Preview de Office 2010 en web

Bueno, tal y como veníamos diciendo en otros posts, al fin Microsoft está trabajando en una versión de Office 2010 para la web (lo que significa, si no pasa nada raro, que saldrá el año que viene, aunque lo mismo no lo vemos hasta diciembre). Esto tendrá algunas implicaciones, y si han hecho debidamente los deberes, será compatible entre plataformas y funcionará según los estándares.

Hay quien todavía no ve con buenos ojos las aplicaciones web. Craso error. Eso es vivir en el pasado, y cuando estén invadidos de aplicaciones web por todos lados (como ya está empezando a pasar), no tendrán muchas opciones. Cuando el ancho de banda se universalice y los navegadores terminen de dar lo necesario a los desarrolladores para que el trabajo funcione debidamente, no habrá barreras reales entre las aplicaciones web y las de escritorio, y yo sinceramente ya me decanté hace un tiempo por las aplicaciones web.

Esta versión de Office va con Word, Excel y Powerpoint. Es más que suficiente para la mayoría de los casos, aunque una versión de Access que permitiera el acceso remoto a los datos por medio de servicios web para su uso en otras webs estaría muy estupendo. Todavía habrá que ver que característica tendrá y hasta donde llegarán, pero como digo, si hacen bien los deberes podemos encontrarnos con un serio competidor de Google Docs, OpenOffice e incluso su propio Office Desktop. Tiempo al tiempo.

Anuncios

  1. La gente que avisa sobre el peligro de las aplicaciones web no ha caído en ningún momento en ningún “craso error”, tienen razón, almenos en gran parte.

    Me explico, los peligros de las aplicaciones web son grandes y deberían resultar evidentes: para usar esas aplicaciones web los usuarios tienen que ceder una gran cantidad de sus datos a empresas extranjeras y de las que poco podemos asegurar sobre su ética empresarial (no podemos ver qué hacen tras los bastidores).

    La mayoría de aplicaciones web no son libres, sobretodo en el sentido de que nadie puede verificar qué hacen estas con nuestros datos, por otro lado el consumo de ancho de banda es una fuente enorme de consumo energético, y ecológicamente hablando, se podría considerar que la generalización del uso de aplicaciones web es una barbaridad en toda regla. Desde siempre se ha sabido que la deslocalización de los procesos productivos traen consigo problemas ecológicos importante: póngase como ejemplo el caso de la producción de tomates en un país a 500 km de distáncia, el coste ecológico del transporte es altísimo. (Lo mismo pasa con los datos).

    Sí que es cierto que en contraposición, la centralización del trabajo en entornos informáticos trae consigo una reducción del consumo energético y una mayor eficiencia… pero seamos realistas, eso no compensa lo suficiente el aumento de consumo que conlleva el transporte de los datos a través de las redes. (Y otra vez, no olvidemos el peligro que corren nuestros datos de ser esparcidos por dónde no queremos, de que nuestra privacidad sea vulnerada, y sin olvidar la dependencia del proveedor de servicios.. ¿qué pasa si un día la empresa entra en quiebra o deciden prescindir del servicio que han venido dando? ¿qué pasará el día que ya no tengamos ese software online que tanto nos gustaba? (no lo dudéis, muchas caerán)

    Hace falta cierta seguridad, hace falta cierta conciencia. Y la mayoría de ordenadores personales actuales tienen potencia de sobras para realizar las tareas que ahora se quieren exportar a la web. Vamos, que se van a estar derrochando recursos a mansalva si la gente migra a la web porque la gente no tirará sus superordenadores para pasar a tener ordenadores menos potentes solo por el hecho de delegar los cálculos pesados a la web.

    Saludos!

    • Aquí hay varias cuestiones a tener en cuenta. Es cierto que hay una seguridad (o inseguridad) de datos que debe ser un punto prioritario a la hora de usar una aplicación de este tipo. Pero no nos engañemos demasiado: llevamos años usando servicios de este tipo y nadie ha puesto el grito en el cielo (o no lo suficiente): Gmail, Hotmail, Calendarios de diverso tipo, servicios de fotografías, los facebook de moda… Es decir, es el pan nuestro de cada día. Sólo falta dar el paso a aplicaciones más complejas. Pero incluso estas aplicaciones podrán girar al escritorio, con modos offline como tienen actualmente o incluso sólo mirando datos de forma local, usando métodos como Google Gears, al que hacía referencia hace poco. Yo al menos tengo muy claro que la tendencia va a ir por ahí y que hay que ir preparando el cambio ya.

      Las aplicaciones web tienen ventajas evidentes: no tienes que instalar aplicaciones, puedes compartir datos y verlos en distintos equipos (cosa que para mi es fundamental en mi trabajo), puedes combinar datos con los de otra gente, cosa que offline es imposible, etc… Vivimos en un mundo cada día más conectado y cada día lo va a estar más. Resistirse a eso es como hace años resistirse a tener un ordenador. No sirvió de nada entonces y ahora los que lo hicieron están desfasados en todo.

      Además, quiero hacer notar otro detalle: los ordenadores se están abaratando cada vez más, pero lo cierto es que podríamos tener sin problemas ordenadores por 100 euros o menos si sólo llevan un sistema operativo mínimo y un navegador potente para usar estas aplicaciones. Ahora no, desde luego, pero de aquí a cinco años podríamos ver este tipo de cosas. No te quito la razón con lo de la seguridad, pero deberán ser las empresas las que aporten esa seguridad si quieren tener clientes, y créeme que lo harán. Su futuro depende de ello.

    • Por cierto, tenemos una discusión pendiente en un post anterior… 🙂

  1. 1 Preview-de-Office-2010-en-web : Sysmaya

    […] Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya Bueno, tal y como veníamos diciendo en otros posts, al fin Microsoft está trabajando en una versión de Office 2010 para la web (lo que significa, si no pasa nada raro, que saldrá el año que viene, aunque lo mismo no lo vemos hasta Bueno, tal y como v .. […]






A %d blogueros les gusta esto: