Vivir recluído en uno mismo

Leo esto en 20 minutos:

Una niña discapacitada vive recluida porque tres vecinos no quieren poner un ascensor

Esto no pasaría de ser una típica noticia vecinal de no ser por dos aspectos fundamentales:

  1. Esa niña no es más que la viva imagen de decenas de miles de personas (sólo en nuestro país) que viven recluídas en sus casas porque no tienen manera de salir de ella. Y ella es una niña y todavía le pueden coger en brazos…
  2. Los tres vecinos de los cojones no son más que egoísmo en estado puro. Son los típicos cabrones que no quieren pagar la derrama de poner el elevador (léase ascensor), como tantos y tantos casos hay.

Como novio de una persona que vive en una silla de ruedas, tengo que poner el grito en el cielo, ya no por los vecinos del carajo, sino porque nadie, en la Comunidad Gürtel, cumple con los mínimos de una ley de dependencia, como ocurre en otros sitios como Madrid. Curiosamente son las regiones gobernadas por el PP los que más problemas y obstáculos ponen para conseguir las ayudas de esta ley. En esta misma situación viven también miles de ancianos que no pueden permitirse cambiar de casa, viven en un piso alto en edificios sin ascensor, y muchos de ellos no pueden salir de casa porque no pueden bajar y menos subir las escaleras.

Sirva esto aunque sólo sea de queja amarga ante la incapacidad de hacer nada operativo para cambiar situaciones como esta. La sensación de impotencia es enorme, como la que siento ante la situación de las cosas y el espíritu de los tiempos que nos toca vivir. Este es un detalle intrahistórico. Cuantas cosas más nos tenemos que tragar día a día, ¿cuantas?

Anuncios

  1. Este mundo sería más habiable para todo el mundo si la gente se pusiera en el lugar del otro. Qué pena!! Pero no se dan cuenta de algo TODOS somos discapacitados en potencia. Hoy estas bien mañana Dios sabrá. Gracias por tu entrada te invito a que te pases por mi blog. Yo tengo una parálisis cerebral y he fundado la Asociación “Convives con Espasticidad” Un abrazo

    • Las personas no estamos hechas para pensar en todas las posibilidades. Nuestro cerebro se colapsaría. Pero el problema es que esto nos lleva a que ni pensamos en las más obvias. Cada día más gente, por H o por B, termina recluida en una silla de ruedas o una cama. Y si no tienes un accidente, llegarás a viejo, y te pasará tres cuartos de lo mismo en muchos casos. La gente que se comporta de forma egoísta tiene muy mermadas sus capacidades empáticas y eso es malo en sociedad, ya que la incapacidad para sentir lo que sienten los demás les aísla y los convierte en parias sociales. Como bien dices, hay que ponerse en el lugar del otro, y asumir que te puede pasar a ti. Gracias por escribir.

  1. 1 Vivir-recluido-en-uno-mismo : Sysmaya

    […] Articulo Indexado en la Blogosfera de Sysmaya Leo esto en 20 minutos: Una niña discapacitada vive recluida porque tres vecinos no quieren poner un ascensor Esto no pasaría de ser una típica noticia vecinal de no ser por dos aspectos fundamentales: Esa niña no es Leo esto en 20 minutos: Una niña .. […]






A %d blogueros les gusta esto: