Neon Genesis Evangelion

Hace un tiempo relaté el argumento de forma muy resumida de Serial Experiments Lain, que considero que es la mejor serie de animación de ciencia ficción de la historia. Pues bien, Neon Genesis Evangelion no le va a la zaga. Creada más como una historia de aventuras futurista de corte fantástico más que de ficción científica, fue degenerando en una narración totalmente digna de un Shakespeare moderno, un drama de dimensiones descomunales que sería difícilmente narrable en un blog. Su final viene marcado por la canción que presento en el video de más abajo, que para el que no haya visto la serie de parecerá una paranoia de tres pares de narices, pero para el informado es una de las obras maestras del anime. Al igual que en su día recomendé ver SEL, ahora os recomiendo ver NGE, cuya profundidad narrativa y artística es de difícil comprensión si no se ve varias veces y no se leen segundas interpretaciones de forma automática.

Que narices, lo mismo un día me arranco y os la cuento (hasta donde se puede contar, como siempre). Hasta entonces, ahí os va eso:

Anuncios


A %d blogueros les gusta esto: