Archivo para noviembre 20th, 2009

2012… El año del descojone

Esta es la crítica de la película que no iré a ver seguro:

2012 estupideces.

Sólo quiero reflejar un pensamiento, más allá de la película en si, que sólo uso como excusa… En ella se habla de desastres tan increíbles que no pueden ser imaginados, excepto por los “enormes” guionistas de Jólibuz en su máximo apogeo. Ok. Pero hay un pequeño fallo: Por lo que sabemos, esto pasa cada 25.800 años aproximadamente, es decir, cada ese lapso de tiempo la Tierra y el Sol se alinean con el centro de la galaxia. Si lo que cuenta la película es cierto, esto debió pasar también hace 25.800 años, aprox. Ahora bien, fue por aquel entonces cuando aparecieron los primeros humanos, cosa que me lleva a pensar que de ser un cataclismo tan increíble, no existiríamos, ya que en esta película prácticamente casi toda la humanidad (excepto los protagonistas, claro, que hacen las cosas más chorras para sobrevivir) desaparece. Y no sólo los humanos, claro, sino prácticamente las especies más importantes de entre los pluricelulares se hubieran ido a tomar por saco. En resumidas cuentas, que no estábamos aquí ni de coña. Es más, sabemos que con la excepción de las placas tectónicas, la mayor parte del planeta que conocemos hoy día, orográficamente hablando, ha permanecido intacto desde hace millones de años. Lo que lleva a preguntarse porque unos señores que saben leer y escribir no han llegado a estas mismas conclusiones y se han preguntado que coño estaban escribiendo este guión. A no ser que el único objetivo, claro, sea ganar dinero fácil y rápido. Si esa es la razón, entonces totalmente de acuerdo.

Porque encima lo han conseguido. Claro, esto sigue la política, auspiciada fundamentalmente por los grandes poderes políticos y económicos, de meternos miedo por un tubo con una amenaza cada vez mayor. Y esta, claro, es la definitiva. La primera semana ha sido un éxito. Probablemente esta será mucho menor y la siguiente mucho menor. Pero es lo que tiene la primera impresión, que es la que queda. Y en nuestro caso, como simples humanos, es la que gana siempre.

Hagan lo que quieran, por supuesto, vayan a verla si lo que les apetece es ver simples efectos especiales (algunos dirán que no son tan simples, pero cuando metes 200 millones en una película puede hacer lo que te de la gana) y un guión totalmente chorrero, pero vamos, si tienen el más mínimo respeto a su tiempo y dinero (lo recomendable es no pagar por ver semejante chorrada), mejor hacen cualquier otra cosa que seguramente les va a reportar muchas mejores sensaciones. Y por lo menos no se aburrirán, como parece que les ha pasado a muchos.

Pasen y vean el mundo guay en el que vivimos:

Desarticulada en Perú una red que comercializaba con la grasa de sus víctimas para usarla en cosméticos – Yahoo! Noticias « NoticiasERB.

¿Se han preguntado las señoras/señoritas del respetable si tal vez los “potes” que usan puedan estar fabricados con grasa humana? Y claro, obviamente no serán todas, pero si esto es cierto, al menos alguna marca lo hace, lo que significa que hasta que se demuestre lo contrario, todas son potenciales culpables de este uso de material humano ilegal…

Sí, alguno dirá que que pinta el colágeno en todo esto… En realidad quería hacer una referencia, ya que me iba a meter con las cosméticas (parece que últimamente las grandes marcas lo pasan mal, frente a las marcas blancas, que en tiempos de crisis ganan adeptos, de lo que me congratulo), a la ignorancia de la mayoría de la gente sobre lo que le venden, sobre todo en productos como estos. Según el WordReference, es: “Sustancia proteínica albuminoidea que existe en el tejido conjuntivo, en los cartílagos y en los huesos y que, al cocerse, se transforma en gelatina”. Pero esta definición no cuenta toda la verdad. El colágeno es una sustancia que producen naturalmente todas las células de cualquier organismo y se produce en presencia de oxígeno. Básicamente, las células aprovechan el oxígeno sobrante para producir colágeno, que es lo que permite a las células mantenerse unidas. Antes de la explosión cámbrica, los niveles de oxígeno en la Tierra eran de aproximadamente el 1%, con lo que la producción de colágeno no era posible ya que había que aprovecharlo para otras cosas. A medida que las cianofíceas comenzaron a producir más y más oxígeno con la fotosíntesis, los niveles crecieron hasta alcanzar el 21% actual, más que de sobra para las células para producir colágeno, y comenzaron a aparecer los primeros seres pluricelulares, y por tanto, los seres complejos como nosotros. Es decir, que esto es algo que produce normalmente nuestro cuerpo, sino fuera porque lo agredimos constantemente con cosas como el tabaco, la polución ambiental en muchas ciudades y demás zarandajas. Sin el colágeno, no podríamos existir como entes complejos. Así que en vez de comprar tantos potes de colágeno, que no sirven para cascarla, lávense un poco más la cara, dejen de fumar, vivan en zonas menos contaminadas y respiren más y mejor, y ya verán como no necesitan tanto cascajo de crema que, a la larga, sólo hacen estropear la piel y por lo tanto la belleza natural que todos tenemos.





A %d blogueros les gusta esto: