Posts Tagged ‘google’

O si no, diganme que significa esto:

Yahoo, Microsoft finalize search deal | Relevant Results – CNET News.

Básicamente, resumiendo mucho, que Microsoft compra el negocio de búsquedas de Yahoo. ¿Y por qué supone la muerte de Yahoo? Porque era lo más interesante de esta empresa, por lo que ha estado luchando durante años con Google y que ahora pasa al monopolio de Microsoft. Aunque pendiente de aprobación por parte del gobierno, es casi seguro que les darán permiso, con lo que podemos decir sin riesgo a equivocarnos que esto supone la caída de uno de los más grandes que ha tenido la Red desde la aparición de la web. Se va reduciendo la capacidad de acción, y ahora prácticamente sólo quedan dos grandes buscadores (sí, ya sé que hay más, pero no seamos pánfilos: no tienen ni un 2% de cuota). ¿A qué nos puede llevar esta situación? Aún está por ver, y siempre puede haber sorpresas, pero la neutralidad de la Red está cada vez en menos manos. La neutralidad de la Red no depende sólo de los gobiernos: si de repente Google o Bing (como ya hacen con mucho porno o el aborto, por ejemplo) dejan de dar resultados de los sitios que no les interesan… Lo dejo para que o piensen.

Siempre observo las novedades en informática con cierto escepticismo, no porque dude de ellas (que a veces también) si no porque, sobre todo en los tiempos que corren, generalmente ningún producto suele estar lo suficientemente maduro como para ser usado con la mayor de las garantías (a falta de una garantía absoluta). Vivimos en la época del “Beta version” y las corporaciones, con el buen ojo que las caracteriza, nos han acostumbrado a usar productos a medio hacer sin quejarnos demasiado. Atrás quedaron los tiempos en que te presentaban un producto y este debía ser un producto completamente finiquitado en todos sus aspectos y términos, útil y válido por si mismo y con una proyección de futuro de cierta autoridad.

Desde hacía tiempo se hablaba de que Google estaba preparando un sistema operativo. Bueno, no es que sea lógico, pero después de lanzar el Android pues te podías esperar cualquier cosa. Que estaría basado en Linux era un hecho constatado (es idiota hoy por hoy iniciar un sistema operativo de cero a no ser que vaya a ser muy revolucionario, y porque además Google no se ha caracterizado nunca por hacer cosas desde cero, aparte del buscador como tal), y que tendría una orientación a Internet era un hecho constatado, porque claramente la pretensión de esta corporación es la de triunfar de forma total en el mundo de la Red. Hasta aquí todo correcto y podemos estar o no de acuerdo, pero es lo que hay.

Ahora bien, lo que ha salido, el famoso Google Chrome OS es, por decirlo finamente, “la cosa más estúpida que he visto en años”. Aclaro: no digo que Google sea estúpida ni haga cosas estúpidas. Es el producto en si mismo lo que es estúpido, desde su idea inicial al resultado final. Resulta que nos entregan un Linux capado en el que sólo se puede ejecutar UN programa (su Chrome) para ejecutar, exclusivamente, aplicaciones en “la nube” (vamos, Gmail y todo eso). Más egocéntrico no se puede ser. Primero, se pretende que esto llegue al gran público en forma de netbooks el año que viene. Por supuesto, cualquier usuario avisado pasará como de la m…, y el que no lo esté, lo devolverá a la semana siguiente (si no antes, porque no podrá ni acceder al disco duro. Sí, vale, exagero un poco, se supone que se podrán instalar otros programas y que se podrá acceder al resto del sistema. Pero para Google, “el resto del sistema es inseguro”, con lo que te va a impedir de todas las formas posibles que uses cualquier otra cosa que no sea Chrome). Si a eso le añadimos que la gente aún no está preparada para dejar todos sus datos en la red, que la red no está siempre accesible y que no hay confianza suficiente (Google está bajando muchos enteros en la confianza de muchos de sus usuarios), pues como que la cosa probablemente no va a funcionar. Nadie se va a gastar 200 o 300 euros en un aparato que sólo le va a dejar usar un navegador. No tiene sentido económico ni práctico.

Visto lo visto, creo que es un producto que llega con un par de años de antelación mínimo. Ya en el 2000 Microsoft, Oracle y demás intentaron colarnos lo del Net PC, y claro, no funcionó ni de coña. Fallos de cálculo como estos hacen también la industria. ¿Qué esta gente se lo habrá pensado mucho antes de nada? Lo doy por supuesto, lo que no significa que no se puedan equivocar. De errores está el mundo hecho. Vamos, lo que es el menda no va a comprarse ningún equipo con semejante engendro, y tampoco se lo instalará siquiera en una máquina virtual. Tiene la misma utilidad que un grillo cojo. Mucho tienen que cambiar esta “beta” para que pueda ser interesante y atractiva al usuario.

Por cierto, cinco “porqués” por los que Google Chrome OS no triunfará:

Five Reasons the Google Chrome OS Will Flop

Google Wave

Por el motivo que sea (no sé si por feliz coincidencia de base de datos o porque alguien se ha acordado de mi, el mensaje no lo especifica), he recibido un correo de Google indicándome que me dan acceso a Google Wave, la famosa y portentosa nueva herramienta que según Google sustituirá al correo electrónico en un futuro más o menos cercano.

Según he podido leer últimamente por ahí, este asunto ha creado mucho hype entre los tecnólogos de la blogosfera y más allá. Parece como si tener una cuenta de este cacharro fuera poco menos que el santo grial y muchos se desesperan por conseguir algo así. Tan difícil no será cuando me han mandado un invitación a mi. Pero disquisiciones aparte, quiero indicar que aún no he confirmado mi cuenta. No sé si lo haré. No sé si quiero entrar. Explico porqué. Cuando Google o cualquier otra empresa del sector y sobre todo de su tamaño quiere que la gente entre a probar sus productos, es por esa única y exclusiva razón: probar el producto. Tengo que recordar que Gmail estuvo unos 5 años en beta, lo que sería inaceptable para cualquier producto, pero parece ser que es lógico y razonable para cualquier cosa que quiera llevar la etiqueta “web 2.0”. Hasta Microsoft ha entrado a ese trapo. Es decir, básicamente lo que me están diciendo es: entra, pruébalo, dinos lo que falla, jódete si la cosa no funciona hasta que hagamos los arreglos y además haz de evangelista (término acuñado por Microsoft para sus fieles marketineros) de nuestro producto para que el hype sea aún más grande. Y joder, lo consiguen. Montones de blogueros idiotas se dedican a hablar de ello incesantemente, diciendo que han entrado y lo han probado, y luego soltando lindezas a favor o en contra como si tuvieran autoridad para ello. En resumidas cuentas, la misma trampa de siempre.

Sinceramente, no estoy tan desesperado por esto. Si sacan Wave adelante, me alegraré, porque todo en esta vida es digno de ser admirado si sirve para algo y hace un bien a la comunidad. Pero que no me usen de conejillo de indias. No soy un beta-tester gratuito, alguien que por el mero hecho de lo guay que parezca el asunto va a correrse de gusto. Hasta ahí no llego. También tengo betas de Windows 7 y Visual Studio 2010 y las tengo muertas de risa. Tengo cosas mucho más importantes en esta vida que hacer que estar probando los productos de los demás cuando con los míos tengo bastante. Si ellos no tienen recursos o simplemente no quieren invertir en ello para sacar adelante sus productos, pues bueno, que intenten aprovecharse de los demás. Cantera tienen mogollón, con eso cuentan. Pero conmigo, al menos de momento, no.

(No quería dejar de comentar el tema político del día, aunque no tenga nada que ver: ¿Qué hará hoy Rajoy? Es un misterio, pero como dijo aquel, probablemente el hombre está más que caducado. Si no se va él lo van a terminar echando, así que…).

Google está en juicios en Italia por un vídeo de un joven con problemas psíquicos en una situación complicada (una pelea, parece ser). Google retiró el vídeo cuando recibió quejas al respecto, pero se les acusa de no controlar absolutamente todo lo que se publica en sus servicios, concretamente en este caso Google Video.

Público.es – Comienza el juicio contra Google en Italia.

Ahora bien, ¿hasta que punto es Google responsable de algo así? Google ni siquiera es un medio de comunicación como cualquier prensa, televisión, etc… ¿Qué tipo de servicio es Google Video, o YouTube, o cualquier cosa por el estilo? Son sitios donde cualquiera puede publicar cualquier cosa, y donde los usuarios controlan con su opinión y votos si el contenido es apto o no. Se suben miles de vídeos diarios a estos servicios (muchos miles), y es imposible mirarlos todos para ver si son correctos o no. No hay empresa que pueda contratar a la gente suficiente para hacer tal cosa. Son servicios gratuitos que se espera que sean bien usados y que la gente puede controlar. Si así fuera, es decir, si Google tuviera que controlar absolutamente toda la información que permite visualizar, Google no existiría, ni Yahoo, ni ninguna gran empresa de este tipo. Tampoco podría subirse la mayoría del material que hay porque sería inadecuado, sería insensible de alguna manera o simplemente molestaría a alguien. Llegamos a un límite absurdo que además en este caso es inútil puesto que Google ya retiró el vídeo en su momento cuando fue avisada del problema. Pero Google no creó el vídeo, ni lo editó, ni lo colgó. ¿Es responsable entonces de la existencia de ese vídeo? Si Google no lo hubiera admitido, seguramente se hubiera colgado en otro sitio. Realmente no importa mucho, el efecto hubiera sido el mismo o parecido, y probablemente fuera del alcance de las autoridades italianas.

Esto crea graves precedentes, y en mi opinión es simplemente un avance más de la perdida de derechos y libertades que se está viviendo en ese país. Naturalmente que hay cosas que no están bien, pero llevar a juicio a unos señores que nada tienen que ver con la cuestión, que incluso podrían ir tres años a la cárcel sin comerlo ni beberlo es para pensarse dos y tres veces lo que está pasando en Italia. Es grave, mucho, que en un país democrático y avanzado (o eso parecía, visto lo visto) ocurran este tipo de cosas. Eso por suerte aún no ocurre aquí, pero al paso que va la burra, no sé que decirles…

Google y el aborto

Me entero de que Google prohibe los anuncios de clínicas abortistas. Dicen que lo hacen por ser neutrales y porque haya más “justicia” en este tema en la Red. Pero permiten anuncios de organizaciones antiabortistas. Si este es el concepto de justicia de Google, bien vamos. Yahoo, sin embargo, sigue emitiendo anuncios de todos los tipos.

¿Este es el concepto de neutralidad en la red y de libertad de expresión que preconiza el gigante de Mountain View? Porque si es así, empezamos a ver como su monopolio comienza a tener efectos. Es decir, no se puede vender aborto pero si anti-aborto. Chachi. ¿Qué será lo siguiente de lo que no se podrá hablar o vender? Pues menos mal que estamos en un mercado libre, mercado libre del que se sustenta la propia Google.

No soy abortista. Creo que una cosa así sólo es factible en casos muy particulares y que se deben estudiar de forma concreta o específica. Pero no estoy de acuerdo en absoluto en que se cierre la boca a todo un sector porque “no mole”. Están apoyando a una tendencia en detrimento de otra, y eso es proselitismo. Google, simpáticos, ¿dónde está aquel “don’t evil” al que tanta fanfarria dabais? ¿Desde cuando ser “neutral” significa prohibir cosas para apoyar otras? Empezais a dar un poquito de asquito, coleguitas…

Cacharreando con Google

Ayer estaba documentándome acerca de Google Gears, a raíz de haberlo instalado para el WordPress (que por cierto, cada día funciona peor), y me llamó la atención este desarrollo para webs, tanto públicas como privadas, que permite unas ciertas cosas que de serie no existen en los navegadores, pero que para el desarrollo de aplicaciones como es debido son imprescindibles. En concreto, han desarrollado tres aspectos interesantes para todo desarrollador:

  • LocalServer: permite ejecutar tu página en modo “offline”. Lo pongo entrecomillas porque no es que tu aplicación funcione realmente offline, sino que lo que puedes hacer es almacenar información (html, imágenes, etc…) en local para su carga más rápida al llamar a las páginas. Es decir, básicamente es una caché de datos para no tener que descargarlos.
  • Database: una de las cosas que más me ha llamado la atención es que puedes almacenar datos localmente en el equipo del usuario para su uso posterior. Esto ayuda en gran medida a no tener que realizar muchas transacciones con el servidor que ahora son imprescindibles para la ejecución de tu programa o tu web. Además, tiene el aspecto de una base de datos relacional, con lo que ayuda bastante al desarrollo como tal.
  • WorkerPool: permite ejecutar el programa de fondo, de manera que las operaciones más intensivas pueden ser realizadas sin cargar demasiado al navegador (esto huele a Ajax).

Además, permite otra serie de cosas, no menos interesantes: API de ubicación geográfica, fundamental para saber de donde es tu usuario; gestión de datos binarios; acceso a archivos del ordenador local (el desmadre)… Tiene algunas cosas más pero esto es lo más destacable.

En realidad, muchas de estas cosas ya deberían ir incluidas en un navegador moderno como Firefox, Chrome o Safari. Yo por ejemplo me dedico a hacer aplicaciones, ya ni siquiera hacemos webs sencillas (alguna cae, pero es lo menos), y poder contar con este tipo de herramientas y posibilidades se hace poco menos que imprescindible. Espero que tomen nota y en próximas versiones de los navegadores vayan incluyendo muchos de estos temas de serie, y no tengamos que estar dependiendo de que el usuario se instale determinadas cosas para que todo funcione mejor. Yo por mi parte a ver si voy aprendiendo a usarlo porque creo que es una idea muy interesante que puede ayudar bastante a mejorar los desarrollos actuales.

Lo dicho: Office gratis en Web

officeComo indicábamos en nuestro anterior artículo, Microsoft ha anunciado que va a poner a disposición del público un Office gratuito y online. Este paso dado por la empresa de Redmond es bastante importante, puesto que publicará una versión del procesador de textos, la hoja de cálculo, el programa de presentaciones y el anotador libre de cargo, teniendo en cuenta que incluso la versión más básica de Office cuesta unos 150 dólares, y lleva exactamente los mismos programas. Es evidente que Google está presionando a Microsoft para dar este tipo de pasos. Pero todo hay que entenderlo en su justa medida.

Microsoft sacó hace poco Bing, y parece que le ha conseguido comer un poco de cacho a Google en su punto más fuerte, los buscadores. Ahora va a contraatacar con otra área de negocio importante de los de Mountain View que son las aplicaciones de oficina. El siguiente paso lógico en la estrategia “cloud” es atacar a los grupos de trabajo (Google Apps). Está claro que tienen el potencial de hacer daño a Google, pero hay que ver hasta donde llegan. Gmail, por ejemplo, es bastante mejor correo que Hotmail, por muy popular que sea este. Habrá que ver en que condiciones llega el Office online, con qué características, y hasta que punto han mermado las posibilidades. Si permitirá versión offline como Google, y cosas por el estilo. También hay que tener en cuenta que se pueden compartir los documentos, con lo que habrá que ver también hasta donde llegan en ese sentido. Esto último sólo tiene sentido desde una perspectiva global de trabajo en grupo, como indicaba antes.

En definitiva, un paso que puede ser muy importante o totalmente en falso. Eso lo sabremos cuando salga el sistema. Y como afectará también a su área de negocio principal, las aplicaciones de ofimática. Pero de esta gente nos podemos esperar cualquier cosa.

El otro día hablaba de que Google está trabajando en su propio sistema operativo para PC. Hasta aquí todo correcto. Pero me he encontrado con este artículo que, aunque seguramente no pueda tratarse más que de rumor, dice algunas cosas interesantes al respecto de por qué Google está trabajando en ese sistema operativo.

Se indica en el artículo que Google está interesada en intentar barrer a Microsoft en su campo porque esta última está trabajando intensivamente para sacar adelante su modelo de “red en la nube”. El lunes Microsoft va a anunciar sus objetivos de cara a convertir la suite Microsoft Office en un software de red al estilo Google Docs. Este movimiento ha hecho que Google adelante su anuncio de Google OS y claro, están ahora las espadas en alto. Digamos que ambas empresas están ahora “mirándose a los ojos”, en tensión por ver lo que hace el otro.

Recordemos que Google Docs es una de las plataformas estrella de la empresa, junto con Gmail y Google Apps. Ser los que gestionen la información de particulares y empresas en la red es sin duda un caramelo muy dulce, y la competencia va a ser feroz. Microsoft ha sacado también recientemente su propia plataforma de “cloud computing” para .NET y debe estar usándolo para convertir Office a la web, o al menos, a un modo de funcionamiento en remoto todavía por aclarar.

Ahora, MS Office es un gigante del software que va a resultar difícil trasladar a Internet sin problemas, o con los menos posibles. Para competir, además, claro, tendrá que poder ejecutarse en cualquier plataforma, aunque eso si se trata de una interfaz web, ya que si no es así seguirá anclado a Windows (lo que para Microsoft nunca ha sido un problema). Hay que ver que terminan haciendo para dar un veredicto, pero la cosa es prometedora.

Así que como siempre, hay razones para hacer las cosas. Ahora, que sean correctas o no, ya es difícil de decir. Con el tiempo veremos quien tiene razón, porque en Internet no hay nada dicho de antemano: la decisión última es de los usuarios.

(Para los que se hayan perdido: “cloud computing” es el nuevo término acuñado para designar a los desarrollos en Internet que comparten información de disintos orígenes y que básicamente sólo funcionan con datos en la Red).

No aprendemos nada

googleMe entero vía El camello, el León y el niño de que Google se prepara para sacar adelante un sistema operativo propio, primero para ultraportátiles y después posiblemente para PCs. Independientemente de las consecuencias tecnológicas de la noticia, creo que debemos pararnos a reflexionar un poco sobre el porqué de esto y sus repercusiones.

Lo primero de todo es la necesidad de otro sistema para ordenadores personales. Sinceramente lo digo, está todo demasiado saturado. Windows tiene el 90% del mercado ahora mismo y eso no va a cambiar en bastante tiempo. Las alternativas son Linux y MacOS X, pero tienen sus limitaciones que hacen que no terminen de despegar. Meter otro sistema operativo aquí (no he mencionado los muy minoritarios que existen por ahí, como el nuevo clon del BeOS) es ya rizar el rizo. Google no es una compañía de desarrollo de software por mucho que quiera presentarse así: todo su negocio está en Internet, principalmente en el buscador y la publicidad, y sí, han hecho sus pinitos con Android y demás, pero también se han metido en un mercado hipersaturado en el que además los usuarios son aún más especialitos que los de PC y a los que en general el sistema operativo les importa poco mientras haga lo que tiene que hacer. Creo que Google no debería meterse en un sector ya demasiado saturado.

Luego tenemos el tema de por qué pretende Google meterse en sectores a los que ya llega tarde. Cuando salió Google como buscador, había muchos buscadores, pero se hizo un hueco rápido en el mercado porque era tan distinto y funcionaba tan bien respecto de su competencia que, virtualmente, no tenia competencia. Le pasó un poco como con el iPhone de Apple, pero de otra forma: era tan “chic” para la época que todo el mundo lo quería. Pero a los sistemas operativos llega 20 años tarde. De hecho también llega tarde a los navegadores con su Chrome. Ser Google no les garantiza éxito en absoluto en mercados que copados por otras compañías y sistemas por décadas. Y tal vez ese es su mayor error. Para que su sistema pudiera ser elegido, tendría que ser tan “chic” de nuevo que la gente lo quisiera nada mas verlo. Pero además, si la salida del sistema no viene acompañada por una cantidad ingente de software, realmente todo quedará en agua de borrajas. Me da igual que sea Open Source: Linux también lo es y ahora mismo no supera el 5 o 7% del mercado. Hay cosas que no garantizan otras. Tal vez es un afán de notoriedad que no ha conseguido en otros ámbitos, como le ha pasado con YouTube u otros servicios que ha adquirido y que están pasando sin pena ni gloria. No aprendemos nada de los errores pasados, y eso pasa factura.

Mi conclusión es que Google debería estar preocupándose por establecerse en “la nube” y se dejase de sistemas operativos y chorradas parecidas. Al final dará igual que sistema operativo uses porque lo realmente importante será el navegador y las aplicaciones que se van a usar en Internet, no en tu propio ordenador. Quien no comprenda eso a estas alturas o es un iletrado informático o realmente no está en este mundo.

Suicidas en la Red

Es posible que a alguien le suene, pero me ha llamado la atención esta noticia que se ha convertido en todo un fenómeno en Internet. Megan Meier, una chavala de Missouri se suicidó recientemente debido a que un supuesto “amigo” del popular sitio MySpace le insultó, lo que de alguna manera le provocó una depresión que le empujó a matarse. Lo más increible de todo es que por ejemplo en YouTube existen videos de todo pelaje, incluso de recuerdo de la muchacha, por parte de gente que no la conoció incluso (hay versiones en español de esos recordatorios). Esto pasó en 2006 y se está conociendo ahora en los medios, con una repercusión inusitada.

La cuestión es que ese amigo, un tal Josh, no existía en realidad. Al parecer se trataba de que la madre de una ex-amiga de Megan se estaba vengando porque al parecer pensaba que ella había hecho algo contra su hija. Entonces se inventó a un personaje con el que manipuló a la joven hasta que finalmente la insultó y vejó de manera que la chavala no pudo soportarlo y decidió suicidarse. Al parecer, la mujer ni su familia (que también debió participar) no han sido imputados por ningún delito, al menos hasta la fecha.

Esta noticia tiene varios enlaces en Google y una simple búsqueda da resultados de lo más variados. La cuestión es que la noticia ha sido contrastada por varios medios como la Fox y el FBI realizó la investigación, sin poder determinar responsabilidades por parte de los supuestos culpables. Sea o no un hoax (mentira), llama la atención como después de tanto tiempo un caso así se hace popular en la red.

No son pocos los casos de chicos y chicas que se han sucidado, incluso citándose en Internet para hacerlo, quedando en algún sitio y realizando tal “proeza”. El suicidio es el último recurso de los cobardes, pero las causas y razones de tales decisiones son múltiples y variadas. Ahora el caso ha salido a la luz y en todos sitios pueden verse vestigios de esta información. Juzguen ustedes mismos.





A %d blogueros les gusta esto: