Vacunarse o no vacunarse

Ahora que aparentemente está cerca la vacuna de la Gripe A, hay que preguntarse sobre qué hacer, si vacunarse o no. Yo no soy médico, pero creo que en este caso concreto no es muy imprescindible para decidir una cosa u otra. Llevamos desde agosto sin oir una palabra de Gripe A… ¿Y por eso no hay que vacunarse? No, no es eso: es que hay cosas bastante más interesante de qué hablar. Ahora que han creado el miedo necesario para que la gente pida la vacuna, hacen una (a medio probar, sin garantías de ningún tipo, hay que añadir) y ya pueden dejar de hablar del tema. Parece que ya no ha vuelto morir nadie, de lo que me congratulo enormemente.

Una cosa que no se suele saber, más que nada porque ocurrió de forma exclusiva en USA, fue que hubo varios brotes de gripe porcina en el pasado, concretamente en 1976 y 1988, de lo que por supuesto no sabíamos nada. El caso de 1976 fue especialmente grave, no porque hubiera una pandemia (no la hubo), sino porque ocurrieron dos cosas destacables: primero, hubo acusaciones serias incluso en los juzgados de que se trataba de un virus creado en laboratorio, como experimento militar, y segundo, porque muchas de las vacunas que se crearon (también aprisa y corriendo como ahora) eran defectuosas y crearon una buena cantidad de casos del llamado síndrome de Giullain-Barré, especialmente entre minorías.

Yo siempre he sido partidario de las vacunas. Han mejorado nuestra salud y calidad de vida desde hace más de 100 años. A ellas, entre otras cosas, debemos nuestra mayor longevidad actual. Pero no siempre funcionan bien, y vacunar a nuestros hijos (y nosotros mismos) de algo que como mucho nos va tumbar un día en la cama, sinceramente me parece demasiado. Lo mismo pasa con la gripe normal. Excepto que se tengan sintomatologías previas que puedan exigir la toma de la vacuna, si estamos sanos y bien no debemos vacunarnos de una cosa que no nos va a hacer daño incluso en el lejano e hipotético caso de que llegásemos a contraerlo. Yo mismo acabo de salir de una gripe “de las normales” y ni me ha tumbado, a base de frenadoles. Que no les metan el miedo en el cuerpo, amigos y amigas, que como siempre hacen con nosotros lo que les da la gana. Ojalá pudieramos hacer que se tragasen los millones de vacunas que han comprado sin necesidad.

Anuncios

  1. Ayer llevé a Claudia a la ITV de los 9 años, y aprovecharon y la vacunaron de la gripe normal y corriente, como hacen todos los años porque es asmática.
    El caso es que la conversación de besugos que tuvimos entre la madre (yo), la pediatra y la niña, era para grabarla y colgarla en youtube.
    Claudia: – “¿Me vas a pinchar?”
    Pediatra:- “sí, te toca vacuna”.
    Mami: – “¿qué vacuna?”
    Pediatra: – “La de la gripe”.
    Claudia:- “¡Ah!”.
    Pediatra: – “No, Claudia, la de la gripe A no, la normal”.
    Claudia:- “Claro, por eso dije “ah”.
    Vaya conversación de besugos, la nuestra.






A %d blogueros les gusta esto: