisericordes y nosotros aguantando marea, y además poniendo la cama. Esto ya empieza a ser un poquito insostenible: Gobierno incapaz de nada y oposición corrupta hasta las orejas. Que jodido país.





A %d blogueros les gusta esto: