20 años de televisión privada

Hace un par de días se cumplían 20 años de la aprobación del Real Decreto que permitía la aparición de entidades televisivas privadas, que trajo consigo la aparición de Antena 3, Telecinco (sigh) y Canal +. En estos 20 años hemos visto de todo, pero ante todo mi resumen general del experimento es que ha sido UNA MIERDA PINCHADA EN UN PALO.

Perdón por las mayúsculas. Es que no he visto nada bueno en lo que trajeron las privadas (con la honrosa excepción de Canal+, que por mucho que digan no es lo mismo que Cuatro), con su telebasura, contraprogramación y demás estupideces dignas de niños de patio de colegio. Si, ha habido más variedad general en la televisión, pero esa ha sido la única ventaja. Hemos tenido que sufrir unos canales, concretamente Antena 3 (que empezó bastante bien, todo sea dicho de paso, pero se fue a tomar por saco no se sabe muy bien como) y Telecinco (esto fue insufrible desde el principio, aunque tuvo épocas, sobre todo informativamente hablando, de esplendor), que válgame el cielo, que malos han sido en general. De hecho verán que tengo como enlace interesante Desintoniza Telecinco, toda una declaración de intenciones.

Los nuevos canales, Cuatro y La Secta Sexta, empezaron bien pero están terminando como clones de las anteriores, programando mal, peleándose entre ellas como antaño ocurría con el fútbol (mal que sigue en la actualidad), y desarrollando una mala conducta ética que da grima. Cuatro se salva un poco por los informativos (no de deportes, que son malos de narices) y algunas otras cosas, pero tiene demasiados realities. La Sexta no se sabe bien por donde va, todavía va dando tumbos porque no saca rentabilidad a los deportes. Y la TDT no está mejorando mucho el panorama, aunque por lo menos tenemos canales de series, algunos infantiles, y los que quieren deportes, tienen canales propios. Justo lo que ocurre con la televisión digital de pago. Cuando hace 5 años decidí comprar el cable, me di cuenta de que la televisión terminaría siendo así, en general, y es una teoría que se está demostrando cierta.

En fin, disfruten mientras puedan. Espero que la TDT nos de mejores satisfacciones que lo que ha sido la TV hasta ahora, es decir, un poco de maledicencia, basura y estupidez en grado sumo.

Anuncios

  1. El día que la caja tonta se convierta en la caja ilustrada … Ese día o las ranas se afeitan o es que se han comido un ‘trip’ los directivos de las CADENAS (cadena = que ata o sujeta a algo, como puede ser la ignorancia, el amarillismo, el opio del pueblo , la TV basura,…)

    De todas formas, siempre nos quedará la 2 con Eduard Punset y con sus docus, que quieras o no es mi solución a algunos viernes/sábados personales 🙂

    • Yo ya me he terminado pasando al cable y a los canales de documentales, es la única forma de ver algo decente en televisión hoy día. Y a Punset se le puede ver por Internet, así que realmente no me hace duelo no ver la 2… Está muy claro que la tele tal y como la conocemos va a desaparecer en relativamente poco tiempo. Es cuestión de esperar un poco y podremos ver televisión a la carta en Internet (o desde la misma TV, conectados a la Red). El streaming ya es la moda y en breve se convertirá en la norma (he descubierto la web de Canal+ donde ponen programas suyos completos, igual que hace TVE). La tendencia terminará reduciendo las posibilidades a Internet en breve plazo, así que las televisiones generalistas van a tener que tomar el único rumbo posible: pasarse a la red, pero de verdad, no las chorrapolleces que hacen con esas web chorreras que no funcionan la mitad de las veces y que son todo puro flash.






A %d blogueros les gusta esto: