La responsabilidad en Internet

Google está en juicios en Italia por un vídeo de un joven con problemas psíquicos en una situación complicada (una pelea, parece ser). Google retiró el vídeo cuando recibió quejas al respecto, pero se les acusa de no controlar absolutamente todo lo que se publica en sus servicios, concretamente en este caso Google Video.

Público.es – Comienza el juicio contra Google en Italia.

Ahora bien, ¿hasta que punto es Google responsable de algo así? Google ni siquiera es un medio de comunicación como cualquier prensa, televisión, etc… ¿Qué tipo de servicio es Google Video, o YouTube, o cualquier cosa por el estilo? Son sitios donde cualquiera puede publicar cualquier cosa, y donde los usuarios controlan con su opinión y votos si el contenido es apto o no. Se suben miles de vídeos diarios a estos servicios (muchos miles), y es imposible mirarlos todos para ver si son correctos o no. No hay empresa que pueda contratar a la gente suficiente para hacer tal cosa. Son servicios gratuitos que se espera que sean bien usados y que la gente puede controlar. Si así fuera, es decir, si Google tuviera que controlar absolutamente toda la información que permite visualizar, Google no existiría, ni Yahoo, ni ninguna gran empresa de este tipo. Tampoco podría subirse la mayoría del material que hay porque sería inadecuado, sería insensible de alguna manera o simplemente molestaría a alguien. Llegamos a un límite absurdo que además en este caso es inútil puesto que Google ya retiró el vídeo en su momento cuando fue avisada del problema. Pero Google no creó el vídeo, ni lo editó, ni lo colgó. ¿Es responsable entonces de la existencia de ese vídeo? Si Google no lo hubiera admitido, seguramente se hubiera colgado en otro sitio. Realmente no importa mucho, el efecto hubiera sido el mismo o parecido, y probablemente fuera del alcance de las autoridades italianas.

Esto crea graves precedentes, y en mi opinión es simplemente un avance más de la perdida de derechos y libertades que se está viviendo en ese país. Naturalmente que hay cosas que no están bien, pero llevar a juicio a unos señores que nada tienen que ver con la cuestión, que incluso podrían ir tres años a la cárcel sin comerlo ni beberlo es para pensarse dos y tres veces lo que está pasando en Italia. Es grave, mucho, que en un país democrático y avanzado (o eso parecía, visto lo visto) ocurran este tipo de cosas. Eso por suerte aún no ocurre aquí, pero al paso que va la burra, no sé que decirles…

Anuncios

  1. Pues Google tiene un problema, Houston, porque últimamente los jueces y jurados populares culpan a todo el mundo por el mero hecho. Hasta se ha llevado a Dios a juicio… Lo que ya no sé es si perdió o ganó.
    Puede que esta vez no pase nada, pero como se ponga de moda llevarlo a juicio (a Google, no a Dios), llegará un día en que lo pierda.
    O sino, al tiempo.

    • Puede estar de moda, pero es incomprensible que veamos cosas así en estados supuestamente democráticos. En el caso de la Italia actual, la democracia se le “supone”, porque con los avances retrógrados y filofascistas que están viviendo allí últimamente, cosas como esta se pueden llegar a generalizar peligrosamente. Aquí por suerte aún no llegamos a estos extremos, pero… ¿Quién apuesta sobre ello? Aquí por suerte los fascistas son una minoría casi inapreciable, pero allí son mayoría en varias zonas del país. Es realmente preocupante.






A %d blogueros les gusta esto: