Archivo para octubre, 2009

La ICANN ha aprobado (por fin, porque no se sabe los años que llevamos con esto) que se puedan escribir nombres de dominio en caracteres distintos de los occidentales (más concretamente latinos simples). Aunque hay quien dice que esto es uno de los mayores avances de Internet en 40 años (sinceramente, hay cosas mucho más importantes que esto, como la IPv6, pero claro, quien es uno para decir otra cosa…), y la verdad, tengo mis discrepancias siquiera de que sea algo útil.

Me explico. Hasta ahora, existía una universalidad en Internet. Tú podías escribir una dirección web en tu navegador e ir a una página de cualquier parte del mundo, tuviera esa página el idioma que tuviera. Si lo entendías, fantástico. Pero ahora nos vamos a encontrar con un problema bastante importante. Mucha gente, en un arrebato fanático-patriótico, empezará a crear web con direcciones inaccesibles para la mayoría de la gente. Ya sea en chino, japonés, ruso, sánscrito… Empezaremos a parcelar Internet por motivos nacionales. Vamos, nuestro odiado nacionalismo tecnificado. Yo tengo un colega que sabe chino. Y hasta ahora, podía ir a cualquier página de China con su teclado normal y corriente. Hasta ahí todo bien. Ahora no podrá. Si se le ocurre ir a un sitio que sólo tenga una dirección en chino, no podrá. Tendrá que hacer mil pirulas para escribir la dirección o tendrá directamente que comprarse un teclado en chino. ¿Absurdo? No tanto. Porque sí, algunos dirán que siempre pueden asociar al dominio un nombre en letras occidentales, pero, ¿y los que no lo hagan? Su página será accesible sólo por aquellos capaces de escribir su dirección.

Entre esto y que quieren terminar con la neutralidad de la Red, estamos arreglando Internet a ostias. Vamos a terminar parcelando la red como se parcelaban las tierras en Inglaterra hace 300 años. Vamos a restringir hasta límites insospechados la capacidad de acceso a la información. Y lo que parecerá a los nacionalistas como un adelanto soñado, en realidad terminará volviéndose, en muchas ocasiones, en su contra. O no. Desde luego, los que puedan y quieran se comprarán también direcciones occidentales, pero aún así, hemos creado un problema nuevo donde antes no lo había. Así de fácil.

Vía Barrapunto.

Érase una vez…

Una vez descubierto el streaming, te engancha. No te tienes que bajar nada “ilegalmente” y tienes una cantidad importante de material que puedes ver como y cuando quieras. Es la nueva tele. Pero bueno, voy al grano. Soy aficionado a la animación, y un tanto por nostalgia y otro tanto por recordar, me he estado viendo la serie “Erase una vez el hombre”. Sí, es una serie de los 70 y por lo tanto adolece de una calidad de producción inferior a lo que estamos acostumbrados, pero aún así te pegas en la pantalla para verlo y además, el iletrado en Historia aprende cosas. Pero no me esperaba ver lo que vi, anoche, al visualizar el último capítulo de la serie. Mientras que en el resto de episodios van narrando sucintamente distintos episodios de la Historia (con los reconocibles personajes de Pedro, Gordo, el Maestro…) desde los orígenes, poniendo siempre un cierto acento crítico a la naturaleza hostil y bipolar del ser humano, el último capítulo me ha sorprendido agradablemente en muchos aspectos. Desde un punto de vista del futuro, narra como es nuestra época actual, en la que vivimos ahora. Alguno dirá que como podían hablar de ello hace 30 años. Pero os puedo asegurar que aciertan de una forma alarmantemente importante. Describen nuestra sociedad post-moderna prácticamente al dedillo. Incluso aciertan con ciertas cifras, como las de la población.

Pero lo más impresionante de todo es que describe una sociedad basada en el consumismo, la producción exagerada de oferta, la destrucción del medio ambiente, la creación de bandos a nivel mundial que entran en conflicto para satisfacer sus necesidades de autoridad y poder, y económicos, la sumisión de la población a los poderosos y a la economía, y la destrucción final del planeta a nuestras manos (cosa que obviamente no ha pasado pero que si las cosas no cambian radicalmente terminará ocurriendo). Lo que pasa es que al final deciden darle un toque de esperanza, suponiendo que sobrevivirán los más sabios e inteligentes que intentarán comenzar de nuevo, pero claro, eso ya es ciencia-ficción…

Recomiendo vívidamente su visionado. No dura mucho. Aunque no se pueden insertar videos de MegaVideo aquí, os dejo el enlace para que lo sigais. Si no estais apuntados al sistema tendreis que dar algún click de más. Disfrutadlo. Algunos lo reconoceréis con nostalgia y otros lo veréis de nuevas, pero observar hasta que punto unos dibujos animados pueden darnos información sobre como es nuestro mundo.

http://www.megavideo.com/?v=YB26OI10

Obviamente, no me estoy refiriendo a la droga. Todos sabemos de qué hablo: hace 80 años, el mundo vivió la crisis más importante que hasta la fecha ha sufrido la humanidad. Se dice que por muchos motivos la actual puede ser peor, pero eso lo dirá el tiempo. Lo cierto es que, a pesar de saber lo que ocurrió en aquel entonces, hemos vuelto a caer exactamente en los mismos problemas y errores. A pesar de que Hayek ya vaticinó los ciclos económicos, el liberalismo galopante (el económico), que creó la gran crisis del siglo XX, ha vuelto a conseguirlo de nuevo. Su voluntad de amasar más y más dinero a costa de todos y de todos ha vuelto a conseguir lo que se pensaba que no podía volver a pasar. Los seres humanos somos, sin duda, los campeones del error y el fracaso. Aunque lo vistamos de éxito.

Me considero política y filosóficamente liberal, pero no puedo decir lo mismo de la vertiente económica. Considero que los seres humanos nacemos y vivimos libres e iguales, ante la ley y ante nosotros mismos. Pero una cosa es que sea nuestro designio y otra muy diferente que podamos ejercerlo exactamente igual en todas las facetas de nuestra vida. Insisto en dos principios fundamentales: libertad e igualdad. Son los dos principios básicos y eternos, e iguales en su tratamiento y función. Ahora bien, la economía liberal pone mucho mayor peso en la libertad y la igualdad queda relegada a un tercer o cuarto plano. Para que el sistema económico liberal exista, el capitalismo, debe existir, como base fundamental de funcionamiento, la desigualdad. El capitalismo se basa en que exista un capitalista y un trabajador. El capitalista amasa capital, y el trabajador consigue ese capital con su trabajo. Además, es condición indispensable que exista una cantidad inmensamente mayor de trabajadores que de capitalistas, porque la pretensión final es amasar la mayor cantidad posible de capital en las menos manos posibles. Así que definir el capitalismo como economía liberal, es, cuanto menos, paradójico.  Que nadie se lleve a engaño: no vivimos en un sistema económico liberal (que respetaría la igualdad de todos a acceder a la riqueza), sino en un sistema autárquico donde sólo algunos tienen la capacidad de amasar el capital, y por lo tanto, tener el poder económico y político, los dos únicos poderes realmente interesantes de este mundo. Esta forma de pensar ha creado, en menos de 80 años, dos crisis mundiales, y lo que te rondó morena. Y lo triste de todo es que nos sigue pareciendo bien. No exigimos una reformulación del sistema económico, y mientras que los grandes líderes nos dicen una y otra vez frases vacías y reuniones de alto copete para, supuestamente, reformar el sistema, todo sigue funcionando exactamente igual que antaño. Ya hice una vez referencia a Jefferson hablando de los bancos, como los grandes enemigos de la sociedad. Claro, por aquel entonces no existía la corporación transnacional como la conocemos ahora, así que hoy día podemos agregarlo a la frase del ilustre revolucionario. Pero ya es tarde, no le hicimos caso en su día y ahora estamos en estas. ¿Hasta cuándo?

Por cierto, según www.efemerides.net, pasaron un montón de cosas tal día como hoy, increíble para la mayoría de los días del año. Comento sólo algunos ejemplos:

  • 1876 España Se establece la Institución Libre de Enseñanza.
  • 1921 Estados Unidos: Segundo proceso del caso Sacco y Vanzetti.
  • 1922 Italia: Víctor Manuel III confía el poder a Benito Mussolini.
  • 1923 Turquía: Kemal Ataturk asume como presidente de la nueva República.
  • 1929 EE.UU.: Crack de 1929 en el día conocido como Jueves Negro.
  • 1933 España: Fundación de Falange Española por José Antonio Primo de Rivera.
  • 1947 Se lleva a cabo en Bruselas la unión aduanera entre Bélgica, Holanda y Luxemburgo, conocida como Benelux.
  • 1987 Yugoslavia surge como nación independiente.
  • 2004 Los jefes de gobierno de la Unión Europea firman en Roma el Tratado por el que se establece una Constitución para Europa.

Casi le da uno en pensar que este día ha sido uno de los que ha marcado la historia de la humanidad, al menos en tiempos recientes. Curioso cuanto menos…

Una de Reverte

Vía El simposio me entero de esta del amigo Reverte (nada menos que de hace dos años). Por favor, leedlo con tranquilidad y sosiego y luego volvéis:

Permitidme tutearos, imbéciles

¿Ya? Bueno, pues entenderéis que os diga que tiene toda mi admiración. Aunque siempre he sido algo escéptico con su obra, no puedo negar que sin duda tiene una pluma envidiable. Al nivel de Quevedo, Reverte saca a relucir, con las palabras justas y adecuadas, lo que cada vez más gente pensamos de nuestro país y de nuestros gobernantes. Menos mal que hay señores que pueden permitirse el lujo de hacer esto, aunque sean pocos y muchas veces cobardes. Pero aquí el hombre ha dicho: que narices, para que me voy a callar; y pone a cada uno en su sitio, como tiene que ser.

Alguno pensará que usar un lenguaje duro y descarnado. Sí, y es precisamente el que tiene que usar. Porque no se puede denominar de otra manera la situación actual española y los que nos han abocado a ella. Es sin duda una descripción completa y perfecta (si es ello posible) de nuestra realidad. ¿Que puede dañar la vista? Puede, pero oiga, si es usted un tanto sensible como para reconocer la realidad que le rodea, pues oiga, métase en casa y recójase como un ovillo en su ignominia. Si quiere vivir en sociedad, tendrá que acostumbrarse a entender que las cosas son de determinadas maneras, y hay que expresarlas de alguna forma. Ya que lo políticamente correcto no funciona (no ha funcionado nunca), hay que usar el desparpajo. Y además, el insulto, bien dirigido, es un arma lingüística de carácter imprescindible en ocasiones como esta.

Y sinceramente, espero que alguno de los aludidos se moleste de verdad. Que sienta vergüenza. Que se haya sentido lastimado en su espíritu, porque eso significa que sabe que Reverte tiene razón. Me atrevo a apostillar al señor académico para, continuando su conclusión, decir que: nunca subestimes la capacidad de un imbécil para el mal. Queda dicho.

Soitu cierra

Es posible que haya mucha gente que no sepa ni de lo que estoy hablando. Y es lógico. Soitu.es, el experimento de periodismo 2.0, cierra después de 22 meses de irregular y extraña vida. Sí, ha ganado premios, se ha hecho un hueco en el news-verité, pero la publicidad se ha terminado con la crisis y ni siquiera el banco que sostenía el proyecto (el BBVA) quiere continuar con el tema.

Seguí con cierta atención el proyecto, e incluso llegué a apuntarme, pero en poco tiempo vi que la cosa no iba a tener mucho futuro. Se supone que te pagaban si conseguías artículos que se hicieran conocidos y que tuvieran renombre. Vamos, que te convirtieras en un auténtico periodista. Pero enseguida me di cuenta de que con todos los controles, cortafuegos, y obstáculos que ponían, era casi imposible que el 90% de los que buenamente escribíamos tuvieramos nunca ningún futuro. En definitiva, se terminaba creando una mafia de articulistas que eran la minoría. Sí, supongo que eran los que iban a tope con ello, y me parece bien, pero claro, se estaba coartando enormemente al resto. Si yo, que me gusta escribir y lo hago a diario, veía que la cosa no tenía futuro, imagino que muchos otros miles vieron lo mismo y abandonarían la plataforma en mayor o menor plazo. Era cuestión de tiempo.

Y claro, el público tiene que responder. Lo cierto es que aunque inicialmente no hubiera un sesgo político en la publicación, sus artículos si se iban sesgando por lo que decía antes: sólo unos pocos conseguían la relevancia adecuada, con lo que al final siempre se termina escribiendo lo mismo y de la misma forma. Y claro, el público quiere variedad y más profesionalidad. La publicida ya no soporta el coste y eso termina degenerando en cierre. Todo, lamentablemente o no, muy lógico.

En definitiva, un experimento desperdiciado. No lo lamento demasiado, porque se podía haber hecho bastante mejor. Si quiso hacer una especie de cosa superdemocrática pero como ocurre con las democracias, todo termina subsumido en una voluntad de poder de unos pocos. Además, todos los problemas para conseguir sobresalir que incluso la propia plataforma te imponía hacían imposible conseguir salir a flote a la inmensa mayoría que teníamos algo que decir. En fin, espero que si alguien se lanza a hacer algo parecido, aprenda de los errores cometidos.

U2 y el talento masificado

Bueno, quien más quien menos sabe lo del concierto de U2. Si estás en Internet y no te enteras de estas cosas es que no ves más que porno… En fin, el tema es que el susodicho concierto, considerado por mucha gente un “gran hit del social media” (hay que tener cojones para ser tan pedante), ha causado que mucha gente estuviera hasta las tantas esperando ver al amigo Bono y compañía haciendo gorgoritos y bailecitos ante, probablemente (no lo sé con seguridad), cientos de miles de personas, que se convertirán en millones porque más lo verán en diferido (y si no es así están haciendo el canelo). Yo no lo veré, por varias razones, aunque la principal es que tampoco me llaman en general (aunque reconozco que algunas de sus canciones son himnos de la generación X).

Pero otro aspectos fundamental si queremos entender este “fenómeno” (por llamarlo algo) es que de gratis, nada. Sí, los que lo vieron no pagaron un duro (si no contamos la luz que gastaron y la tasa de Internet, claro), pero ni U2 ni YouTube salieron perdiendo con la apuesta. Como indica alguien por ahí, nunca U2 fue visto simultáneamente por tanta gente, lo cuál, para un artista, es fundamental. Pero además, las cifras cantan: han debido recaudar cientos de miles de dolares en merchandising y otras cosas (como bajadas de sus canciones de iTunes), además de donaciones (vamos, como si hubieras pagado entrada) y demás. Es decir, que al grupo le ha salido redondo. Así que gratis, gratis, lo que se dice gratis, no ha salido, la verdad. Y en cuanto a YouTube, que decir: cada día tienen más claro que los eventos por streaming son un negocio importante, y eso significa que pronto veremos este tipo de cosas de forma masiva, y de todo tipo. Hombre, a mi sinceramente me gustaría ver ópera así, o teatro. No es por ser cínico, pero creo que esos eventos tendrán que esperar para dar más relevancia al grupo que genera más hype entre la juventud. Pero bueno, que hay negocio, vamos, que es lo que interesa.

Cosas como esta me informan sobre una serie de cuestiones sobre las que llevo reflexionando desde hace tiempo y que he volcado de una forma u otra en el blog. He leído los comentarios de la gente que habla sobre el tema y me parece francamente preocupante la ignorancia que indisimuladamente rezuman algunos (o muchos, desgraciadamente). Alguno dice que hasta le ha sorprendido el éxito de la iniciativa. Que tierno. Otro que sólo ve porno. Pero lamentablemente en nuestra generación hay mucha gente así. Gente simple que no ve más allá de sus narices y que piensa en el mundo como un lugar lleno de florecitas y caramelos. Además, el hecho en si mismo de que haya sido un éxito nos habla de otra realidad: estamos dispuestos a consumir como sea y lo que sea. Somos unos tiernos corderitos que nos ponen un poco de sabrosa hierba delante y nos la comemos toda. Pero esa hierba está envenenada. ¿Vosotros os creeis que ellos no sabían muy bien que sería un éxito? Claro que sí, y si dicen lo contrario mienten. Al menos Sting es sincero y dice que “soy rico, pero también socialista”. La mayoría de los socialistas esconden que quieren dinero tanto como los demás, porque creen que los demás les mirarán mal. Ahí tenemos a nuestro amigo Rubalcaba. Un milloncejo largo tiene limpio el chico (al menos eso nos han dicho, espérate lo que haya por ahí).

Por favor, no actuemos como borregos y reconozcamos lo que es: estamos esclavizados por el dinero y el entretenimiento que bien administrado nos suministra el sistema para que creamos ser felices en medio del mundo mediocre en el que vivimos. Este concierto ha sido un ejemplo más. De nosotros depende que nos sigan idiotizando con cosas inútiles y subordinantes como esta o bien tomemos conciencia de las cosas realmente importantes de la vida. Pero me temo que como humanos que somos, seguiremos prefiriendo la pleitesía al sistema, abandonando nuestros derechos y libertades para que todo siga funcionando como está. Ale, palante chicos, tsk, tsk, tsk…

Reflexionando un poco sobre el tema este del cambio horario y leyendo un poco por ahí sobre el tema, llegamos a la conclusión de que esto del cambio horario, lejos de ser una ventaja para el ciudadano, simplemente nos jode los biorritmos de forma estúpida para que las grandes corporaciones ahorren un poquito de electricidad. Claro, eso es bastante dinero en realidad, pero para un 5% de ahorro que se produce, nos joden a todos por igual. Si a esto le sumamos la organización totalmente caótica de los husos horarios, que es totalmente arbitraria y que no se sabe en realidad muy bien a qué intereses atiende (estamos en el mismo huso horario que Inglaterra pero tenemos una hora más, por ejemplo), pues nos encontramos con un caos horario realmente importante. Si, que todo esto lo inició (teóricamente) Franklin con muy buenas intenciones y tal, pero no deja de ser un trastorno importante, y claro, por lógica, dos veces al año.

A lo que yo llego es a lo siguiente. Dicen que se ahorra, y para eso nos tienen que joder a todos. ¿Pero quién ahorra? Porque nosotros no. Nuestra factura va a seguir siendo exactamente la misma. Ningún español (persona física) ni pequeña o mediana empresa consigue beneficio alguno con esto. ¿Cuál es la razón entonces? ¿Quien ahorra realmente? Pues claro está, ahorra el gobierno y las grandes corporaciones. Al adelantar (en este caso) una hora, el tiempo de luz ha decrecido por una noche, con lo que la Administración, por una noche, ha gastado una hora menos de luz, y también las eléctricas (que por supuesto no han dejado de producir una hora, si no simplemente no la han gastado). Lo mismo pasará dentro de 6 meses a la inversa, porque el sol también se comporta al revés. Ese ahorro no se manifiesta de ninguna manera para los ciudadanos. Sí, claro está que al menos el sábado algunos aprovecharon para salir por ahí una hora más, pero eso en todo caso sólo ha beneficiado a los bares de copas.

Y todo esto entronca con otra cuestión curiosa. Hace ya un tiempo hablábamos de la campaña “Bolsas Caca” de Carrefour. Por supuesto, hubo muchos que lo apoyaron como buenos ecologistas que son. Ay, infelices. Os coméis la basura de las corporaciones y los gobiernos como ratas. Es igual que lo de la separación de basuras, algo que obligatoriamente nos obligan a hacer culpabilizándonos de que si no se hace así, no hay forma de ayudar al medio ambiente. ¿Vosotros os pensáis que Carrefour ha dejado de usar plástico para su uso interno? ¿Os pensáis que los que os obligan a reciclar están dejando de contaminar porque vosotros separéis los detritos? ¡NO! ¡IGNORANTES! Os coméis toda esa basura con patatas y os pensáis que sois los más guays y no tenéis ni puñetera idea. Mientras vosotros os devanáis los sesos ahorrando cada gota de agua, separando cada misero plástico y apagando la luz a cada segundo, ellos siguen gastando, contaminando, jodiéndonos la vida. ¿Os creéis esas campañas de “apagar la luz 5 minutos ayuda al medio ambiente? Mientras vosotros, pobres tontos, apagáis la luz esos cinco minutos, ellos siguen emitiendo sus gases a la atmósfera, acumulando entonces la energía sobrante y usándola para cuando hay picos de tensión como ocurre en verano. Están usando vuestro amor por la Naturaleza para venderos una moto enorme y vosotros no sólo no os dais cuenta si no que os tragáis la moto y la escudería entera. Ah, y os obligan a reciclar porque no quieren hacerlo ellos, porque supone un coste elevadísimo que no les repercute de ninguna forma, o muy poco. Porque la tecnología para separar adecuadamente la basura existe desde hace mucho, pero aplicarla supone unos beneficios bajísimos. Vosotros les separáis la basura y ellos la reciclan de nuevo, convirtiéndose en nuevos beneficios para ellos ya que vosotros, bienintencionadas personas, comprareis de nuevo esos productos reciclados, además normalmente más caros que los originales.

Quiero terminar diciendo algo. Si les seguimos la corriente como hasta ahora, lo único que vamos a conseguir es seguir engañados, y el medio ambiente no sólo no estará ganando nada, sino que probablemente los estemos perjudicando más. Cada vez que se recicla, se gasta energía, que emite más gases a la atmósfera. Es decir, el mismo material contamina más de una vez. Ellos siguen consiguiendo su beneficio a pesar nuestro y de la Naturaleza. Si queréis realmente ayudar a la Naturaleza, la única solución posible es no consumir productos que afecten al medio ambiente. Y si no queda más remedio que consumirlo, hacerlo de la forma más restrictiva y responsable que sea posible. No apaguéis las luces porque os lo manden: apagarlas porque os supondrá a vosotros un ahorro. A la Naturaleza no se lo va a suponer, eso tenedlo claro. La postura más inteligente que he visto hasta la fecha con respecto a esto y lo de la hora es algo que me dijo el padre de mi novia hace ya un tiempo: no cambia la hora porque, total, el año que viene hay que volver a cambiarla…

PD: ¿Nadie se ha percatado de que al atrasar la hora nos obligan a enceder la luz una hora antes? A particulares, empresas y ciudades incluso… Venga, a seguir sangrando a la peña…

La desinformación ha alcanzado hoy cotas interesantes en lo que respecta a la vacuna de la gripe A. En Cuatro veía como anunciaban, casi tremebundamente, que en varios países europeos ya se ha iniciado la vacunación por la gripe, con un lenguaje y unas imágenes claramente alarmistas. Pero claro, no se habla de lo que no interesa: de las muertes que ya ha producido la vacuna en Suecia y Alemania. En Chile también se habla de posibles problemas (el único país de Latinoamérica donde se está probando la vacuna), mientras que en Bélgica, por decir un caso, se ha descartado totalmente la vacunación masiva. ¿Hasta cuando vamos a tener que aguantar que nos engañen y nos mientan sobre cosas tan importantes? Seguid por favor los enlaces que os pongo a continuación y reflexionad vosotros mismos sobre esta situación (lo de que vayan a poner vacunas diferentes según sea población normal y otros sectores es por demás):

Investigan la muerte de dos personas en Suecia tras vacunarse contra la gripe A
VACUNA CONTRA LA GRIPE PORCINA PODRÍA CAUSAR LA MUERTE DE NIÑOS Y JÓVENES EN CHILE
Desata polémica vacuna en Alemania
Bélgica descarta la vacunación obligatoria contra la gripe A
MÁS MUERTES POR LA VACUNA QUE POR LA GRIPE PORCINA EN 1976
Escepticismo en Europa ante las campañas de vacunación de Gripe A
Escándalo en Alemania por la campaña de vacunación contra la Gripe A: Los altos funcionarios del gobierno recibirán vacunas diferenciadas
La Dra Rauni Kilde habla sobre la Conspiración de la Gripe Porcina (ex-ministra de sanidad de Finlandia)

(Por favor, hablad de ello con vuestros familiares y amigos. Cuanto más informados estemos todos sobre todo este problema menos nos la colarán. Y este es realmente un problema serio.)

Una generación perdida

Hay muchas razones para pensar que la generación a la que pertenezco (entre los 30 y 40 años) es una generación perdida. Pero nunca nos paramos a pensar en las causas subyacentes. Ya he comentado varias veces las ideas que me han ido surgiendo sobre la cuestión, pero creo que este artículo resume de forma brillante esas causas subyacentes:

La generación ‘peter pan’ está hipotecada.

La cuestión es que a medida que lo leía no podía evitar reconocerme en algunos aspectos de lo que se iba contando, y reconozco también que algunos aspectos me avergüenzan. Pero tampoco pude evitar ver como muchos de los que conozco se reflejan casi clavados en todas o la mayoría de las ideas que se indican. A pesar de que he intentado de muchas formas diferentes salirme de esas reglas de grupo, es inevitable sentirse identificado al menos con algunas de ellas.

Y el problema fundamental es que esto termina con la conclusión de que, efectivamente, estamos hipotecados. Hay otras muchas cosas en este mundo que nos han hipotecado: el estado del mundo, en general, nos está llevando a una debacle social importante. Y lo más cuestionable de todo es que hemos sido nosotros, esta generación, la que lo ha permitido. Estamos más preocupados por nuestro onanismo mental que en la realidad en si misma. Es más, es la realidad lo que nos empuja a querer evadirnos cada vez más hasta intentar hacerla desaparecer, aunque sea sólo en nuestra cabeza. El mundo sigue estando así, aunque no nos guste nada.

Tope pesimista, ¿no? Pues sí. Y siguiendo la lógica, no sabemos como salir de esta vorágine. Estamos tan subsumidos en nuestra paja mental eterna que ya nos hemos sentado cómodamente para ver pasar la vida sin más. No tenemos donde sujetarnos. Lo que había antes se nos antoja tan asqueroso que no podemos seguirlo, pero al mismo tiempo somos incapaces de crear nuestros propios valores que afiancen una nueva sociedad. Aceptamos los que nos imponen. ¿Qué salida tiene esto? Entiendo las posibilidades, pero también veo que poca gente querrá aplicar las soluciones que den lugar al revulsivo que solucione el problema principal. Por lo menos espero que los que lean esto piensen un poco en ello y sirva para que, de forma individual, cada uno pueda aplicar paliativos a su propia situación. Pero que cosas digo…

Los moros de la Morería se nos suben a la parra:

La OPEP quiere subvenciones si les compramos menos petróleo

Vale que tengamos que aguantar el morrazo de nuestros políticos locales, como para que encima tengamos que pagar los lujos de los simpáticos traficantes de CO2. Ya no es que sean los saudíes, porque el petroleo sale de muchos sitios, pero claro, como ahora les queremos cortar el grifo, nos vienen con que van a perder, y claro, quieren su ayudita de 400 euros de ZP ya que van a convertirse en clase desfavorecida… Después de décadas de tirar literalmente el dinero por el retrete, ahora quieren compensaciones… A ver si hay alguien lo suficientemente duro en nuestro “amado” mundo occidental para ponerles en su sitio. Lo que hay que oir por tener orejas.





A %d blogueros les gusta esto: