Nos la han vuelto a jugar

camps-tomas-sastre-trajePues sí, lo ha vuelto a conseguir. En esta ocasión, los amigos Camps y Costa se han librado, de momento, de un juicio que se antojaba prácticamente asegurado. Sin demostrar nada (es más, los jueces ni siquiera se han leído lo enviado desde Madrid para la causa), y encima quedando de mentiroso, el tío y sus colegas se libran de un más que seguro espadazo justiciero que se ha quedado en palmaditas en la espalda. ¿Por qué? Pues a decir verdad, casi se veía venir.

Porque el presidente del tribunal de la causa es coleguita suyo. Prevaricación al canto. No sólo le dicen que mintió, sino que sin mirar nada más simplemente dicen que eso no implica que cometiera ningún delito. Vamos a ver, señores: ¿me van a decir que hasta el más tonto del pueblo entiende que alguien con poder puede conseguir que se den tratos de favor aunque no se los den ellos mismos? Vienen a decir que el que recibieran los regalos no implica que ellos actuasen de ninguna forma a favor de las empresas encausadas (sólo en Madrid, porque aquí directamente han terminado el proceso). Vaya, ahora no es posible decirle a la persona correspondiente: oye, dale a este este proyecto que es amiguito mío. Vamos, de toda la vida de Dios.

Como digo, lamentablemente se veía venir. Camps y sus acólitos son alguien con mucho poder en Valencia (ese juez tenía que haber sido RECUSADO ipso facto en cuanto se supo que sería el presidente de la mesa; es más, tenía que haberse recusado a si mismo si tuviera un poco de decencia), y su capacidad de influencia es gigantesca. Ahora veremos que decide el Tribunal Supremo, pero hasta tanto no llegan (espero). Si también en el Supremo salen de rositas, pongo el grito en el cielo. Nos están dando por saco inmisericordes y nosotros aguantando marea, y además poniendo la cama. Esto ya empieza a ser un poquito insostenible: Gobierno incapaz de nada y oposición corrupta hasta las orejas. Que jodido país.

Anuncios

  1. Ajo y agua. Y el que quiera vivir en un pais decente que se vaya a vivir a Noruega (y vete tu a saber …) 🙂
    El dinero y el poder compran voluntades y corrompen. ¿Que diria Quevedo? ¿Poderoso caballero don dinero? 🙂 . Se va perdiendo cada dia más fe en el sistema, pero lo que realmente fastidia es la perdida de la credibilidad en el sistema judicial. ¿Justicia ciega? jajajaja

  2. Y el circo continúa: ahora son tres las jurisdicciones que están en el mismo caso. Flípalo. En la vida había pasado algo así en este jodido país. Y lo que nos espera. Los tiempos del pelotazo continúan impasibles, inasequibles al desaliento, que dirían algunos…

  1. 1 Los inquisidores y la España bananera de Rajoy « 14 de abril

    […] Bentria, Fermín Bouzas,  José Carlos Castillo,  José Antonio Martínez Soler,  Juanjo, Kurtz, lainon, ottoreuss, Sergio Aznar, PAT,  Ramón […]






A %d blogueros les gusta esto: