ICANN: en múltiples direcciones

La ICANN ha aprobado (por fin, porque no se sabe los años que llevamos con esto) que se puedan escribir nombres de dominio en caracteres distintos de los occidentales (más concretamente latinos simples). Aunque hay quien dice que esto es uno de los mayores avances de Internet en 40 años (sinceramente, hay cosas mucho más importantes que esto, como la IPv6, pero claro, quien es uno para decir otra cosa…), y la verdad, tengo mis discrepancias siquiera de que sea algo útil.

Me explico. Hasta ahora, existía una universalidad en Internet. Tú podías escribir una dirección web en tu navegador e ir a una página de cualquier parte del mundo, tuviera esa página el idioma que tuviera. Si lo entendías, fantástico. Pero ahora nos vamos a encontrar con un problema bastante importante. Mucha gente, en un arrebato fanático-patriótico, empezará a crear web con direcciones inaccesibles para la mayoría de la gente. Ya sea en chino, japonés, ruso, sánscrito… Empezaremos a parcelar Internet por motivos nacionales. Vamos, nuestro odiado nacionalismo tecnificado. Yo tengo un colega que sabe chino. Y hasta ahora, podía ir a cualquier página de China con su teclado normal y corriente. Hasta ahí todo bien. Ahora no podrá. Si se le ocurre ir a un sitio que sólo tenga una dirección en chino, no podrá. Tendrá que hacer mil pirulas para escribir la dirección o tendrá directamente que comprarse un teclado en chino. ¿Absurdo? No tanto. Porque sí, algunos dirán que siempre pueden asociar al dominio un nombre en letras occidentales, pero, ¿y los que no lo hagan? Su página será accesible sólo por aquellos capaces de escribir su dirección.

Entre esto y que quieren terminar con la neutralidad de la Red, estamos arreglando Internet a ostias. Vamos a terminar parcelando la red como se parcelaban las tierras en Inglaterra hace 300 años. Vamos a restringir hasta límites insospechados la capacidad de acceso a la información. Y lo que parecerá a los nacionalistas como un adelanto soñado, en realidad terminará volviéndose, en muchas ocasiones, en su contra. O no. Desde luego, los que puedan y quieran se comprarán también direcciones occidentales, pero aún así, hemos creado un problema nuevo donde antes no lo había. Así de fácil.

Vía Barrapunto.

Anuncios

  1. Leo en los comentarios de Barrapunto que además se podrán hacer verdaderas virguerías con las direcciones en lo que respecta a scam y semejantes. Yo pensaba que ya era malo de por sí, pero pueden conseguir que sea todavía peor…






A %d blogueros les gusta esto: