El título de esta página es la de un libro altamente recomendable para aquellos que no quieren detenerse en las fuentes habituales sobre el cristianismo y el gnosticismo. Esta página y otras que publicaré más adelante intentarán adentrarse en los secretos que nos han estado ocultando desde hace 2.000 años. Esta página es sólo un pequeño resumen que ampliaré posteriormente.

Durante aproximadamente 2.000 años el mundo (principalmente el occidental pero también todo el resto) ha vivido una especie de sueño letárgico extraño y sin precedentes, que lo ha sumido en una especie de truncamiento del conocimiento y el pensamiento crítico que ha retrasado nuestra evolución como conjunto y el desarrollo tecnológico. Hace 2.000 años comenzó el germen de lo que posteriormente se conocería como cristianismo, cuya raíz en realidad surgió unos 500 años antes y que bebe de todas las fuentes orientales con las que tuvo contacto. El libro del que hablaba antes, escrito por Acharya S., es un extenso tratado sistemático y crítico sobre la historia primigenia del cristianismo. Aunque desarrollaré más profundamente lo que se viene a decir en esta obra (extensa por otro lado y muy densa), en esta página concretaré unos puntos que digamos que resumen de forma básica la teoría sobre la conspiración de Jesús Cristo. Por no extender esto innecesariamente, estos puntos específicos son:

  • Como idea básica, Jesús nunca fue un personaje histórico, sino una idea humanizada por determinados sectores del cristianismo, mientras que los gnosticos lo tenían por un ser idealizado no preexistente.
  • Como consecuencia, lo que se cuenta en los evangelios es falso, y forman una historia épica de un hombre que murió, resucitó y se convirtió en Dios.
  • Jesús Cristo es una aglutinación de distintos dioses como Horus, Mitra, Krishna, Buda, etc… Se demuestra su semejanza con estos dioses y su no existencia con diversos argumentos de tipo histórico y arqueológico. También se demuestra la no existencia de otros hombres que también se creía que existieron, como Buda.
  • Se demuestra también que el cristianismo, aunque originalmente no fue creado para tal cosa, fue aprovechado por los emperadores romanos para aglutinar el poder en todo el imperio y crear una “conciencia común” de todos los romanos, para exigir obediencia y seguir manteniendo su poder de forma interminable, cosa que en realidad consiguieron porque gracias al cristianismo, los valores del antiguo imperio romano pervivieron hasta el Renacimiento, y posteriormente en la Revolución Francesa y los gobiernos civiles europeos.
  • Se comprueban las distintas creencias antiguas y su relación entre si. Tanto se trate de las creencias orientales como de otras lejanas como las amerindias, prácticamente casi todas comparten una serie de valores comunes que podemos encontrar en el cristianismo, lo que quita valor a la existencia de Jesús Cristo como ser real (uno de los fundamentos básicos del cristianismo), y aporta un ápice de historicismo a la epopeya bíblica, tanto la judia como la cristiana.
  • También se comprueba como el antiguo testamento y el judaismo como tal son un derivado de la fe egipcia y tanto sus origenes como sus creencias se hunden en lo profundo del sistema de creencias del pueblo del Nilo. Esto da al antiguo Egipto la carta de naturaleza como fuente original de una serie de creencias, no sólo el judaismo y el cristianismo.
  • Se comprueba también como el odio al pueblo judío tiene sus raíces en la creación del cristianismo, partiendo de los terapeutas, religiosos de origen egipcio, y su fusión con pueblos de origen hebreo no judios como los nazarenos y los zadoquitas (saduceos), que claramente odiaban todo lo judío por su preeminencia en todo el mundo hebreo. De hecho, esa preeminencia es la que ha conseguido que identifiquemos hebreo con judío, lo que no es cierto en absoluto puesto que también existieron otros pueblos de origen hebreo no judíos.

Estos y otros puntos son los elementos de discusión de la obra de Acharya S. Si estais interesados, podeis conseguir la obra en distintas librerías online:

Valdemar
Casa del Libro
Cyberdark.net

Si podeis encontrarlo en la calle, mejor que mejor, más directo. ¿Qué leer un libro como este le puede dar miedo a mucha gente? Claro. Cuando se tiene unas ideas y te presentan algo que impacta con ellas de la manera que lo hace esta obra y te hacen dudar, los cimientos del pensamiento de uno caen como un castillo de naipes. Hay que tener la mente muy abierta y ser muy crítico para tener la capacidad de absorber lo que se dice en él sin desmoralizarte. Incluso para los agnósticos y los ateos supone un reto intelectual interesante. Tanto nos han metido en la cabeza que Jesús Cristo existió en realidad que hasta los que no creemos en ningún Dios también pensamos en ello.

En los próximos artículos me gustaría hacer resúmenes diversos de los contenidos de este libro. Me he propuesto leerlo una vez al año al menos, aunque todavía no toca la próxima. Mi novia me lo regaló a sabiendas en navidad (jaja, no deja de tener gracia la coña) y tardé alrededor de dos meses en leerlo noche tras noche. Tengo una serie de conocimientos históricos y filosóficos que me han permitido enterarme de la mayoría de las cosas que se cuentan en el libro, pero aún así me resultó complicado seguir algunos puntos. Cuando mientras lo leía iba comprobando las afirmaciones del libro, he ido acumulando una serie de conocimientos sobre la antigüedad que me han satisfecho enormemente. Este libro no sólo sirve para aprender sobre el cristianismo y el judaismo, sino también sobre religión antigua comparada, un conocimiento histórico y filosófico que todos deberíamos tener para entender porqué el mundo es como es.

Anuncios

    • Hay que ser valiente para ser creyente y al tiempo justificar la idiosincrasia de un Cristo basado en el paganismo, total o parcialmente. En general el paganismo fue un movimiento superado por los monoteísmos de una forma curiosa: la primera religión oficialmente monoteísta, la judía, no lo fue en sus orígenes y estuvo ampliamente influenciada por lo heleno, al menos culturalmente hablando, durante un amplio periodo de su historia. Sin embargo, no tenía la pretensión de imponerse a otras religiones, por aquello tan propio y personal que tienen los judios. Sin embargo, los cristianos arrasaron con todo de manera inmisericorde, y cuando encima tuvieron el visto bueno de Roma, fue la bomba. Esa capacidad de rapiña no ha sido nunca vista en ninguna religión. Ni siquiera el islam, que es capaz de la guerra santa, ha desplegado tal nivel de proselitismo.

      El artículo es interesante, aunque denso. Lo estudiaré con más calma en cuanto tenga un momento, aunque básicamente conozco la mayoría de los razonamientos expuestos. Gracias por mencionarlo, todas las aportaciones son bienvenidas.

      • Te comprendo (yo fui ateo hasta hace unos años y opinaba como tú). Tuve una prueba mística (muy semejante al arrebato paulino) que me hizo dejar de ser ateo “perseguidor”. Ahora estoy tan seguro de mi fe, que quizá subestime que a otros cristianos mi artículo les puede hacer dudar. Pero no es asunto mío. Yo digo lo que pienso, y no veo incompatible la sabiduría de otras culturas con la cristiana (para mí no son flasas, simplemente entiendo el cristianimo como la plenitud de todas ellas, un estadio superior). Es como el AT, ha sido superado por el NT pero no por ello rechazado.

        Hay bonitas iglesias moldavas ortodoxas decoradas exteriormente con frescos de Platón, Aristóteles, Pitágoras, la Sibila. Aparecen todos ellos, sin importar que no fueran cristianos. Ha de haber gratitud y recuerdo permanente de las culturas predecesoras (Sumer, Egipto, Grecia, Mazdeísmo, etc) pues para nosotros todas son un Antiguo Testamento, casi al nivel del AT de la Biblia. Sólo eso, creemos que el cristianismo es el último estadio de todas ellas. Las supera pero no las niega.

        Saludos.

        Eleison.

  1. Nube

    Pues para mi que Ágora es parte del NWO, fuera todo tipo de creencias, unificar. No sé si Jesús Cristo existió o no, pero me parece que su mensaje era re-evolucionario, ¿mensaje o mensajero? Ama a tu prójimo, de los niños es el reino de los cielos (creatividad-pureza-alegría), etc.
    Si lo que dijo Jesús era entendido por los humanos del momento era porque todos estaban evolucinados en ese sentido para entender los conceptos y para entender el mensaje del amor.

    • Pardiez, tengo que revisar la configuración de este blog porque teóricamente no se tiene que poder escribir… XDDDD Llevo años sin actualizar este blog… 🙂

      Gracias por escribir. En general Ágora es una película con una perspectiva atea de la historia, y por tanto, ligada a la élite. No creo que los humanos de la época estuvieran más preparados que ahora, sino que sufrían un mundo de desigualdades enormes entre los pueblos y las clases sociales y los pobres, la mayoría como siempre, estaban especialmente inclinados a creer en algo que les pudiera sacar de esa situación de forma permanente… El mensaje de Jesús es bueno, pero muy tergiversado a lo largo de los siglos para mantener a esa población pobre de espíritu (es decir, con mentalidad de siervos) en la obediencia a la élite. Y así nos ha ido, claro… De todas formas, la perspectiva histórica de Ágora, fuera su intencionalidad anti-religiosa, es correcta: la élite religiosa cristiana (también ligada a la élite), deseaba destruir todo aquello que pudiera hacerle sombra, y esa es la verdadera razón de la destrucción de la biblioteca (como los intentos de destrucción previos, por otro lado). Creo que se han tomado demasiadas licencias en algunos sentidos, pero por ese lado no se le puede reprochar nada.

      Saludos.

  2. El asunto es que si no existió cristo y las enseñanzas basadas en el son importantes entonces se deben difundir sus enseñanzas como eso pero no relacionarlas con ninguna figura o mito.
    Conclusion. lo importantes son las enseñanzas no el maestro.

    • No estoy en desacuerdo, pero… ¿Qué enseñanzas? El problema fundamental, lo complicado del asunto, es que no tenemos una referencia exacta de sus enseñanzas. Las escrituras que conocemos no son veraces ni directas, están tremendamente interpoladas (como toda la Biblia) y se hace difícil decir que sigues las enseñanzas de ¿quién? cuando han sido escritas por numerosas personas y modificadas y corregidas por tantas otras (muchas más). Lo que tenemos actualmente es un batiburrillo de frases hechas y situaciones poco claras que sin duda guardan ciertos conocimientos ancestrales e importantes, pero mezclados con una inmensa cantidad de mentiras y engaños diversos que hacen difícil centrarse en lo importante. Podrías decir que están los apócrifos y los textos arqueológicos, pero estos apócrifos no son tampoco del todo fiables y los arqueológicos, los realmente importantes, no han salido a la luz. En definitiva, sólo tenemos los textos oficiales que están muy lejos de ser fiables. Desde luego, lo que enseña la Iglesia no es, ni mucho menos, relevante de cara a comprender esas verdades, porque no es su misión principal, sino la de tenerte alienado para sus intereses.

      Así pues, ¿cuáles son esas enseñanzas? Es evidente que el cristianismo actual no es el de entonces, y que si tienes mente crítica y racional, puedes entresacar muchas de las enseñanzas relevantes (las que te resuenan, por decirlo de alguna forma) y formar un “corpus” de posibles enseñanzas esotéricas y trascendentales, pero el esfuerzo es importante y el error casi seguro en muchos casos. Y la mayoría de la gente no entra dentro de la clasificación de “crítica y racional”. Así pues, no podemos generalizar en lo que se refiere a las enseñanzas, porque realmente es difícil, por no decir que imposible, generar una conciencia real (una ontología uniforme, al fin y al cabo) sobre esas enseñanzas. Además, las enseñanzas de Jesús Cristo no son tan relevantes aisladamente: son básicamente las mismas que ya expresaron otros antes como Buda, mucho menos tergiversadas y más en estado puro (por la forma de ser oriental), con lo que en términos generales podemos pasar el cristianismo e ir a las fuentes mejores para las mismas verdades. Al final, las religiones se forman para poder tener esclavizada a la gente, y de ahí que una sea más importante que las demás, siempre.

      Gracias por escribir.

  3. Todo lo que planteas es lógico coherente y desde mi punto de vista muy acertado. Lo que considero importante partiendo de lo anterior es realizar una de lo útil y desechar lo inútil a fin de aprovechar cualquier recurso que nos permita avanzar.

    Es importante tener en cuenta que el desmonte de un sistema de creencias como el basado en la tradición cristiana seria imposible si se intenta realizar de un tajo. por lo anterior lo que sugiero es primero que todo dejar en claro que la existencia de jesus es un mito no un hecho historico.

    • Desmontar una creencia tampoco es un plato de gusto… Podemos hacer como los ateos (perdona, no sé si lo eres, y no te juzgo si es así, pero en general suelen ser muy simplistas a la hora de acercarse a estas cuestiones) y cortar por lo sano, lo que no tiene sentido alguno. Por otro lado, creo que el punto fundamental no es la existencia o no de Jesús. Todo apunta a que no, pero de hecho, es irrelevante para esta cuestión: tanto si se lo inventaron como si no, lo que hoy conocemos por cristianismo es una panoplia, una pantomima, o como quieras llamarlo. Tampoco está claro que existiera Buda, por ejemplo, así que realmente a efectos prácticos, no tiene mucha importancia: lo importante es el legado.

      Sobre regenerar el cristianismo, se ha intentado varias veces con pésimos resultados… Cátaros (los mejor encaminados, de hecho), protestantes, evangelistas, etc… Los primeros porque los exterminaron, y los demás porque siguen siendo una burda copia del original. Creo que de hecho, para poder intentar realizar la proeza de volver al cristianismo original, tendríamos que hacer un esfuerzo muy superior al de simplemente condensar las enseñanzas más resonantes. A mucha gente se le escapa, pero lo cierto es que el primer cristianismo era esotérico, muy alejado del exoterismo actual. Es decir, para volver al cristianismo original no nos podemos quedar en las típicas monsergas eclesiales por muy satisfactorias que sean: fe, esperanza, caridad, etc… Hay que ir al corazón del asunto, al núcleo del problema, que es la visión trascendental y esotérica de los primeros cristianos. Entender que para ellos, Cristo ni siquiera era una persona (por eso fueron masacrados tras el concilio de Nicea) sino una entidad cósmica asociada al Dios Cosmos como su representante humano. Todo esto tiene muchas implicaciones: espiritualidad, esoterismo trascendental, comprensión de la unión con el todo, etc… Y esos son los puntos fundamentales sobre los que hay que basar un intento de refundación del cristianismo, porque en realidad, el cristianismo original era eso y nada más que eso.

      Saludos.

  4. Saludos.
    Te cuento que no me identifico con ninguna etiqueta existente. no soy ateo, cristiano, científico o cualquier otra cosa. Solo investigo mis Dudas respecto a muchos aspectos que me afectan directamente y que afectan a la humanidad.

    ¿ Si eliminamos la base de los mitos que pasaría con los mismos ?Cuál es el papel de las religiones convencionales en el surgi­miento de la nueva conciencia? Muchas personas ya han tomado conciencia de la diferencia entre la espiritualidad y la religión. Reconocen que el hecho de tener un credo (una serie de creencias consideradas como la verdad absoluta) no las hace espirituales, independientemente de cuál sea la naturaleza de esas creencias. En efecto, mientras más se asocia la identidad con los pensamien­tos (las creencias), más crece la separación con respecto a la di­mensión espiritual interior. Muchas personas “religiosas” se en­cuentran estancadas en ese nivel. Equiparan la verdad con el pen­samiento y, puesto que están completamente identificadas con el pensamiento (su mente), se consideran las únicas poseedoras de la verdad, en un intento inconsciente por proteger su identidad. No se dan cuenta de las limitaciones del pensamiento. A menos de que los demás crean (piensen) lo mismo que ellas, a sus ojos, estarán equivocados; y en un pasado no muy remoto, habrían considerado justo eliminar a esos otros por esa razón. Hay quie­nes todavía piensan así en la actualidad.

    La nueva espiritualidad, la transformación de la conciencia, comienza a surgir en gran medida por fuera de las estructuras de las religiones institucionalizadas. Siempre hubo reductos de espiritualidad hasta en las religiones dominadas por la mente, aunque las jerarquías institucionalizadas se sintieran amenazadas por ellos y muchas veces trataran de suprimirlos. La apertura a gran escala de la espiritualidad por fuera de las estructuras religiosas es un acontecimiento completamente nuevo. Anteriormente, esa mani­festación habría sido inconcebible, especialmente en Occidente, cultura en la cual es más grande el predominio de la mente y en donde la Iglesia cristiana tenía prácticamente la franquicia sobre la espiritualidad. Era imposible pensar en dar una charla o publi­car un libro sobre espiritualidad sin la venia de la Iglesia. Y sin esa venia, el intento era silenciado rápidamente. Pero ya comien­zan a verse señales de cambio inclusive en el seno de ciertas iglesias y religiones. Realmente es alentador y gratificante ver algunas señales de apertura como el hecho de que Juan Pablo II visitara una mezquita y también una sinagoga.
    Esto sucede en parte como resultado de las enseñanzas espi­rituales surgidas por fuera de las religiones tradicionales, pero también debido a la influencia de las enseñanzas de los antiguos sabios orientales, que un número creciente de seguidores de las religiones tradicionales pueden dejar de identificarse con la forma, el dogma y los credos rígidos para descubrir la profundidad original oculta dentro de su propia tradición espiritual, y descu­brir al mismo tiempo la profundidad de su propio ser. Se dan cuenta de que el grado de “espiritualidad” de la persona no tiene nada que ver con sus creencias sino todo que ver con su estado de conciencia. Esto determina a su vez la forma como actúan en el mundo y se relacionan con los demás.

    • Aquí hay varias cosas. Lo primero de todo es que tenemos que considerar el hecho de que religión y espiritualidad no es que no vayan juntas, es que son antagónicas. La espiritualidad te exige mirar dentro de ti mismo y la religión te exige todo lo contrario, ya que el objetivo de tu fe es un Dios externo. Claro que han habido intentos espirituales dentro de la Iglesia, como no podía ser de otra forma, pero todos ellos fueron eliminados de mejor o peor manera. Es inconcebible para las jerarquías que haya espiritualidad en el cristianismo, porque va en contra de todos sus principios de control y manipulación. Una persona espiritual es mucho menos controlable y manipulable (si no es que es imposible) que una persona poco espiritual. Cátaros, Teresa de Jesús y otros son ejemplos de como la espiritualidad es silenciada en la medida que se puede: a los primeros los exterminaros y a la segunda (y a otros místicos de su época) los silenciaron en el ostracismo hasta su muerte.

      Pero tampoco tenemos que equivocarnos en otra cosa: la “nueva espiritualidad” como la llamas no surge como algo natural. Tienes que considerar el hecho de que la élite ha creado la new age precisamente para eso. La nueva era es el intento de la élite por generar religiosidad alrededor de la espiritualidad (como han hecho tantas veces en el pasado, como en el budismo y el cristianismo), y establecer así control sobre las personas que de forma natural y con buena fe decidan iniciar una vida en la senda cósmica… El problema es que a muchas de esas personas es fácil desviarlas del camino correcto porque no tienen las herramientas adecuadas para lidiar con los múltiples problemas que se encontrarán por el camino, y el New Age “aporta soluciones” a muchos de esos problemas, por la vía simplista y automática (como la religión), llevándolos a su redil de forma en muchos casos permanente.

      Tampoco nos tenemos que liar demasiado con la “nueva moda espiritual”: te lo están metiendo por la tele a diario. Desde los 80, por oleadas, están intentando colar “espiritualidad” por todos lados, pero por supuesto una espiritualidad orientada a sus intereses de nueva era. Las personas realmente despiertas tienen que estar atentas a las manipulaciones que intentan separarnos del camino correcto, y alertar a otros sobre ello (eso intento en mi otro blog, http://revolucioninterior.wordpress.com). No debemos dejar que hagan de la espiritualidad una nueva religión, porque entonces estaremos otra vez como al principio.

      No te confundas: que un papa vaya a una sinagoga o una mezquita es pura propaganda del ecumenismo, la forma que están intentando desarrollar para unificar las religiones en pos del NWO. ¿Por qué piensas que durante siglos se han llevado todos a matar y ahora de repente son todos amigos y todo está guay? La élite tiene por proyecto generar una religión, y si no lo consigue con el new age, tiene un as en la manga: unificar las religiones más importantes en el catolicismo (que nunca ha sido una religión cristiana, como sabrás) y de esa manera el control que esta organización lleva ejerciendo en el mundo será total y completa.

      Si se quiere refundar el cristianismo hay que ir a las bases del mismo, el gnosticismo, y a la espiritualidad independiente de culturas y religiones. Para ello prácticamente hay que renegar de todo lo que suene a cristiano actual, porque por desgracia está tan sumamente degradado que no tiene relación alguna. A partir de ahí se puede empezar. Saludos.

  5. De acuerdo.
    Ahora la tendencia es a reemplazar al tradicional jesus por un jesus pleyadiano o su equivalentes y garantizar la continuidad de una tradición religiosa adaptandola como un movimiento seudoespiritual a fin de mantener el control de las masas.

    En conclusión, que planteas tu para liberar al hombre de sus cadenas teniendo en cuenta que los principales problemas respecto a este tema son la ignorancia, la elevada facilidad de ser influenciado y las tradiciones y la familia como elementos condicionantes.

    • Tenemos que partir de una base que yo creo que no tiene discusión, aunque para eso hay que entender los preconceptos adecuadamente: la humanidad vive en un estado de infancia en el que necesita de “adultos” o líderes que les guíen en su devenir cotidiano y social, tal como los niños. La gente está en ese punto de madurez mental. No se plantean ni lejanamente la idea de ser ellos mismos los maestros de su existencia, de coger la riendas de la misma y dirigirla hacia el devenir que ellos mismos se marquen. Eso es lo que te exige la espiritualidad, así que en realidad muy pocas personas pueden realmente realizar ese trabajo. Los planteamientos que podemos hacernos no son sobre que hacer, sino quienes. Es evidente que la mayoría no está preparada. No es un pensamiento trágico, sino realista. Cada humano ha de salvarse a si mismo, y mientras no lo haga seguirá encadenado a lo mismo y a los mismos. La realidad es pertinaz y nos indica que eso no ocurrirá en el caso de la mayoría. Dormirán el sueño de los justos hasta que de una forma u otra sean capaces de despertar por si mismos y comprender la realidad tal cual es. Los espíritus más viejos lo hacen antes y los más jóvenes después. Es la norma cósmica y nosotros ni nadie vamos a cambiar eso.

      Mira, hace tiempo que llegué a la conclusión de que intentar despertar a la gente masivamente es un esfuerzo vano. Primero porque no tenemos medios, y segundo porque en realidad, no podemos condicionar el despertar de cada individuo. Sería muy egoísta por nuestra parte hacerlo, porque estaríamos afectando a su libre albedrío, y lo que podría ocurrir en muchos casos es que la gente retornase de nuevo al sueño porque en él se siente más feliz y confortable. Tiene que ocurrir que el individuo tenga una madurez personal intrínseca, aprendida en múltiples vidas, para poder alcanzar ese punto. De otra forma es un esfuerzo vano.

      Creo que en general se ha de transmitir la información de tu a tu, de persona a persona, y puede parecer un método inútil, pero no lo veo así. Un blog también cumple esa función (eso intento yo y por eso lo inicié) y además puedes decir una serie de cosas a mucha más gente que de una en una. Creo que tenemos métodos para lograr los objetivos, sólo tenemos que emplearlos.

      Creo que hay que refundar, no la religión, si no la sociedad. Porque una sociedad es el conjunto de individuos que la forman. Las sociedades son lo que todas esas personas generan, son, en realidad, un egregor que tiene vida propia, y eso es lo que hace que esa sociedad sea como es. Es un ser vivo, espiritualmente hablando, y ese ese ser es perverso es porque al menos la mayoría de los que lo han creado así creen que es. Creo que no debemos refundar religiones, sino conciencias, y para eso hay que cambiar, o crear nueva, la sociedad. Para eso hay que sentar bases espirituales, gnósticas, que permitan a los humanos hacerles entender lo increíblemente grandes que son y sus posibilidades en este y demás planos de existencia. Para eso habría que cambiar totalmente la educación y la moral en la que vivimos. Habría que empezar por hacer ver a la gente que lo que cree es mentira, y generar en ellos el debate, única forma de avance en un entorno intelectual mínimo. Habría que romper esquemas, y sí, seguramente muchas mentalidades quedarían baldías, rotas, ya que la gente está tan bien en su zona de confort que no se plantea otras posibilidades por miedo al posible daño. Y la gente está muy a gusto en sus mentiras, demasiado, y ese es uno de los principales problemas.

      Saludos.

  6. Totalmente de acuerdo.
    GRACIAS por tu atención.

  1. 1 La Conspiración de Cristo « Meterse por meterse

    […] La conspiración de Cristo […]

  2. 2 Cine: Ágora « Meterse por meterse

    […] ayudar a que la gente vea la gran mentira que ha sido el cristianismo desde sus inicios y que aquí he atacado en varias ocasiones. En definitiva, recomiendo a todo el mundo que vea la película, basada, por mucho que algunos nos […]




Deja tus pensamientos por aquí...

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s



A %d blogueros les gusta esto: