2012… El año del descojone

Esta es la crítica de la película que no iré a ver seguro:

2012 estupideces.

Sólo quiero reflejar un pensamiento, más allá de la película en si, que sólo uso como excusa… En ella se habla de desastres tan increíbles que no pueden ser imaginados, excepto por los “enormes” guionistas de Jólibuz en su máximo apogeo. Ok. Pero hay un pequeño fallo: Por lo que sabemos, esto pasa cada 25.800 años aproximadamente, es decir, cada ese lapso de tiempo la Tierra y el Sol se alinean con el centro de la galaxia. Si lo que cuenta la película es cierto, esto debió pasar también hace 25.800 años, aprox. Ahora bien, fue por aquel entonces cuando aparecieron los primeros humanos, cosa que me lleva a pensar que de ser un cataclismo tan increíble, no existiríamos, ya que en esta película prácticamente casi toda la humanidad (excepto los protagonistas, claro, que hacen las cosas más chorras para sobrevivir) desaparece. Y no sólo los humanos, claro, sino prácticamente las especies más importantes de entre los pluricelulares se hubieran ido a tomar por saco. En resumidas cuentas, que no estábamos aquí ni de coña. Es más, sabemos que con la excepción de las placas tectónicas, la mayor parte del planeta que conocemos hoy día, orográficamente hablando, ha permanecido intacto desde hace millones de años. Lo que lleva a preguntarse porque unos señores que saben leer y escribir no han llegado a estas mismas conclusiones y se han preguntado que coño estaban escribiendo este guión. A no ser que el único objetivo, claro, sea ganar dinero fácil y rápido. Si esa es la razón, entonces totalmente de acuerdo.

Porque encima lo han conseguido. Claro, esto sigue la política, auspiciada fundamentalmente por los grandes poderes políticos y económicos, de meternos miedo por un tubo con una amenaza cada vez mayor. Y esta, claro, es la definitiva. La primera semana ha sido un éxito. Probablemente esta será mucho menor y la siguiente mucho menor. Pero es lo que tiene la primera impresión, que es la que queda. Y en nuestro caso, como simples humanos, es la que gana siempre.

Hagan lo que quieran, por supuesto, vayan a verla si lo que les apetece es ver simples efectos especiales (algunos dirán que no son tan simples, pero cuando metes 200 millones en una película puede hacer lo que te de la gana) y un guión totalmente chorrero, pero vamos, si tienen el más mínimo respeto a su tiempo y dinero (lo recomendable es no pagar por ver semejante chorrada), mejor hacen cualquier otra cosa que seguramente les va a reportar muchas mejores sensaciones. Y por lo menos no se aburrirán, como parece que les ha pasado a muchos.

Anuncios

  1. manda narices, tú, que recomiendas “Agora” que está llena de errores y memeces sacadas de la manga por el Amenábar.
    A mi las películas catasstróficas me entretienen mucho, pero de ahí a que me las crea, pues va un mundo. De todas formas, NO pienso ir a verla. Y eso que tengo dos entradas que me tocaron en un concurso y no sé que voy a hacer con ellas, porque no hay nada que me llame la atención. ya verás como acabo viendo otra navideña chorra para niños.
    El finde pasado nos tragamos “sólo en casa 1 y 2”. Y viva el Media Center

    • Leches, pero hace 1500 años la gente no sabía la cuarta parte que ahora, no me compares una cosa con la otra…

      Yo tengo a la piba pendiente del “Luna llena”… No es que me haga especial gracia, pero por lo menos la primera era entretenida y no parece tan sumamente chorra como 2012… Porque ciertamente tiene que ser estúpida hasta límites insospechados…






A %d blogueros les gusta esto: