Posts Tagged ‘ecología’

Reflexionando un poco sobre el tema este del cambio horario y leyendo un poco por ahí sobre el tema, llegamos a la conclusión de que esto del cambio horario, lejos de ser una ventaja para el ciudadano, simplemente nos jode los biorritmos de forma estúpida para que las grandes corporaciones ahorren un poquito de electricidad. Claro, eso es bastante dinero en realidad, pero para un 5% de ahorro que se produce, nos joden a todos por igual. Si a esto le sumamos la organización totalmente caótica de los husos horarios, que es totalmente arbitraria y que no se sabe en realidad muy bien a qué intereses atiende (estamos en el mismo huso horario que Inglaterra pero tenemos una hora más, por ejemplo), pues nos encontramos con un caos horario realmente importante. Si, que todo esto lo inició (teóricamente) Franklin con muy buenas intenciones y tal, pero no deja de ser un trastorno importante, y claro, por lógica, dos veces al año.

A lo que yo llego es a lo siguiente. Dicen que se ahorra, y para eso nos tienen que joder a todos. ¿Pero quién ahorra? Porque nosotros no. Nuestra factura va a seguir siendo exactamente la misma. Ningún español (persona física) ni pequeña o mediana empresa consigue beneficio alguno con esto. ¿Cuál es la razón entonces? ¿Quien ahorra realmente? Pues claro está, ahorra el gobierno y las grandes corporaciones. Al adelantar (en este caso) una hora, el tiempo de luz ha decrecido por una noche, con lo que la Administración, por una noche, ha gastado una hora menos de luz, y también las eléctricas (que por supuesto no han dejado de producir una hora, si no simplemente no la han gastado). Lo mismo pasará dentro de 6 meses a la inversa, porque el sol también se comporta al revés. Ese ahorro no se manifiesta de ninguna manera para los ciudadanos. Sí, claro está que al menos el sábado algunos aprovecharon para salir por ahí una hora más, pero eso en todo caso sólo ha beneficiado a los bares de copas.

Y todo esto entronca con otra cuestión curiosa. Hace ya un tiempo hablábamos de la campaña “Bolsas Caca” de Carrefour. Por supuesto, hubo muchos que lo apoyaron como buenos ecologistas que son. Ay, infelices. Os coméis la basura de las corporaciones y los gobiernos como ratas. Es igual que lo de la separación de basuras, algo que obligatoriamente nos obligan a hacer culpabilizándonos de que si no se hace así, no hay forma de ayudar al medio ambiente. ¿Vosotros os pensáis que Carrefour ha dejado de usar plástico para su uso interno? ¿Os pensáis que los que os obligan a reciclar están dejando de contaminar porque vosotros separéis los detritos? ¡NO! ¡IGNORANTES! Os coméis toda esa basura con patatas y os pensáis que sois los más guays y no tenéis ni puñetera idea. Mientras vosotros os devanáis los sesos ahorrando cada gota de agua, separando cada misero plástico y apagando la luz a cada segundo, ellos siguen gastando, contaminando, jodiéndonos la vida. ¿Os creéis esas campañas de “apagar la luz 5 minutos ayuda al medio ambiente? Mientras vosotros, pobres tontos, apagáis la luz esos cinco minutos, ellos siguen emitiendo sus gases a la atmósfera, acumulando entonces la energía sobrante y usándola para cuando hay picos de tensión como ocurre en verano. Están usando vuestro amor por la Naturaleza para venderos una moto enorme y vosotros no sólo no os dais cuenta si no que os tragáis la moto y la escudería entera. Ah, y os obligan a reciclar porque no quieren hacerlo ellos, porque supone un coste elevadísimo que no les repercute de ninguna forma, o muy poco. Porque la tecnología para separar adecuadamente la basura existe desde hace mucho, pero aplicarla supone unos beneficios bajísimos. Vosotros les separáis la basura y ellos la reciclan de nuevo, convirtiéndose en nuevos beneficios para ellos ya que vosotros, bienintencionadas personas, comprareis de nuevo esos productos reciclados, además normalmente más caros que los originales.

Quiero terminar diciendo algo. Si les seguimos la corriente como hasta ahora, lo único que vamos a conseguir es seguir engañados, y el medio ambiente no sólo no estará ganando nada, sino que probablemente los estemos perjudicando más. Cada vez que se recicla, se gasta energía, que emite más gases a la atmósfera. Es decir, el mismo material contamina más de una vez. Ellos siguen consiguiendo su beneficio a pesar nuestro y de la Naturaleza. Si queréis realmente ayudar a la Naturaleza, la única solución posible es no consumir productos que afecten al medio ambiente. Y si no queda más remedio que consumirlo, hacerlo de la forma más restrictiva y responsable que sea posible. No apaguéis las luces porque os lo manden: apagarlas porque os supondrá a vosotros un ahorro. A la Naturaleza no se lo va a suponer, eso tenedlo claro. La postura más inteligente que he visto hasta la fecha con respecto a esto y lo de la hora es algo que me dijo el padre de mi novia hace ya un tiempo: no cambia la hora porque, total, el año que viene hay que volver a cambiarla…

PD: ¿Nadie se ha percatado de que al atrasar la hora nos obligan a enceder la luz una hora antes? A particulares, empresas y ciudades incluso… Venga, a seguir sangrando a la peña…

Bolsas caca

Seguramente todos habréis visto ya carteles y anuncios en la tele con el lema “Bolsas caca“. Llamativo, sin duda. Lo que no sabe todo el mundo es que detrás está Carrefour, que está “limpiando” sus centros de venta de bolsas de plástico al cerrar las ventas con sus clientes. Llevan ya tiempo avisando que lo van a hacer y en algunos centros ya lo han hecho. En Zaragoza pasará en Octubre.

Y yo me pregunto: ¿por qué están haciendo esto y cuál es el objetivo? Porque aunque parece que no son los únicos, parece que son los primeros en querer que ocurra. Se me ocurren varias razones, como por ejemplo que quieran vendernos más carritos plegables, bolsas ecológicas, etc., en vez de tener que gastarse ellos el dinero en darnos las bolsas gratis. La crisis, que también funciona a la inversa: las grandes multinacionales tienen que apretarse el cinturón. Porque no quiero pasarme de cínico, pero mi impresión es que su idea es de todo menos altruista. Sí, mucho que si ensucian y tal (sin duda es así), pero eso lo podían haber hecho hace años, como ya hizo Australia hace tiempo. Se les ocurre ahora, cuando la cosa anda jodida y están teniendo pérdidas. Que inteligente es la audacia.

Como dice mi novia: “no sé dónde vamos a llevar las cosas ahora”. Porque nosotros, cuando vamos a un Carrefour, hacemos compras ocasionales, porque después vamos a cenar, al cine, etc. Es decir, que si tenemos que llevar un aparatoso carrito de compra, plegable o no, al cine o a cenar, porque hemos comprado unas bolsas de patatas o alguna cosa más que necesitamos puntualmente, pues hombre, queda un poco ridículo. Lo que va a pasar es que probablemente no vamos a comprar más allí, porque no interesa a nivel general. Eso va a pasar con más gente, intuyo, así que es posible que les salga el tiro por la culata y tengan que recular. La idea es guay, pero no es funcional. Obviamente, los que van a hacer la compra semanal pueden tener menos problemas, pero igualmente los tendrán: sí, de camino al coche pueden ir con un carro metálico de los grandes, pero luego en casa será toda una odisea subir las cosas a casa a no ser que tengas tú mismo reserva de bolsas que te permitan cumplir el objetivo. Veremos en que queda la cosa, pero creo que la solución va a ser bastante chunga, y no va a gustar a casi nadie.

PD: En Público publican una especie de publireportaje (no le veo otro nombre) en forma de artículo (y además en la sección “ciencias”, que tiene narices) alabando las maravillas de la estrategia. No os perdais los comentarios, no tienen desperdicio.

Ahora hay una cumbre sobre la comida. Sorpresa. Cuando medio tercer mundo se está muriendo de hambre hacen una cumbre. Que estupendos estamos. Cuando medio mundo sea un desierto harán una cumbre por la desertización. Gilipollas.

Lo que más me preocupa es los temas que están tratando. En vez de tratar los temas fundamentales, los porqués, se están dedicando a lo de siempre, a hablar de dinero y de lo que van a dar. Así nos va. En vez de hablar de como ayudar a que los países pobres puedan volver a autoabastecerse, de como terminar con la especulación de las meterias primas y de la eliminación de los biocombustibles de primera generación, estamos hablando de gastar dinero en investigación que esos países no pueden afrontar, en seguir destruyendo foresta para plantar palmas y en ser los grandes señores que una vez más sacan a flote a los pobrecillos.

Sólo se hacen la foto. No apuestan por nada, no se pringan, les da igual. Mientras cientos de millones de personas, y cada día más, están desnutridas y muriendo literalmente, estos se ponen delante de la camara para grabar su ignominia. Me da verguenza ajena estar representado por semejantes elementos. Y me da igual que Zapatero diga que España apoya el biodiesel de segunda generación, es pura fachada. También se apoyaba Kyoto y a pocos años de cumplir las condiciones firmadas estamos lejísimos de conseguirlo. Medioambientalmente, en España la política es un choteo desde hace años, como en tantas otras cosas.

No quiero que hagan cumbres, lo que quiero es que dejen de comprar el biodiesel, que dejen de especular y de aumentar de forma imposible los precios, y que en vez de investigar tanta cosa para hacer arroces trasgénicos chungos, se planten alimentos de verdad, y de forma permanente para ayudar a que la gente pueda comer. Eso es lo importante, y no tanta tontería.

Nuestros amigos los perros

Me hago eco de una noticia en la que se multa con entre 6.000 y 18.000 euros a un pibe que dejó a dos perros encerrados sin comida ni agua y se marchó sin más, visto en Ellos no lo harían. Aparte de lo macabro del asunto, yo soy amante de los animales en general y especialmente de los perros, con los que tengo una especial afinidad. Descubrir cosas como estas le joden a uno la vida, pero lo peor es pensar en cuantas veces deben pasar cosas así en el mundo. Tenemos que concienciarnos de que nuestros animales de compañía son seres sintientes que en muchos casos tienen una inteligencia que no sabemos apreciar y dependen completamente de nosotros para existir. Lo justo es verlos como parte de la familia, como un elemento más de la unidad familiar y comportarnos con ellos como lo haríamos con nuestros hijos, sólo que ellos no te abandonarán nunca y morirán a tu lado siendo como siempre, unos amigos perfectos.





A %d blogueros les gusta esto: