Generar confusión

Una de las armas que se usa para combatir el desarrollo de la inteligencia y la razón humanas es la contrainformación. No es lo mismo que la desinformación, que simplemente es no informar sobre las cosas. La contrainformación es la manera de introducir información normalmente falsa o incorrecta en algún sentido de manera que sea absorbida por determinados grupos o incluso de forma masificada de manera que llegue a convertirse en una verdad a base de repetirla, especialmente si se desea que sea verdad. Frente a la realidad contrastada (lo que comúnmente los humanos llamamos “verdad”), la contrainformación es la manera más eficaz de lavar el cerebro a la gente y así evitar que piensen por si mismos.

La cuestión es que existen, al menos dos formas de contrainformar. Una la ejercen los poderosos de distinto pelaje: gobiernos, empresas, bancos, etc. La usan para mantener bajo control la información importante y mostrar a los ciudadanos sólo información de poca relevancia. Ocasionalmente la información relevante sale a la luz por una falta de control (Internet es un problema de control de información para los poderosos, aunque se apoyan en la masificación para que no tenga mucho efecto), con lo que entra en juego el sistema de control de riesgos: negación de la realidad, acusaciones de falsedad, campañas de masificación, etc. En fin, el pan nuestro de cada día. Lo vivimos de continuo. Un ejemplo cotidiano de esto ha sido, por ejemplo, la ultima manifestación contra el aborto (sí, ya sé que lo menciono mucho, pero es que es un ejemplo clarísimo). El gobierno prefiere una manifestación así mientras ellos negocian por lo bajo los presupuestos del año que viene, que es lo que ahora mismo ellos tienen en mayor relevancia para sus arreglos políticos futuros. “Maniobras de diversión”, lo llaman en términos militares. Y es que ZP es un buen estratega (cortoplacista, dicho sea de paso).

La otra forma de contrainformación proviene, sospechosamente, de los se hacen llamar “antigubernamentales”. Son grupos que lanzan constantemente acusaciones de diverso tipo contra los poderosos, con la finalidad clara y manifiesta de ser escuchados por aquellos que tienen sus mismas tendencias ideológicas o que simplemente no razonan lo suficiente como para no ser influenciados ni por unos ni por otros. Son los acusadores de los “illuminati” y otras super-conspiraciones de todo tipo para dominar el mundo, amén de chorrapolleces del tipo fin del mundo en 2012 y demás historias. En general intentan captar a todo un conjunto de ciudadanos poco formados e informados en general que puedan tragarse sus chorradas con buena intención y que están hartos de los poderosos, pero que no piensan lo suficiente como para apreciar que les están contando simplemente chorradas (es más, algunos hasta se atreven a vender sus diatribas, y son auténticos best-sellers). Internet ha sido, al contrario que en el caso anterior, el caldo de cultivo ideal para este tipo de tendencias. Bajo su imagen de antigubernamentales, esconden en realidad un afán de notoriedad infinitas, que expelen información sin contrastar y la mayor parte de las veces inventada, simplemente para hacerse conocidos y de paso generar “hype”.

Lo que ellos saben perfectamente (y se aprovechan de ello), es que estos grupos contrainformativos, en realidad, favorecen los intereses de los poderosos. Lanzando sus ideas de ciencia-ficción (y ni eso) sobre conspiranoias estúpidas (porque encima si hablasen de cosas realmente importantes, pero la mayoría de las veces son auténticas chorradas), en realidad les están haciendo la cama a los gobiernos, porque ellos pasan por idiotas inventores de bobadas, y así quedan como tales. Funcionan como cortina de humo de los poderosos, generando un primer plano absurdo que les permite seguir operando con la información real relevante en la sombra. ¿Quienes son estos idiotas? Bueno, hay muchos en Internet. En español es especialmente relevante Trinity A Tierra (no voy a dar el enlace, no se merecen un trackback de mi parte, si alguien quiere echarse unas risas que busque un poco que lo verá enseguida), y seguidores, un grupo especialmente gracioso de idiotas. Se dedican a lanzar ideas delirantes sobre un montón de cosas esperando a que la gente pique. Y pica. Este sitio en concreto es muy popular entre los conspiranoicos. Como ellos hay más, pero no quiero darles más publicidad. Sólo quiero avisar de que esta gente existe y de que deben ser repelidos por la gente con criterio de forma inmediata.

El problema de estos idiotas es que crean mala prensa para la gente que realmente nos informamos, contrastamos noticias y ponemos nuestras opiniones más o menos formadas (sean favorables o no a los poderosos) en común para compartir nuestras ideas, basadas en la razón y el criticismo, con el común de los mortales internautas. Así, no puedes decir en ningún momento una palabra más alta que otra porque si no te tachan inmediatamente de seguidor de Trinity, por decir un caso, y eso jode bastante. Un caso reciente ha sido un artículo donde mencionan que el gobierno USA ya tiene preparada la dominación mundial por medio de microchips en vacunas y cápsulas, incluso haciendo referencia a webs donde se habla, simplemente, de que algunas farmacéuticas han preparado para fabricar chips de localización médica. Algunos han ido más lejos e incluso hablan de vacunación masiva en distintos países para implantar estos chips (aprovechando la gripe A), para tener controlada totalmente a la población. Primero se acusó a Bélgica de hacerlo (cosa que los medios ya han corroborado a la contra), ahora Francia, y por supuesto, USA. Primero, si llegase a ocurrir eso, lo primero que pasaría es que habría revueltas populares. Y segundo, ningún gobierno occidental se atrevería a hacer eso de forma tan obvia y evidente. Lo harían de muchas maneras distintas, por medio de las vacunas estacionales normales, o incluso de la vacunas normales que se ponen a los niños pequeños todos los años, con lo que hacerlo por medio de una vacunación masiva por una enfermedad de chichinabo es cuanto menos escandaloso. Esta gente se inventa unas historias tan histriónicas que se caen por su propio peso. Y miren ustedes, si llegase a pasar algo semejante (que hay que ser estúpidos), desde luego tendrían la negativa de la mayoría de la población. Muchas películas han visto esta gente.

Sólo aviso. No os fiéis de todo lo que veáis en la Red (y fuera de la red). Contrastar la información. Buscar alternativas a las noticias que os presentan. Cuando veáis una noticia en un periódico, iros a otros tres o cuatro de distintas tendencias para confirmar o desmentir. Y recordad que las historias de estos “iluminados” están bien sólo para pasar un rato entretenido. Ante todo usad la razón, el sentido común y el criticismo. Así, no os ganará nadie, ni unos ni otros.

Anuncios

  1. ¿Microchips? ¿pá qué?
    Anda que no ve películas de ciencia ficción la peña. Y de la mala, parece.

    • Bueno, según la argumentación de esta peña, se están creando microchips para tenernos a todos controlados. La lógica de esto puede ser correcta, el problema es el desarrollo y exposición de las razones. Según ellos, todo el tinglado de la Gripe A es para poder implantarnos los chips a través de la vacuna (por obligación si es preciso) y poder controlar hasta cada paso que damos. Ok. Pongamos que efectivamente quieren controlarnos y que por eso nos ponen un chip. Su argumentación falla estrepitosamente porque de ser así (que desgraciadamente se les habrá pasado por la cabeza), no montarían todo este pitote. Mira, a los niños se les ponen vacunas todos los años. Ese es el primer paso, y no nos enteraríamos. Segundo, los adultos pasamos de una forma un otra varias veces en nuestra vida por los hospitales (urgencias, chequeos rutinarios, vacunaciones, etc…), con lo que sería otro momento genial para hacerlo (y para extraernos ADN y otras lindezas, por decir algo, que yo también tengo mucha imaginación… XDDDD). Con lo que no es necesario ni de lejos montar todo este pifostio para hacer algo que podrían hacer en la sombra sin que nos enterásemos. Por eso digo que esta gente lo flipa rato largo montándose unas historias superchungas en la cabeza. Pero lo peor es que transmiten esas paranoias a la gente y muchos se las creen. Quiero hacer notar que no digo que no sea posible que realmente quieran controlarnos con microchips. Lo que digo es que tienen muchas formas diferentes de hacerlo sin que nos enteremos. ¿Te imaginas al montón de médicos, enfermeras, administrativos, y demás personas que estarían involucradas en el tema? Porque claro, no vas a meter 30 chips en un solo individuo, meterás uno, con lo que tienes que controlar como se lo metes, quien se lo mete, cuando, y esa persona tiene que estar enterada para evitar meter 30 chips que hacen lo mismo (ineficacia total). Son tantos los agujeros en los que no piensa esta gente que parece mentira.






A %d blogueros les gusta esto: