Archivo para septiembre, 2009

Google está en juicios en Italia por un vídeo de un joven con problemas psíquicos en una situación complicada (una pelea, parece ser). Google retiró el vídeo cuando recibió quejas al respecto, pero se les acusa de no controlar absolutamente todo lo que se publica en sus servicios, concretamente en este caso Google Video.

Público.es – Comienza el juicio contra Google en Italia.

Ahora bien, ¿hasta que punto es Google responsable de algo así? Google ni siquiera es un medio de comunicación como cualquier prensa, televisión, etc… ¿Qué tipo de servicio es Google Video, o YouTube, o cualquier cosa por el estilo? Son sitios donde cualquiera puede publicar cualquier cosa, y donde los usuarios controlan con su opinión y votos si el contenido es apto o no. Se suben miles de vídeos diarios a estos servicios (muchos miles), y es imposible mirarlos todos para ver si son correctos o no. No hay empresa que pueda contratar a la gente suficiente para hacer tal cosa. Son servicios gratuitos que se espera que sean bien usados y que la gente puede controlar. Si así fuera, es decir, si Google tuviera que controlar absolutamente toda la información que permite visualizar, Google no existiría, ni Yahoo, ni ninguna gran empresa de este tipo. Tampoco podría subirse la mayoría del material que hay porque sería inadecuado, sería insensible de alguna manera o simplemente molestaría a alguien. Llegamos a un límite absurdo que además en este caso es inútil puesto que Google ya retiró el vídeo en su momento cuando fue avisada del problema. Pero Google no creó el vídeo, ni lo editó, ni lo colgó. ¿Es responsable entonces de la existencia de ese vídeo? Si Google no lo hubiera admitido, seguramente se hubiera colgado en otro sitio. Realmente no importa mucho, el efecto hubiera sido el mismo o parecido, y probablemente fuera del alcance de las autoridades italianas.

Esto crea graves precedentes, y en mi opinión es simplemente un avance más de la perdida de derechos y libertades que se está viviendo en ese país. Naturalmente que hay cosas que no están bien, pero llevar a juicio a unos señores que nada tienen que ver con la cuestión, que incluso podrían ir tres años a la cárcel sin comerlo ni beberlo es para pensarse dos y tres veces lo que está pasando en Italia. Es grave, mucho, que en un país democrático y avanzado (o eso parecía, visto lo visto) ocurran este tipo de cosas. Eso por suerte aún no ocurre aquí, pero al paso que va la burra, no sé que decirles…

Anuncios

La realidad oculta del cine

Esto son declaraciones de Juanjo Puigcorbé, recientitas y calentitas:

Hay unos amigos determinados del régimen, del anterior y del de ahora, unos con un gobierno y otros con otro, que están ocupando absolutamente toda la producción nacional. Esto está en manos de cuatro y esos cuatro se han hecho multimillonarios en muy poco tiempo. […] La culpa de la situación del cine, del teatro y del mundo de la cultura en general no es de los actores jóvenes, sino de los amigos del poder que están ocupando con su influencia todos los puestos de audiovisual, medios técnicos, realización, producción, etcétera. Esto lo sabe todo el mundo de nuestra profesión. Nadie lo dice, pero alguien tiene que decirlo. […] Aquí de lo que se trata es de hacer monopolios y cargarse a la competencia, entonces es cuando se hace dinero en este mundo de la cultura. Ahora mismo un productor suelto no puede hacer nada y menos ahora que van a quitar la subvención a las películas de menos de 2 millones de euros de presupuesto. Serán las televisiones, que son las que tienen dinero y lo publicitan, las que puedan operar.

Dice el propio Juanjo que lo mismo le va a resultar más difícil trabajar después de decir esto. Aunque puedo entender porqué lo dice, tampoco dice nada que muchos no intuyéramos o supiéramos ya desde hace tiempo. Que el cine en España se ha convertido desde hace años en una cosa de mafiosos es algo que está bastante claro. Hace mucho tiempo que no prima hacer cine para el público, sino para engrosar las cuentas corrientes de unos cuantos que están aprovechando su cercanía al gobierno para enriquecerse a base de subvenciones.

No digo nada más. He criticado en varias ocasiones la situación actual del cine español y no me voy a prodigar más (hasta la próxima vez, jeje…). Simplemente decir que de vez en cuando está bastante bien que surjan estos arrebatos de sinceridad, es más, por parte de personas como este señor que no está precisamente alejado ideológicamente del desgobierno actual.

Los nuevos ricos

Leía hace poco que el gobierno ha hecho su magia y que había conseguido, por arte de birbiriloque, que todos seamos ricos de la noche la mañana. Sí, el domingo eramos todos los mismos pobres de siempre, y de repente el lunes eramos nuevos ricos dispuestos a dar nuestros beneficios a la causa mayor. Felipe González decía que no existían varitas mágicas, pero Zapatero, una vez más, ha conseguido lo imposible. No entiendo como podemos seguir criticándole sin piedad. Es un verdadero “Mago de Öz“…

Porque efectivamente, la subida de impuestos estaba dirigida especialmente, decían, a los ricos (los que pueden ganar más de 60.000 euros al año, que ya son pelas, aunque yo también metería a los que ganan un poco por debajo de eso, que también son pelas), a las clases medias-altas, etc… Gracias al cielo nuestros reales familiares no pagan impuestos, porque ¡les han congelado la asignación real! Pobrecitos, donde van a ir con esos ocho millones anuales. Los nuevos ricos podremos estar contentos de pagar el estado de bienestar… Oh, wait!

Porque, espera… Vaya, resulta que el IVA, ese impuesto fantasma que nadie sabe muy bien para que sirve excepto para que el gobierno llene sus arcas a nuestra costa, LO PAGAMOS TODOS. Ricos y pobres. Vaya, ya no me siento tan rico. Resulta que se suben entre otros este impuesto para poder pagar a los parados y demás ayudas, pero resulta que ese extra de 2% lo pagaremos todos a su vez en cada producto adquirido, incluidos aquellos que van a recibir esas ayudas. Eso significa que ahora nos quitan para volver a quitárnoslo otra vez después. Porque que no espere nadie que el impuesto vuelva a bajar otra vez cuando vuelvan los buenos tiempos. Va a quedarse ahí como un inquietante recordatorio del gobierno que tuvimos que sufrir durante la crisis.

Pero habrá consecuencias. Corbacho dice que no repercutirá en el consumo. Y un carajo. Menda mismamente ya se está planteando que cuando si instaure la subida (se supone que a mediados del año que viene) va a atarse el cinturón. Un 2% más supone un dinero que para la mayoría de las familias puede suponer alrededor de entre 300 y 500 euros más de gasto sólo en la compra semanal a lo largo del año (y esto siendo conservador). Inevitablemente, las rentas más bajas van a tener a la adquisición de menos productos, especialmente los que no son de primera necesidad, y eso, señor Corbacho, sí afecta al consumo. Precisamente ahora que lo que necesita la población es líquido, nos lo quitan. Pero como he dicho antes, nos lo quitan por partida doble. Nos empobrecen a todos, y a los más pobres, el doble. Es más, van a ser los propios parados y gente con problemas económicos los que van a auto-financiarse las ayudas. Como siempre, un completo despropósito.

Se anda diciendo que es posible que, por primera vez en la historia, los empresarios piensen en declararse en huelga. Porque los que están en régimen general no son meros recaudadores (van a sufrir en sus carnes la bajada en el consumo), pero los que están por módulos van a tener que pagar más por lo mismo. Ya no es que nos quiten a los ciudadanos, sino que directamente van destruyendo el tejido empresarial más de lo que está, porque cientos de miles de autónomos y pequeños empresarios han tenido que cerrar por la crisis. Y ZP y compañía tomando medidas valientes, sí señor. Insisto, no entiendo porque criticamos tanto a nuestros líderes, ya que estos toman las mejores medidas para nosotros. Tenemos, EXACTAMENTE, lo que nos merecemos, por haberlos elegido.

Yo, Zapatero

Os presento una muy acertada visión sobre nuestra situación actual:

Yo te lo administro. Y van 2

No es que ni la terminología ni las expresiones no sean de sobras conocidas por los que os pasáis por aquí de vez en cuando, pero ahora que nuestro querido gobierno quiere darnos por saco una vez más (hacía ya muchísimo tiempo que no se subían los impuestos en plena recesión), tenemos que recordarnos todos que no hay que dejar que nos vapuleen de esta manera. Ya no es que no estemos organizados para resistir semejantes empujes, es que ni siquiera nos enteramos de que recibimos ostias por todos lados… Hasta que nos duele.

Zapatero, una vez más, nos la vuelve a jugar. ¿Cuánto más vamos a aguantar? Como dicen en el artículo, la derecha sólo está interesándose por cosas que al fin y al cabo importan a una minoría, como el aborto o la eutanasia. Lo que nos afecta a todos, vaya, eso es harina de otro costal. Zapatero sabe que la derecha se quejará, claro, pero que acatará la subida de impuestos porque al fin y al cabo, ellos harían lo mismo si estuvieran ellos (de hecho, eso es lo que hacen en sus propios gobiernos locales y regionales). Ya sabemos que no hay diferencias ideológicas importantes, pero hombre, esto clama al cielo…

Zapatero es la imagen adulterada del irracionalismo metódico. Ya no se sabe por donde va. Su desdibujada figura ya no representa nada. Ni siquiera él es capaz de defender las propias políticas que firma de su puño y letra, y tiene que mandar a sus perros a hacerlo, le pese a quien le pese. Joder Solbes, que listo eres, macho. Que bien te lo has sabido montar. No sé si por iniciativa propia o por presiones, pero tú ya sabes como van a ir las cosas y ni en el Parlamento quieres estar. Ojalá el resto de la población lo tuviera tan claro como tu…

Cambiar EL sistema

Hace unos días comentábamos en este post la necesidad de cambiar el sistema. Sí, diréis casi todos, vaya ideas tiene este, como para hacerlo de hoy para mañana. Cambiar el sistema, nada menos. No, obviamente no estoy tan trastornado como para pensar semejante cosa, que no se asuste nadie. Pero lo que resulta cada día más evidente es que fallan tantas cosas hoy por hoy que no puede mantenerse algo como esto durante mucho tiempo. Y hablo de muchas cosas diferentes, pero en lo que me gustaría concentrarme en todo caso es en la política.

Como ya hemos dicho aquí muchas veces, no vivimos en una democracia real. Es más, nos han quitado las ganas de vivir en ella. La población vive en una auto-complacencia tan plena y tan raquítica a la vez que no presta atención a algo que tan duramente ha sido de conseguir: la libertad de decidir nuestros destinos. Pero decidir nuestro destino no consiste sólo en lo que vamos a comer o donde vamos a ir de vacaciones, sino también son nuestros derechos civiles, que nos han ido quitando poco a poco sin darnos cuenta (la mayoría).

Uno de esos derechos es la capacidad de decidir el futuro del lugar donde vivimos, ya sea nuestra localidad, provincia, región o país. Nos hacen creer que cada cuatro años decidimos como queremos las cosas, pero cada día más la gente se da cuenta de que no es así, que no decidimos nada, que sólo votamos a unos señores por lo bien que nos caen y que luego ellos hacen lo que les da la gana. Esto está consiguiendo que la desgana y el desanimo campen a sus anchas en nuestro panorama político y social.

Y no sé ustedes, pero el que firma está hasta los guichis de todo ya. Son nuestras vidas lo que nos jugamos, aunque no nos demos cuenta de ello. Cada decisión que toma un político, por el motivo o interés que sea, nos afecta tanto como la comida que comemos o el aire que respiramos. Pero bien se han encargado ellos de que no le demos importancia, haciendo nuestras vidas cada día más lamentables. Y pienso yo que en algún momento hay que demostrarles que las cosas no funcionan así.

Debemos realizar un ejercicio de democracia real, popular, participativa y universal, donde realmente decidamos por las cosas que nos incumben, que importan para nuestro desarrollo y del lugar donde vivimos. Porque si dejamos que nos sigan quitando poder y derechos, vamos a terminar en una sociedad donde seremos esclavos de los intereses de los más poderosos. De hecho ya nos estamos encaminando a esa sociedad “perfecta para ellos”, y que nos dejará maltrechos y sin los triunfos adquiridos a lo largo de los siglos XIX y XX. Es por esto que necesitamos, sin duda alguna, manifestar que seguimos teniendo esa capacidad de decisión, y que estamos dispuestos a manifestarla, les parezca bien o mal. Tal vez no podamos decidir nada, pero al menos les haremos llegar el mensaje de que nos somos idiotas (en el más puro sentido político griego de la expresión), de que somos suficientemente maduros para tomar las decisiones del país y que podemos lograrlo.

Para ello, estamos montando (todavía de forma incipiente) una plataforma online de democracia directa, donde podremos decidir sobre los asuntos importantes que nos incumben a todos. Un lugar donde podamos realmente “hablar” sobre política y tomar decisiones sobre nuestro futuro. Claro que no será vinculante, pero dirá a los señores que dirigen nuestros destinos (porque insisto, no somos nosotros) que estamos dispuestos a hablar alto y claro, ya que ellos no nos quieren oír. No se trata de dar simplemente una opinión (que se podrá), sino decidir por uno mismo la dirección que se quiere seguir en cualquier tema relevante de nuestra sociedad.

Por ello hago un llamamiento a aquellos que puedan estar interesados para que dejéis un mensaje en este post. También podéis escribirme a lainmlh ARROBA gmail PUNTO com para poneros en contacto directo, y os indicaré los pasos que estamos dando para que en el caso de que esteis interesados, podáis uniros al proyecto.

A ver, sé que la gente no está por la labor de participar, esa es una de las consecuencias del mundo que nos están legando nuestros líderes, pero si por asomo queréis realmente aportar un granito de arena en que la cosa cambie, os pido que os pongáis en contacto y colaboréis. El proyecto será abierto (software libre) y totalmente transparente, como no puede ser de otra forma. Os esperamos, con vuestras ideas y colaboraciones, para poder desarrollar un proyecto ambicioso como es este. Tal vez consigamos un poquito de fuerza, por lo menos para que sepan que no vamos a rendirnos sin oponer resistencia.

Ejemplo de artículo inexacto

A continuación os presento un artículo que podríamos denominar, cuanto menos, inexacto:

Público.es – Los 10 momentos más importantes de la historia de las Tecnologías de la Información.

Y vamos a ver porqué:

  • Cobol: sí, es un lenguaje antiguo, sin duda, que todavía tiene una gran implantación en bancos principalmente, pero de ahí a ser uno de los 10 momentos más importantes de la historia va un paso. Lenguajes como Algol, Pascal o C merecen ese puesto bastante más.
  • Arpanet: efectivamente, el inicio de la red de redes, sin duda alguna, pero las notas a las que hace referencia el artículo no son de 1969, sino de 1962. Nos tenemos que informar un poquito más, señor quien sea que ha escrito esto, porque no sale por ninguna parte.
  • Unix: bueno, estamos de acuerdo también en la importancia de este sistema, sin duda alguna, y por una vez no ha ninguna incorrección.
  • El primer ordenador portátil: nada que decir al respecto ya que en los comentarios del artículo se especifica claramente que el modelo Compass no es de 1991, sino de 1982.
  • Linux: bueno, bueno, bueno… Frase “legen-daria”: “Linux HA TRAÍDO LA LICENCIA GPL Y EL CÓDIGO ABIERTO…”, y no sigo porque todo lo que dice ese párrafo es una cantidad de chorradas como una casa. Primero, la GPL existe desde 1984, cuando el señor Stallman se la inventó porque estaba hasta los guichis del código cerrado que imponían las nuevas compañías de informática. ESE y no otro es el origen del open source o software libre. Linux simplemente fue liberado bajo esa licencia, pero la licencia como tal ya era conocida desde hace mucho tiempo antes, y el software libre y el código abierto, también, por supuesto, no sólo con la GPL, sino con otras licencias como la MIT y la BSD. Lo único que puede llevar a Linux a esta lista es que efectivamente, ha supuesto una revolución al llevar un sistema potente a todo el mundo, sin excepciones.
  • Window 95: la madre de diox nuestro señor… Atención a la frase: “el escritorio se estandarizó con la barra de herramientas, el menú de inicio, los iconos y el área de notificación”… ¡Si eso ya existía desde hacía mínimo 10 años antes! Tanto Macintosh como los sistemas gráficos para Unix ya poseían esas características de largo cuando apareció Windows 95. Y la frase final es de órdago. Viva el conocimiento informático. Windows 95 fue una de las peores lacras que hemos tenido que vivir los sufridos usuarios de PC en décadas.
  • La burbuja de las puntocom: la primera en la frente. Dice que pasó en 1990… Pues será con permiso del señor Berners-Lee y del CERN, porque no existía la web todavía… Pasó en el 2000, a ver si nos enteramos, señores de Público. El resto del párrafo, pura palabrería.
  • El regreso de Steve Jobs a Apple: que cantidad de paridas por palabra cuadrada. Primero, el señor Jobs YA ERA el puto amo cuando fundo Apple con el señor Wozniak hace como 30 años (un poco antes, de hecho). Ya creaba “hype” en el mundo informático mucho antes del iPod, el MacOS X y todas las chorradas que fabrican ahora. Y recordemos que es el creador de Pixar, NeXT y otra cantidad de cosas que lo convierten en el maldito amo del chip. Y lo del iPhone… Yo ya tenía teléfono táctil como 5 años antes de que apareciera el iPhone. Contrastando noticias, sí señor.
  • Napster: que tuvo una influencia clara en el P2P, eso no lo duda nadie, pero fue un estrepitoso fracaso tanto tecnológica como comercialmente. Además, lo compara curiosamente con el BitTorrent, cuando no tienen absolutamente nada que ver tanto técnica como estructuralmente.
  • Wikipedia: reconozco que es un momento importante del mundo público de la informática, pero como resaltan en los comentarios del artículo, no es un momento de la informática, sino de la información, como mucho. Pongamos a cada uno en su sitio.

Todas las listas son parciales y no se pueden cubrir los aspectos realmente importantes, pero es que esta lista tiene tantas incorrecciones, inexactitudes y falsos positivos que da miedo, aparte de dejarse cosas realmente más importantes, como la invención del PC como tal, la Web, la invención del móvil, que sí son tecnologías de la información, y no Napster o Wikipedia, o lo de Jobs, que hay que tener narices de meterlo ahí con calzador. A ver si nos ponemos las pilas, señores de Público, que publicamos cualquier cosa y esto no está bien para la imagen de un periódico que aspira a ser serio.

Serie: Los 4.400

4400Para suavizar un poco el tono de estos días (que mucho me temo que habrá que mantener), me gustaría hacer un comentario sobre la última serie que he visto y que me parece interesante de destacar, además de aportar mi humilde crítica a lo que me ha parecido una serie potente pero que no supieron aprovechar adecuadamente: Los 4.400.

Los 4.400 comienza con una bola de luz que se acerca a la Tierra y que todos creen que es un meteorito, pero que termina manifestándose como una especie de nave que aterriza en un lago de Seattle y que deja una carga inesperada: 4.400 personas que había desaparecido a lo largo de los 60 años anteriores en todo el mundo aparecen de repente en el lago, para desconcierto de todo el mundo. El NTAC, una agencia de seguridad de los USA, se hace cargo inicialmente de estas personas, poniéndolas en cuarentena durante un cierto tiempo, y liberándolas después al no haber muestras de nada extraño en ellos. Pero eso termina siendo falso, ya que a los pocos días, algunos de ellos comienzan a manifestar una especie de “poderes” extraordinarios, como telequinesia, movimientos ultra-rápidos, visiones del futuro, curaciones, etc… Los agentes del NTAC Tom Baldwin y Diana Skouris se dedican a investigar los casos que se van presentando, y se dan cuenta de que ocurre algo especial con ellos. Un 4.400, Jordan Collier, es un millonario exitoso que decide crear un centro para reunir a todos los 4.400, ya que se sienten discriminados mientras se hace público que posiblemente todos los regresados tengan poderes. Los casos aumentan y la propia familia de Baldwin se ve afectada, ya que su sobrino es un 4.400 y su hijo quedó en coma cuando Shawn (el sobrino) desapareció. Shawn, que muestra poder de curación, pero que al mismo tiempo puede quitar la vida con solo tocar a la gente, es reclutado por Collier para su centro.

Todo se escapa de las manos cuando se van conociendo los poderes de los abducidos, y el gobierno empieza a rodear políticamente a los 4.400. Mientras, se van sucediendo los casos y Diana adopta a una de los 4.400, Maia, que tiene visiones del futuro. Los dos agentes, por motivos personales, se ven cada vez más involucrados en la investigación, hasta que finalmente se descubre que es lo que proporciona a los 4.400 sus poderes: un quinto neurotransmisor llamado Promicina libera aspectos de su mente que para los “normales” están vedados y les aportan sus poderes extraordinarios. Por otro lado está la historia de Richard y Lilly, dos 4.400 que no han desarrollado ningún poder, pero tienen una hija en común que ya desde el seno materno manifiesta poderes especiales, pero especialmente poderosos. Además, según como le da al futuro bebé, puede matar a los que intentan agredir a sus padres, y aporta una visión del futuro a Collier, que se convierte de duro y competitivo empresario a benefactor humanitario.

Las historias van entrelazándose y no voy a contar cada detalle, porque la trama va enredándose tanto que se generan historias alternativas por doquier. Baste decir que a medida que se van introduciendo personajes nuevos las historias se van complicando cada vez más, llegando a un punto en que el hijo de Baldwin se convierte en lider de los 4.400 y un grupo de perseguidores por el tiempo, los “marcados”, intentan destruirlos de cualquier forma. Además, la Promicina queda disponible para los simples mortales, pero sólo el 50% puede sobrevivir a un “chute” de la droga. Sí, no olvidaré indicar que en realidad, todo este follón lo monta la “gente del futuro”, que es quien ha raptado a los 4.400 y los ha devuelto, en teoría, para “salvar al mundo”.

Esto no vale ni como resumen. Recomiendo a aquellos que gusten de buenas historias y de la ciencia-ficción que la vean (creo que la están emitiendo ahora en Cuatro, y la suelen emitir en las digitales -no TDT-). Sirva sólo como aperitivo de lo que podeis llegar a ver. Ahora bien, ahí va mi sensación particular sobre la serie. La idea de la serie es muy interesante y bastante original, ya que por una vez los abducidos no lo son por los extraterrestres, sino por gente del futuro que teoricamente quiere salvar la Tierra de un futuro catastrófico. Los argumentos y los personajes comienzan bien, de forma relativamente creíble (todo lo que pueden serlo), pero hay varios problemas que fueron haciendo que la cosa se fuera yendo al garete con el paso de las temporadas (4):

  • Es una serie muy procedimental: esto significa que, aunque haya una historia de fondo, todos los capítulos tienen básicamente la misma estructura. Esto está bien para una serie policiaca, pero para una historia como esta, comienza a crear limitaciones que a priori no tenía y que van dejando la trama principal en un segundo plano, cuando tenía que haber sido al revés. Además, las historias procedimentales se van entrelazando con la principal, lo que crea desconcierto al espectador.
  • Las sub-tramas se entrelazan a veces de forma torpe con la trama principal, no siendo muy creíble que un chico asustadizo que no entiende porque oye voces (en realidad, lee la mente de los demás), se convierte de la noche a la mañana en un super-agente de la CIA capaz de terminar con un director del NTAC, sólo por poner un ejemplo. Las visiones de Maia se cumplen, pero sólo parcialmente, porque en ocasiones parecen olvidarse de ellas para retomarse una temporada después, con lo que ya nos hemos olvidado de lo que predijo. El personaje de Tom Baldwin, que en principio es muy sólido, no hace más que dar bandazos: de última esperanza de los 4.400 se convierte en un “marcado” obstinado con terminar con los abducidos.
  • Los WTF (What The Fuck: algo así como “¿Qué ostias pasa?”) de la serie están repartidos de manera poco uniforme, y lo mismo te asaltan a mitad de temporada como estás esperando uno al final de una y no llega, o se desinfla como un globo.
  • La historia no es del todo lineal, como ocurre en Perdidos, y eso hace perder un tanto el interés si no la sigues a pies juntillas. En parte esto tiene sentido porque durante la serie se juega con el concepto del tiempo, pero claro, eso supone que los seguidores de la serie tengan que hacer algunas cábalas chungas para seguir el entradado del argumento, y a no ser que seas un poco friki, es bastante difícil. Yo me la he visto de un tirón y me ha costado seguirla.

En fin, son detalles que creo que hicieron que la serie fuera perdiendo el favor de la gente, y aunque tuvieron muchos seguidores, la tuvieron que cancelar al final de la cuarta temporada. Creo que con algunos cambios en la tercera temporada hubieran podido seguir con una fama equivalente a la de Perdidos. En cualquier caso, creo que es una serie estupenda para ver, aunque aviso que el final no gustará a muchos, aunque claro, no tuvieron más remedio ya que no podían continuar. Que la disfruteis.

Cambiar de sistema

Bueno, mis críticas a la democracia han sido diversas en este blog, así que no voy a abundar mucho más en ello, ya que hay artículos y comentarios suficientes para el debate. La democracia, tal y como existe hoy en día, es una entelequia que de poco vale, ya que no cumple su definición básica: forma de gobierno en la que el pueblo tiene la soberanía.

Leyendo una viñeta de Mafalda, me ha sobrevenido la necesidad de escribir este post. En ella, la niña lee la definición de democracia en el diccionario, y se pasa el resto de la viñeta riéndose a carcajada limpia, sin más diálogos. Más allá del evidente desafío intelectual que supone la creación de Quino, me ha hecho pensar en que efectivamente, no vivimos en democracia. Si viviéramos en democracia, los ciudadanos no sólo pintaríamos algo sino que además existirían medios y formas de permitirnos una participación directa en los asuntos de estado. Leyes tan importantes como la del aborto o la de educación, por ejemplo, tendrían que pasar por un plebiscito que exigiera un mínimo para ser aprobado, y que la votación de los ciudadanos fuera determinante. Eso lo hacen en muchos países de nuestro entorno (aunque con mucha mayor vocación democrática que la nuestra, y más antigua), y no pasa nada, todo funciona bien y no viene ningún lobo a comerse a nadie.

Pero no interesa. Simplemente no interesa. Y nosotros, como no decimos ni esta boca es mía, pues tragamos carros y carretas inmisericordemente, dejándonos dar por saco por no decir otra cosa una y otra vez. Se nos ponen excusas insulsas, como que habría “fatiga democrática” por tener que ir a votar (o sea, una forma de llamarnos idiotas a la cara sin que nosotros respondamos de ninguna forma). No tenemos ni la mínima vergüenza de exigir más poder, el que nos corresponde por estar en democracia. Pero no estamos, por eso no tenemos derecho a exigir nada. Perdimos nuestra oportunidad en 1978, cuando votamos una Constitución que sí, nos daba muchos derechos aparentes, pero nos quitaba totalmente la soberanía para dársela a los partidos. Son ellos los que mandan, no nosotros. A nosotros nos hacen creer cada cuatro años que decidimos algo eligiéndolos a ellos, pero nada más lejos de la verdad. En ese sentido me da vergüenza ajena lo risibles que somos.

Sigamos así. Nos va a ir de PM. Y ya no sólo con esto, sino dejando que ZP y compañía sigan dándonos por saco una y otra vez con su política-ficción. Sigamos así. Viva España.

Preview de Office 2010 en web

Bueno, tal y como veníamos diciendo en otros posts, al fin Microsoft está trabajando en una versión de Office 2010 para la web (lo que significa, si no pasa nada raro, que saldrá el año que viene, aunque lo mismo no lo vemos hasta diciembre). Esto tendrá algunas implicaciones, y si han hecho debidamente los deberes, será compatible entre plataformas y funcionará según los estándares.

Hay quien todavía no ve con buenos ojos las aplicaciones web. Craso error. Eso es vivir en el pasado, y cuando estén invadidos de aplicaciones web por todos lados (como ya está empezando a pasar), no tendrán muchas opciones. Cuando el ancho de banda se universalice y los navegadores terminen de dar lo necesario a los desarrolladores para que el trabajo funcione debidamente, no habrá barreras reales entre las aplicaciones web y las de escritorio, y yo sinceramente ya me decanté hace un tiempo por las aplicaciones web.

Esta versión de Office va con Word, Excel y Powerpoint. Es más que suficiente para la mayoría de los casos, aunque una versión de Access que permitiera el acceso remoto a los datos por medio de servicios web para su uso en otras webs estaría muy estupendo. Todavía habrá que ver que característica tendrá y hasta donde llegarán, pero como digo, si hacen bien los deberes podemos encontrarnos con un serio competidor de Google Docs, OpenOffice e incluso su propio Office Desktop. Tiempo al tiempo.

Esta mañana, mientras hablaba con un cliente por el Messenger, me sorprendí con semejante anuncio:

disfuncion

Naturalmente me quedé mirando, porque ni muchos menos esperaba que en un medio que usan incluso niños y adolescentes usaran semejante publicidad. Sí, que lo mismo está segmentado por edades, pero hay cantidad de gente que usa las cuentas de otros y el choque es matador. No comprendo bien como pueden colocar este tipo de spam en un programa como este. Por narices les tiene que salir rentable, si dejan colar cosas de este calibre.

¿Y tú? ¿Cuál es el mensaje más raro que mas visto en el MS (o Skype, o Yahoo, o el que quieras)?





A %d blogueros les gusta esto: