Posts Tagged ‘desinformación’

Andaba desayunando y viendo los prolegómenos del debate de “Los desayunos de TVE” (es el único programa de debate político que queda por las mañanas, así que hay que aprovechar… ¿Dónde estás, Vicente?), y he podido presenciar una auténtica batalla dialéctica entre periodistas como es poco habitual ver: Nativel Preciado (extraña amante literaria de púgiles y que no tiene nada especialmente destacable en su haber) y Javier Valenzuela (de El País y con una extensa trayectoria internacional, sobre todo en asuntos de Oriente Medio) se han enfrentado indirectamente por la cuestión de la gripe, de dos formas totalmente diferentes (radicalmente diferentes, en mi opinión). Mientras que Nativel seguía las consignas gubernamentales (que todo guay, que hay que ir porque mola que te pinchen, etc…) y tachaba a los medios de Internet de irresponsables, poco informados y desinformadores (claro, los medios de Internet, justamente los que menos información dan, ¿verdad?), Javier hacía exactamente todo lo contrario: llamaba a la no vacunación no imprescindible, decía claramente que no se iba a vacunar, y arremetía nada menos contra la OMS (sugiriendo sus relaciones muy específicas con las multinacionales farmacéuticas), y agregando momentos más tarde que con todas las vacunas compradas y que no se van a usar hubiera sido mucho más interesante ayudar a los países a salir de la pobreza (el otro tema de moda estos días).

Nativel, guapa, como se nota que todavía os jode a muchos periodistas que existan los medios bidireccionales. Vosotros, que estáis acostumbrados a expeler controladamente toda información que vuestros amos os ponen en los teletipos, no entendéis (algunos ya lo están empezando a hacer, por suerte) como es posible que la gente participe de la producción de la información, del contraste informativo y la transparencia, creando redes de información inteligentes y bidireccionales. El éxito de los diarios online así lo justifica, ya no sólo de los blogs. Pero maña, has enseñado la patita, metiéndote con los que, sin cobrar un duro y currándoselo a diario para ofrecer información veraz, pero totalmente diferente de la que soltáis vosotros, van diciendo verdades día tras día. No me incluyo, ya que no investigo: me limito (esto también hay que hacerlo) a “amplificar” la información que otros se preocupan de preparar y sacar adelante, pero me doy por aludido, claro está, ya que tu referencia velada a los blogs, foros y demás era bastante evidente. Tu problema es que todavía no estás, como muchos de tus compañeros, dispuesta a enfrentarte a la realidad del futuro de la información, que en realidad ya es el presente.

En cuanto a Javier (señor que al menos tiene blog), decirle que tiene todos mis respetos. Teniendo en cuenta el medio en el que trabaja (y sus intentos de desprestigiar la conspiración de la gripe, fallidos por otro lado), generalmente suelo prestar atención a sus palabras porque suelen ser bastante coherentes y, como en el caso de hoy, sinceras e imparciales. Hablar con sentido común debería ser una asignatura de periodismo, y claramente no todo el mundo lo practica. Sinceramente me merece más confianza alguien que ha sido corresponsal de guerra, que ha estado en primera linea de la información y que se atreve a decir cosas molestas por TV aunque le puedan perjudicar que alguien cuyo mayor logro según la Wikipedia es haber escrito una biografía de Cassius Clay y un tal Legrá (que problablemente será conocido en los medios pugilísticos). Yo no soy periodista, lo admito (tal vez sea mi vocación frustrada), pero creo que es mi obligación, al menos desde mis limitadas posibilidades, mostrar lo que yo voy encontrando y que creo que es serio y bien fundamentado. Es verdad que hay mucho mercachifle diciendo estupideces sin ton ni son (lo del fin del mundo y el 2012 ya es de risa, sobre todo porque el calendario maya no termina en 2012, sólo su séptimo periodo), pero junto con estos papanatas hay gente seria dispuesta a tirar de la manta de los verdaderos problemas mundiales, y no seguir las corrientes oficiales, que nos envenenan. Así que por una vez que un periodista “de los de verdad” dice algo coherente, no vamos a quitarle la razón…

El ataque a la OMS (ya saben, la Organización Mundial al Servicio de las farmacéuticas) ha sido especialmente elocuente y concreto por parte de Javier Valenzuela. Cómo él, somos muchos los que tenemos más que sospechas sobre el comportamiento de esta organización que de la noche a la mañana se convirtió en dueña y señora de todos nosotros al poder obligar a los estados miembros a vacunar a todo el mundo si ellos lo ordenaban. Ahí lo dejo. Una breve búsqueda en Google da información de sobra sobre este particular, aparte de que ya hemos hablado de ello en este blog. ¿En manos de quien estamos exactamente? ¿Nuestros gobiernos nos protegen realmente? Estas son preguntas que debemos hacernos y buscar información sobre ello no sólo es necesario sino una obligación ciudadana. Porque gracias a Internet, tenemos la posibilidad de estar bien informados.

Anuncios

… las famosas vacunas. Hoy empieza la campaña de vacunación (dicen que voluntaria, ahora veremos porque creo que no es así), y comienza otra vez el miedo y la perturbación. Dicen que sólo distribuyen cuatro millones de vacunas, para los grupos de riesgo (aunque luego, realmente, ni siquiera estos grupos de riesgo pueden ponérsela, siempre desde directrices ministeriales), y los que tienen una cierta autoridad en todo esto, que son los médicos, ni siquiera se ponen de acuerdo entre si: unos dicen que sí, otros que no… Y mientras, un solazo (en Zaragoza), que lo flipas (cosa que además les está jodiendo).

Primer asunto: comienza la campaña, y oye, de repente son 90 muertos (no hay informaciones oficiales sobre quien, en qué circunstancias, etc…), y ya están alarmados porque dicen que si dos niñas sin “síntomas previos” (la expresión del año) han fallecido y alguna que otra barbaridad. Que casualidad. No sabemos nada del tema desde agosto, pero de repente cuando lanzan las vacunas, se vuelve a morir gente. La leche, que suerte. Y mientras, un periodista en Cuatro diciendo que la ha tenido hace dos semanas, que le duró 36 horas y la pasó a base de paracetamol. Vamos, lo que venimos diciendo desde hace meses. Claro, que nadie lo había dicho por la tele. Bendita tele.

Segundo asunto: vacunación voluntaria. Dicen que sí, voluntaria, pero que sepamos algunos grupos como policía, prisiones y algunos otros dicen ser “obligatorios”. Salía en las noticias un mozalbete de la policía de algún sitio diciendo que era “su obligación”. Ay, cuanto te han lavado el cerebro, pequeñín. Mientras, a los abuelos los convencen rápido de que tienen que vacunarse. Sólo había que ver el reportaje de “Noticias Cuatro”, donde se veía a ancianitas desorientadas recibiendo la vacuna sin más. A cuantos van a engañar así, no lo sé. Pero que no digan que es voluntaria cuando están engañando al personal para que se la ponga. Precisamente los más mayores son los que menos probabilidades tienen de sufrir la dichosa gripe. Y suma y sigue.

Tercer asunto: falta absoluta de transparencia e información veraz. Desde el ministerio no nos dicen la cifra total de hipotéticos “infectados” y curados, pero rápidamente dan la de muertos (o supuestos muertos). Se lanzan las alarmas por cualquier cosa y la gente, con la crisis, no está para rosas. Se nos dice que no tiene efectos secundarios (mentira), cuando el primer efecto secundario es que si hay efectos secundarios, uno no se podrá quejar ni al Estado ni a las farmacéuticas. Eso es lo que no se le cuenta a la gente. Cuando en varios lugares ya se han detectado casos de Guillain-Barré tras la imposición de la vacuna, no nos pueden decir que no puede haber efectos secundarios. Cuando nos dicen que la gente se tiene que vacunar si están en grupos de riesgo, pero no pueden porque tienen que esperar a una vacuna menos potente (¿por qué tiene que haber una vacuna menos potente? ¿es que la normal es peligrosa?), igual que los grupos indicados antes como policía, médicos, etc… Cuando una cantidad muy importante de profesiones de la salud no quiere ponerse la vacuna, por algo será.

Amigos, ante todo tranquilidad. No corran a por la vacuna, no es necesaria en casi todos los casos (si usted o sus familiares están sanos, no vayan a ponérsela), y sólo en casos muy específicos puede ser interesante, siempre y cuando se lo recete su médico de cabecera (no otra persona), y asegúrese de que es la menos potente, por si acaso. Son las médidas mínimas que nos dicta el sentido común en casos como este. ¡Cuidense!

Por favor, lean esto antes de nada (es largo pero ilustrativo).

Rebelion. El País contra Teresa Forcades.

Ya anteriormente he hablado de esta señora, de su información y lo que quiere decir. Y sólo por afinidad de opiniones, estoy radicalmente a su favor. Naturalmente, era lo esperado: atacar a la fuente de la popularidad de la campaña anti-vacuna para, desprestigiando al sujeto, desprestigiar al movimiento. Pues no les ha salido especialmente bien. Y es que esta señora, doctora en medicina, tiene razones más que de peso para atacar lo que muchos sabemos desde hace tiempo que es un ataque contra nuestras libertades y derechos. Al parecer, según el ataque de El País, esta señora viene de conspiranoica (hay que leer los comentarios de los lectores al pie, algunos son sublimes), cuando lo que dice son verdades como puños, pero que obviamente ni a farmacéuticas (que se juegan sus dineros), ni a los gobiernos (que se juegan excusar porque han gastado millones de euros en vacunas que no se van a usar) les interesan en absoluto. Aquí es cuando muestran su patita y se les ve el plumero. Tanto a ellos como a los medios que los sustentan. Porque no puede existir una dominación mundial sin los medios masivos.

Teresa, tienes todo nuestro apoyo. Adelante.

La desinformación ha alcanzado hoy cotas interesantes en lo que respecta a la vacuna de la gripe A. En Cuatro veía como anunciaban, casi tremebundamente, que en varios países europeos ya se ha iniciado la vacunación por la gripe, con un lenguaje y unas imágenes claramente alarmistas. Pero claro, no se habla de lo que no interesa: de las muertes que ya ha producido la vacuna en Suecia y Alemania. En Chile también se habla de posibles problemas (el único país de Latinoamérica donde se está probando la vacuna), mientras que en Bélgica, por decir un caso, se ha descartado totalmente la vacunación masiva. ¿Hasta cuando vamos a tener que aguantar que nos engañen y nos mientan sobre cosas tan importantes? Seguid por favor los enlaces que os pongo a continuación y reflexionad vosotros mismos sobre esta situación (lo de que vayan a poner vacunas diferentes según sea población normal y otros sectores es por demás):

Investigan la muerte de dos personas en Suecia tras vacunarse contra la gripe A
VACUNA CONTRA LA GRIPE PORCINA PODRÍA CAUSAR LA MUERTE DE NIÑOS Y JÓVENES EN CHILE
Desata polémica vacuna en Alemania
Bélgica descarta la vacunación obligatoria contra la gripe A
MÁS MUERTES POR LA VACUNA QUE POR LA GRIPE PORCINA EN 1976
Escepticismo en Europa ante las campañas de vacunación de Gripe A
Escándalo en Alemania por la campaña de vacunación contra la Gripe A: Los altos funcionarios del gobierno recibirán vacunas diferenciadas
La Dra Rauni Kilde habla sobre la Conspiración de la Gripe Porcina (ex-ministra de sanidad de Finlandia)

(Por favor, hablad de ello con vuestros familiares y amigos. Cuanto más informados estemos todos sobre todo este problema menos nos la colarán. Y este es realmente un problema serio.)

Una de las armas que se usa para combatir el desarrollo de la inteligencia y la razón humanas es la contrainformación. No es lo mismo que la desinformación, que simplemente es no informar sobre las cosas. La contrainformación es la manera de introducir información normalmente falsa o incorrecta en algún sentido de manera que sea absorbida por determinados grupos o incluso de forma masificada de manera que llegue a convertirse en una verdad a base de repetirla, especialmente si se desea que sea verdad. Frente a la realidad contrastada (lo que comúnmente los humanos llamamos “verdad”), la contrainformación es la manera más eficaz de lavar el cerebro a la gente y así evitar que piensen por si mismos.

La cuestión es que existen, al menos dos formas de contrainformar. Una la ejercen los poderosos de distinto pelaje: gobiernos, empresas, bancos, etc. La usan para mantener bajo control la información importante y mostrar a los ciudadanos sólo información de poca relevancia. Ocasionalmente la información relevante sale a la luz por una falta de control (Internet es un problema de control de información para los poderosos, aunque se apoyan en la masificación para que no tenga mucho efecto), con lo que entra en juego el sistema de control de riesgos: negación de la realidad, acusaciones de falsedad, campañas de masificación, etc. En fin, el pan nuestro de cada día. Lo vivimos de continuo. Un ejemplo cotidiano de esto ha sido, por ejemplo, la ultima manifestación contra el aborto (sí, ya sé que lo menciono mucho, pero es que es un ejemplo clarísimo). El gobierno prefiere una manifestación así mientras ellos negocian por lo bajo los presupuestos del año que viene, que es lo que ahora mismo ellos tienen en mayor relevancia para sus arreglos políticos futuros. “Maniobras de diversión”, lo llaman en términos militares. Y es que ZP es un buen estratega (cortoplacista, dicho sea de paso).

La otra forma de contrainformación proviene, sospechosamente, de los se hacen llamar “antigubernamentales”. Son grupos que lanzan constantemente acusaciones de diverso tipo contra los poderosos, con la finalidad clara y manifiesta de ser escuchados por aquellos que tienen sus mismas tendencias ideológicas o que simplemente no razonan lo suficiente como para no ser influenciados ni por unos ni por otros. Son los acusadores de los “illuminati” y otras super-conspiraciones de todo tipo para dominar el mundo, amén de chorrapolleces del tipo fin del mundo en 2012 y demás historias. En general intentan captar a todo un conjunto de ciudadanos poco formados e informados en general que puedan tragarse sus chorradas con buena intención y que están hartos de los poderosos, pero que no piensan lo suficiente como para apreciar que les están contando simplemente chorradas (es más, algunos hasta se atreven a vender sus diatribas, y son auténticos best-sellers). Internet ha sido, al contrario que en el caso anterior, el caldo de cultivo ideal para este tipo de tendencias. Bajo su imagen de antigubernamentales, esconden en realidad un afán de notoriedad infinitas, que expelen información sin contrastar y la mayor parte de las veces inventada, simplemente para hacerse conocidos y de paso generar “hype”.

Lo que ellos saben perfectamente (y se aprovechan de ello), es que estos grupos contrainformativos, en realidad, favorecen los intereses de los poderosos. Lanzando sus ideas de ciencia-ficción (y ni eso) sobre conspiranoias estúpidas (porque encima si hablasen de cosas realmente importantes, pero la mayoría de las veces son auténticas chorradas), en realidad les están haciendo la cama a los gobiernos, porque ellos pasan por idiotas inventores de bobadas, y así quedan como tales. Funcionan como cortina de humo de los poderosos, generando un primer plano absurdo que les permite seguir operando con la información real relevante en la sombra. ¿Quienes son estos idiotas? Bueno, hay muchos en Internet. En español es especialmente relevante Trinity A Tierra (no voy a dar el enlace, no se merecen un trackback de mi parte, si alguien quiere echarse unas risas que busque un poco que lo verá enseguida), y seguidores, un grupo especialmente gracioso de idiotas. Se dedican a lanzar ideas delirantes sobre un montón de cosas esperando a que la gente pique. Y pica. Este sitio en concreto es muy popular entre los conspiranoicos. Como ellos hay más, pero no quiero darles más publicidad. Sólo quiero avisar de que esta gente existe y de que deben ser repelidos por la gente con criterio de forma inmediata.

El problema de estos idiotas es que crean mala prensa para la gente que realmente nos informamos, contrastamos noticias y ponemos nuestras opiniones más o menos formadas (sean favorables o no a los poderosos) en común para compartir nuestras ideas, basadas en la razón y el criticismo, con el común de los mortales internautas. Así, no puedes decir en ningún momento una palabra más alta que otra porque si no te tachan inmediatamente de seguidor de Trinity, por decir un caso, y eso jode bastante. Un caso reciente ha sido un artículo donde mencionan que el gobierno USA ya tiene preparada la dominación mundial por medio de microchips en vacunas y cápsulas, incluso haciendo referencia a webs donde se habla, simplemente, de que algunas farmacéuticas han preparado para fabricar chips de localización médica. Algunos han ido más lejos e incluso hablan de vacunación masiva en distintos países para implantar estos chips (aprovechando la gripe A), para tener controlada totalmente a la población. Primero se acusó a Bélgica de hacerlo (cosa que los medios ya han corroborado a la contra), ahora Francia, y por supuesto, USA. Primero, si llegase a ocurrir eso, lo primero que pasaría es que habría revueltas populares. Y segundo, ningún gobierno occidental se atrevería a hacer eso de forma tan obvia y evidente. Lo harían de muchas maneras distintas, por medio de las vacunas estacionales normales, o incluso de la vacunas normales que se ponen a los niños pequeños todos los años, con lo que hacerlo por medio de una vacunación masiva por una enfermedad de chichinabo es cuanto menos escandaloso. Esta gente se inventa unas historias tan histriónicas que se caen por su propio peso. Y miren ustedes, si llegase a pasar algo semejante (que hay que ser estúpidos), desde luego tendrían la negativa de la mayoría de la población. Muchas películas han visto esta gente.

Sólo aviso. No os fiéis de todo lo que veáis en la Red (y fuera de la red). Contrastar la información. Buscar alternativas a las noticias que os presentan. Cuando veáis una noticia en un periódico, iros a otros tres o cuatro de distintas tendencias para confirmar o desmentir. Y recordad que las historias de estos “iluminados” están bien sólo para pasar un rato entretenido. Ante todo usad la razón, el sentido común y el criticismo. Así, no os ganará nadie, ni unos ni otros.





A %d blogueros les gusta esto: