Posts Tagged ‘blogs’

Vuelvo con otra trilogía, esta más sencilla que la anterior. Tengo que denunciar dos cosas. Pero vamos por partes.

Lo primero es que, vía La libertad y la ley, me he enterado de esta entrevista al juez Francisco Serrano, que está siendo acusado ahora mismo poco menos que de violador del ascensor por decir verdades como puños, pero que nuestra querida élite políticamente correcta no está dispuesta a admitir. Simplemente un discurso lúcido y razonable. Os lo recomiendo.

Y termino con otro tema. Debido a gente que no entiende Internet y lo que significa (aparte de ser muy cerrados y no entender bien la legislación), un importante blog de información independiente, Noticias ERB, está planteando cerrarse (si no es que la decisión está ya tomada) por amenazas contra la libertad de expresión. Y aquí no estamos hablando de una mera hipotética (e irreal) violación del derecho de cita, sino de un ataque en toda la regla contra la libertad de información libre e imparcial. Este es uno de los blogs de información alternativa más importantes en España, y el mero hecho de que simplemente se AMENACE impunemente a un bloguero con querellas y denuncias cuando hasta el amenazador sabe perfectamente que no ha pasado nada (yo a eso lo llamo puro egoísmo) nos debe revolver las tripas a todos los que entendemos que Internet no es un mero transmisor de información. Pero parece ser que hay gente que no lo entiende. Sinceramente espero que la cosa no llegue a concretarse con el cierre, pero aún así, me gustaría homenajear a los blogueros que tienen que aguantar semejantes tonterías a cambio de poder transmitirnos la tan necesaria información imparcial y real que necesitamos. Un saludo a ellos. Y libertad, como dice otro apreciado bloguero.

Actualización: la cosa ha llegado a Menéame. A ver si puede ser que sólo por la inercia o un “efecto Menéame” a alguno se le caiga la cara de vergüenza.

Anuncios

Malas actitudes

Concretamente, me refiero a malas actitudes en los blogs. Hace poco hacía referencia en un artículo a los distintos tipos de blogs y como publican, siendo en muchos casos el ego del bloguero lo que condiciona la publicación como tal. Ahora, lo que me preocupa es la gente que se dedica a copiar material sin dar el debido crédito o los que hablan de cosas sin hacer la debida referencia al sitio donde lo han visto. Y es algo que me molesta profundamente.

Los habituales de este blog saben que cuando hablo de algo que he visto por ahí, pongo siempre la referencia del sitio donde lo he visto. Sitios colegas como el de javcasta son proclives a poner referencias por todos lados sobre todo lo que publican, lo que da a entender que se comporta como hay que comportarse, dando el debido crédito y ayudando a tejer y extender la red Internet. Pero otra gente no lo hace (no digo quien porque no soy un acusica y porque no quiero dar publicidad a nadie). O bien directamente copian contenidos tuyos, o se dedican a hablar de temas que han leído en otros blogs sin hacer la debida referencia (ni siquiera al sitio original de donde partió la noticia). Y eso es de mal bloguero, y da mala fama a los blogueros de pro. Es una forma de actuar propia alguien egocéntrico que piensa que publicar en su blog es dar la impresión de ser totalmente original a pesar de “robar” ideas a otros, y eso es una cosa muy molesta. Es molesta porque se apropian de algo tuyo, y por otro lado porque a todos nos gusta que se diga que algo ha surgido de uno. Lo que uno publica en el blog es de su propiedad intelectual, y no respetar ese copyright es de malas personas.

En concreto esto ha pasado con varios artículos míos, y de ahí viene todo este rollo que os estoy soltando. Quiero pedir a los que hacen tales cosas (con mi material o con otros) que dejen de hacerlo, que se comporten y den el debido crédito al material que publican en sus blogs. Soy lector de algunos de ellos y dejaré de serlo si vuelvo a encontrar otro artículo en las mismas condiciones, ya que no me merecerá el respeto que merece un blog como es debido.

Queda dicho.

El blog como plataforma

Si estás leyendo esto, probablemente serás un lector compulsivo de blogs (lo digo porque este es minoritario de narices y leerlo supone encontrarlo fortuitamente o tenerlo en un lector RSS como oro en paño… :)), como el menda. A medida que uno va leyendo blogs, se da cuenta de que hay una categorización muy explícita de los mismos, ya no por temáticas, sino por usos que se le da a los blogs, tengan el contenido que tengan. No pretendo listar esa categorización aquí, pero me gustaría profundizar en el entendimiento del blog como plataforma de opinión, que es básicamente lo que hago yo con el mío.

Desde luego un blog se puede usar de muchas maneras. Yo sigo mucho algunos blogs temáticos (tipo Blog de Cine, Vaya Tele o Ciencia Kanija), que hablan de temas muy concretos de forma más o menos profesional. Son blogs comerciales que viven de que la gente les visite porque han sectorizado enormemente su público. Desde ese punto de vista, son blogs informativos, aunque muchas veces se vierten opiniones que luego se discuten en los comentarios. Pero estos blogs rozan, hasta cierto punto, el límite entre lo que es un blog y una revista de contenidos digitales, ya que además viven de ello (ponen publicidad, normalmente), con lo que son un poco menos blogs y más revista, aunque tengan formato de blog. Luego están los que simplemente se dedican a poner masivamente noticias de otros medios, como una especie de mural donde se pegan trozos de periódicos sin más función que la de poner contenidos ajenos sin ni siquiera dar una opinión. Sinceramente, eso no me parece un blog. Para hacer cosas así, móntate una plataforma de RSS donde vayas poniendo enlaces a las noticias que te molan y luego las publicas por ahí (yo tengo por ejemplo mi RSS personal a la derecha del blog, para el que le puedan interesar las mismas noticias que a mi). Considero que un blog, como mínimo, tiene que volcar algún contenido propio, particular, intransferible. No me parece mal que se publiquen noticias de otros medios siempre y cuando se aporte algo propio al contenido. Yo mismo ocasionalmente publico enlaces a otros artículos o noticias pero me gusta dar mi opinión y extender la información de alguna forma, investigando y colaborando a dar a entender el contenido de la noticia. Expulsar información sin control y sin objetivo me parece llenar de ruido la Red, y en un mundo tan saturado de información como el nuestro, eso me parece cuanto menos inmoral.

Y luego están los blogs personales, donde el propietario vuelca o bien opiniones, bien recuerdos, bien textos que pueden ir desde la simple literatura a una expresión de sentimientos… El blog personal creo que es el que más se acerca al sentido original del concepto de blog. Puede tener cualquier temática, que puede gustarte o no. Puede ser de noticias generadas por ti mismo, o bien simplemente un compendio de ideas y pensamientos que te surgen en un momento dado, y que necesitas dar a conocer al mundo, o al pequeño mundo de los que te leen. Algunos de esos blogs son populares, pero son los menos. La mayoría son grandes desconocidos que después de buscar y rebuscar mucho terminas encontrando, y que en la mayoría de las ocasiones ni siquiera tienen afán de fama (esa necesidad que tienen algunos de que su blog esté en lo más alto y que sean todo lo visibles que sea posible, caiga quien caiga). Esos blogs permiten hacer amigos en la Red, generan nuevos contenidos, relaciones entre blogs, cosa que los otros blogs no consiguen ni conseguirán nunca, porque son impersonales. Algunos blogs personales han conseguido tanta fama que han dejado de ser personales, para generar un montón de hype (lease como “cosa guay”), pero nada de contenido formalmente personal. Algunos blogs populares siguen manteniendo ese aura de personalismo que los hace únicos, porque el autor, a pesar de su popularidad, lo usa para hablar de lo que quiere y como le da la gana. Se me ocurre que un ejemplo de los blogs que generan hype puede ser el de Enrique Dans, y otro de los que son más personales es el de Ricardo Galli. Se nota en detalles como que el primero tiene dominio propio y el segundo no.

En perspectiva, yo me quedo como estoy. Probablemente no tendré nunca un número enorme de lectores, pero me preocupa bastante poco, ya que mi objetivo es que dar salida a lo que llevo dentro, no ser famoso o guay. Naturalmente eso no significa que no puedas promocionar tu blog, hacer que sea más visible de diversas maneras, etc., pero eso probablemente no te va a dar mucho público, si conservas la pureza del contenido de tu blog. Larga vida a los blogs personales, esos grandes desconocidos, pero realmente necesarios, de Internet.

Visitas contra las bombas

Esta es una iniciativa de Ricardo Galli, previo aviso de Martin Varsavsky (sí, ese tio argentino tan rico que se monta unos negociazos de la leche que ya quisieramos todos), para apoyar a El Correo por los ataques de ETA a los medios periodísticos y a ellos en concreto. La idea me parece buena y muy 2.0, así que alguien más se quiere unir, que lo haga, y que se haga eco en su blog y otros medios, dirigiéndoles el tráfico para que os entereis de como se las gastan estos cabrones de ETA (si alguien no se había enterado ya, claro).

Para quien haya entendido el guiño del título, a continuación le explico el porqué de la variación. Y para quien lo haya entendido, le haré la ya clásica explicación previa totalmente necesaria. Se trata de una parafrasis muy libre de la novela del gran escritor estadounidense Philip K. Dick “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?“, que fue llevada exitosamente al cine por Ridley Scott con el título inolvidable de “Blade Runner“. Y ahora paso a explicar el por qué de este artículo.

Yo tenía un conejo. Digo tenía porque murió en extrañas circunstancias mientras una amistad me lo cuidaba mientras yo estaba de viaje. Lo cierto es que estaba chuchurría durante un tiempo antes pero no me preocupé en su momento y finalmente pasó lo que tenía que pasar. Eso sí, vivió dos años y medio la mar de contenta (era coneja), y creo que la cuidé bien, hasta ese fatídico día. Y me echo la culpa, tengo que ser sincero, porque no lo hice todo lo bien que debía. Son animales que viven poco, son muy sensibles a los cambios y a las enfermedades, y aunque intento tranquilizar mi conciencia diciéndome que era normal que ocurriese, sé que no es del todo así. Así que sí, en ocasiones recuerdo a esa coneja con cariño e intento recordarla a menudo. Nike se llamaba, como la diosa griega.

Pero esto también va por otra cosa. Los bloqueros, al menos los que estamos muy encima de nuestros blogs, soñamos con lo que hacemos o dejamos de hacer con él. En la novela de PK Dick, Rick Deckard, el protagonista, es un perseguidor de androides que no está muy seguro de que el mismo sea o no un androide (ese es el drama de la historia), pero sueña con ovejas eléctricas. El tal Dick era un visionario. Ahora tenemos perritos mecánicos y electrónicos que emulan a los normales. En la novela, los animales de compañía habían desaparecido, y la mascota de moda era la oveja-droide (o lambdroid, que quedaría más propio), y su sueño era poder tener una de verdad. Dentro de mucho tiempo tal vez termine siendo así, pero de momento debemos disfrutar de nuestros animales de verdad. Y de nuestros blogs. Debemos cuidarlos, mimarlos, cuidar también a la audiencia y no ser pretenciosos. Debemos evitar tener sueños, o pesadillas más bien, con nuestros blogs. No ayuda a la salud mental.





A %d blogueros les gusta esto: