La realidad oculta del cine

Esto son declaraciones de Juanjo Puigcorbé, recientitas y calentitas:

Hay unos amigos determinados del régimen, del anterior y del de ahora, unos con un gobierno y otros con otro, que están ocupando absolutamente toda la producción nacional. Esto está en manos de cuatro y esos cuatro se han hecho multimillonarios en muy poco tiempo. […] La culpa de la situación del cine, del teatro y del mundo de la cultura en general no es de los actores jóvenes, sino de los amigos del poder que están ocupando con su influencia todos los puestos de audiovisual, medios técnicos, realización, producción, etcétera. Esto lo sabe todo el mundo de nuestra profesión. Nadie lo dice, pero alguien tiene que decirlo. […] Aquí de lo que se trata es de hacer monopolios y cargarse a la competencia, entonces es cuando se hace dinero en este mundo de la cultura. Ahora mismo un productor suelto no puede hacer nada y menos ahora que van a quitar la subvención a las películas de menos de 2 millones de euros de presupuesto. Serán las televisiones, que son las que tienen dinero y lo publicitan, las que puedan operar.

Dice el propio Juanjo que lo mismo le va a resultar más difícil trabajar después de decir esto. Aunque puedo entender porqué lo dice, tampoco dice nada que muchos no intuyéramos o supiéramos ya desde hace tiempo. Que el cine en España se ha convertido desde hace años en una cosa de mafiosos es algo que está bastante claro. Hace mucho tiempo que no prima hacer cine para el público, sino para engrosar las cuentas corrientes de unos cuantos que están aprovechando su cercanía al gobierno para enriquecerse a base de subvenciones.

No digo nada más. He criticado en varias ocasiones la situación actual del cine español y no me voy a prodigar más (hasta la próxima vez, jeje…). Simplemente decir que de vez en cuando está bastante bien que surjan estos arrebatos de sinceridad, es más, por parte de personas como este señor que no está precisamente alejado ideológicamente del desgobierno actual.

Anuncios

  1. Claro, el cine español está subvencionado por el ministerio de cultura. Aunque “cine español” y “cultura” sean términos absolutamente incompatibles (con un par de honrosas excepciones).

    • Hoy por hoy el “ministerio de cultura” representa de todo menos la cultura. Prueba de ello es el cine, pero también la música, el teatro, etc… Actualmente es el ministerio de “economía de la cultura”, porque para ellos todo el dinero, dinero y dinero. Con ZP lo han logrado.






A %d blogueros les gusta esto: