Posts Tagged ‘información’

Andaba desayunando y viendo los prolegómenos del debate de “Los desayunos de TVE” (es el único programa de debate político que queda por las mañanas, así que hay que aprovechar… ¿Dónde estás, Vicente?), y he podido presenciar una auténtica batalla dialéctica entre periodistas como es poco habitual ver: Nativel Preciado (extraña amante literaria de púgiles y que no tiene nada especialmente destacable en su haber) y Javier Valenzuela (de El País y con una extensa trayectoria internacional, sobre todo en asuntos de Oriente Medio) se han enfrentado indirectamente por la cuestión de la gripe, de dos formas totalmente diferentes (radicalmente diferentes, en mi opinión). Mientras que Nativel seguía las consignas gubernamentales (que todo guay, que hay que ir porque mola que te pinchen, etc…) y tachaba a los medios de Internet de irresponsables, poco informados y desinformadores (claro, los medios de Internet, justamente los que menos información dan, ¿verdad?), Javier hacía exactamente todo lo contrario: llamaba a la no vacunación no imprescindible, decía claramente que no se iba a vacunar, y arremetía nada menos contra la OMS (sugiriendo sus relaciones muy específicas con las multinacionales farmacéuticas), y agregando momentos más tarde que con todas las vacunas compradas y que no se van a usar hubiera sido mucho más interesante ayudar a los países a salir de la pobreza (el otro tema de moda estos días).

Nativel, guapa, como se nota que todavía os jode a muchos periodistas que existan los medios bidireccionales. Vosotros, que estáis acostumbrados a expeler controladamente toda información que vuestros amos os ponen en los teletipos, no entendéis (algunos ya lo están empezando a hacer, por suerte) como es posible que la gente participe de la producción de la información, del contraste informativo y la transparencia, creando redes de información inteligentes y bidireccionales. El éxito de los diarios online así lo justifica, ya no sólo de los blogs. Pero maña, has enseñado la patita, metiéndote con los que, sin cobrar un duro y currándoselo a diario para ofrecer información veraz, pero totalmente diferente de la que soltáis vosotros, van diciendo verdades día tras día. No me incluyo, ya que no investigo: me limito (esto también hay que hacerlo) a “amplificar” la información que otros se preocupan de preparar y sacar adelante, pero me doy por aludido, claro está, ya que tu referencia velada a los blogs, foros y demás era bastante evidente. Tu problema es que todavía no estás, como muchos de tus compañeros, dispuesta a enfrentarte a la realidad del futuro de la información, que en realidad ya es el presente.

En cuanto a Javier (señor que al menos tiene blog), decirle que tiene todos mis respetos. Teniendo en cuenta el medio en el que trabaja (y sus intentos de desprestigiar la conspiración de la gripe, fallidos por otro lado), generalmente suelo prestar atención a sus palabras porque suelen ser bastante coherentes y, como en el caso de hoy, sinceras e imparciales. Hablar con sentido común debería ser una asignatura de periodismo, y claramente no todo el mundo lo practica. Sinceramente me merece más confianza alguien que ha sido corresponsal de guerra, que ha estado en primera linea de la información y que se atreve a decir cosas molestas por TV aunque le puedan perjudicar que alguien cuyo mayor logro según la Wikipedia es haber escrito una biografía de Cassius Clay y un tal Legrá (que problablemente será conocido en los medios pugilísticos). Yo no soy periodista, lo admito (tal vez sea mi vocación frustrada), pero creo que es mi obligación, al menos desde mis limitadas posibilidades, mostrar lo que yo voy encontrando y que creo que es serio y bien fundamentado. Es verdad que hay mucho mercachifle diciendo estupideces sin ton ni son (lo del fin del mundo y el 2012 ya es de risa, sobre todo porque el calendario maya no termina en 2012, sólo su séptimo periodo), pero junto con estos papanatas hay gente seria dispuesta a tirar de la manta de los verdaderos problemas mundiales, y no seguir las corrientes oficiales, que nos envenenan. Así que por una vez que un periodista “de los de verdad” dice algo coherente, no vamos a quitarle la razón…

El ataque a la OMS (ya saben, la Organización Mundial al Servicio de las farmacéuticas) ha sido especialmente elocuente y concreto por parte de Javier Valenzuela. Cómo él, somos muchos los que tenemos más que sospechas sobre el comportamiento de esta organización que de la noche a la mañana se convirtió en dueña y señora de todos nosotros al poder obligar a los estados miembros a vacunar a todo el mundo si ellos lo ordenaban. Ahí lo dejo. Una breve búsqueda en Google da información de sobra sobre este particular, aparte de que ya hemos hablado de ello en este blog. ¿En manos de quien estamos exactamente? ¿Nuestros gobiernos nos protegen realmente? Estas son preguntas que debemos hacernos y buscar información sobre ello no sólo es necesario sino una obligación ciudadana. Porque gracias a Internet, tenemos la posibilidad de estar bien informados.

… las famosas vacunas. Hoy empieza la campaña de vacunación (dicen que voluntaria, ahora veremos porque creo que no es así), y comienza otra vez el miedo y la perturbación. Dicen que sólo distribuyen cuatro millones de vacunas, para los grupos de riesgo (aunque luego, realmente, ni siquiera estos grupos de riesgo pueden ponérsela, siempre desde directrices ministeriales), y los que tienen una cierta autoridad en todo esto, que son los médicos, ni siquiera se ponen de acuerdo entre si: unos dicen que sí, otros que no… Y mientras, un solazo (en Zaragoza), que lo flipas (cosa que además les está jodiendo).

Primer asunto: comienza la campaña, y oye, de repente son 90 muertos (no hay informaciones oficiales sobre quien, en qué circunstancias, etc…), y ya están alarmados porque dicen que si dos niñas sin “síntomas previos” (la expresión del año) han fallecido y alguna que otra barbaridad. Que casualidad. No sabemos nada del tema desde agosto, pero de repente cuando lanzan las vacunas, se vuelve a morir gente. La leche, que suerte. Y mientras, un periodista en Cuatro diciendo que la ha tenido hace dos semanas, que le duró 36 horas y la pasó a base de paracetamol. Vamos, lo que venimos diciendo desde hace meses. Claro, que nadie lo había dicho por la tele. Bendita tele.

Segundo asunto: vacunación voluntaria. Dicen que sí, voluntaria, pero que sepamos algunos grupos como policía, prisiones y algunos otros dicen ser “obligatorios”. Salía en las noticias un mozalbete de la policía de algún sitio diciendo que era “su obligación”. Ay, cuanto te han lavado el cerebro, pequeñín. Mientras, a los abuelos los convencen rápido de que tienen que vacunarse. Sólo había que ver el reportaje de “Noticias Cuatro”, donde se veía a ancianitas desorientadas recibiendo la vacuna sin más. A cuantos van a engañar así, no lo sé. Pero que no digan que es voluntaria cuando están engañando al personal para que se la ponga. Precisamente los más mayores son los que menos probabilidades tienen de sufrir la dichosa gripe. Y suma y sigue.

Tercer asunto: falta absoluta de transparencia e información veraz. Desde el ministerio no nos dicen la cifra total de hipotéticos “infectados” y curados, pero rápidamente dan la de muertos (o supuestos muertos). Se lanzan las alarmas por cualquier cosa y la gente, con la crisis, no está para rosas. Se nos dice que no tiene efectos secundarios (mentira), cuando el primer efecto secundario es que si hay efectos secundarios, uno no se podrá quejar ni al Estado ni a las farmacéuticas. Eso es lo que no se le cuenta a la gente. Cuando en varios lugares ya se han detectado casos de Guillain-Barré tras la imposición de la vacuna, no nos pueden decir que no puede haber efectos secundarios. Cuando nos dicen que la gente se tiene que vacunar si están en grupos de riesgo, pero no pueden porque tienen que esperar a una vacuna menos potente (¿por qué tiene que haber una vacuna menos potente? ¿es que la normal es peligrosa?), igual que los grupos indicados antes como policía, médicos, etc… Cuando una cantidad muy importante de profesiones de la salud no quiere ponerse la vacuna, por algo será.

Amigos, ante todo tranquilidad. No corran a por la vacuna, no es necesaria en casi todos los casos (si usted o sus familiares están sanos, no vayan a ponérsela), y sólo en casos muy específicos puede ser interesante, siempre y cuando se lo recete su médico de cabecera (no otra persona), y asegúrese de que es la menos potente, por si acaso. Son las médidas mínimas que nos dicta el sentido común en casos como este. ¡Cuidense!

Estoy vago

Que nooooooo… Es más, llevo unos días chungos y lo que me queda, así que voy a aparecer un poco menos por aquí, por lo menos esta semana… Pero voy a intentar escribir algo lo más a diario que sea posible, aunque sólo sea por dejarme ver.

Como hoy toca “muritis berlinae”, no voy a hacer más comentario al respecto. Uno de los enlaces que voy a indicaros a continuación dice lo suficiente, y de boca de alguien que estuvo allí, en ese momento. En realidad poca gente entiende lo crucial que fue esa noche para la historia del mundo. Pero eso lo dejo para otro día, que me pueda explayar más. Os dejo unos enlaces para poder leer y discurrir un poco:

¿QUÉ IDEOLOGÍA PROFESA EL PP?: interesante y “nada partidista” comentario sobre la falta de rumbo del PP… Como si el PSOE llevase rumbo alguno. No, señor Simancas, el PSOE está tan perdido como el PP, si no más, porque son ustedes unos acomplejados de narices que no saben lidiar bien con el capital. La autocrítica también es importante, ¿no?.

Las lecciones del Muro: recuerdos lejanos de la noche mágica. Insisto, poca gente entiende bien lo que significó ese día hace 20 años. Incluso para el hoy día.

Maltrato zero… ¿Para quién?: el anuncio como tal da bastante tirria. Lo terrible de todo es que encima se habrán gastado un pastón en llevarlo a cabo. El ministerio de igualdad, desde luego, sobra, como ya he dicho más de una vez, pero lo cierto es que, como indica el autor del post, además, la propia idea que hay detrás de la iniciativa es insidiosa de narices. Una vez, viendo uno de los anuncios, me preguntaba que entendían en el gobierno por “violencia de género”, porque lo único que se vende es la violencia contra las mujeres (que ciertamente es la mayoría), cuando también existe violencia contra los hombres. Y lo más curioso de todo son los gays: si un gay (hombre o mujer) pega a su pareja… ¿Es violencia de género? ¿Qué entiende el gobierno por igualdad? Demasiadas preguntas para tan poco tiempo…

¡Pasen y lean!

Leyendo un excelente libro de Manuel Pimentel, Manual del Editor, habla más o menos a menudo de que estamos en una “sociedad del conocimiento”, y que le parece paradójico que estando en una sociedad del conocimiento se compren cada vez menos libros (en mi caso es al revés, compro más que hace unos años). Creo que el señor Pimentel, que como político tuvo todos mis respetos como diputado y ministro (el único que plantó cara a Aznar, y le salió caro), erra en un hecho claro: no estamos en una sociedad del conocimiento, sino de la información o, si se quiere, de la comunicación global. Voy a intentar explicar porqué.

Cuando hablamos de conocimiento hablamos de sabiduría, memoria, sapiencia, etc… Ahora mismo, no hay nada de eso en nuestra sociedad. Partiendo de los chavales y terminando en los mayores, nuestra sociedad lo único que hace es transmitir información, pero no la procesa, no la subsume en el inconsciente colectivo y por lo tanto esa información queda simplemente ahí, anclada en páginas web y, en el peor de los casos, en conversaciones de chat totalmente intranscendentales. La gente no aprende, sólo se comunica, y eso lleva a que el conocimiento no es realmente apreciado en una sociedad como la nuestra. Simplemente pasa por delante nuestro, sin más relevancia que la que ocasionalmente alguien le da en un momento dado. Vivimos en una sociedad de la comunicación, de la transmisión de la información, nada más.

Pero esa información no es procesada, sólo es acumulada en millones de discos duros a la espera de que alguien le saque partido. La gente no tiene interés por saber más, por conocer cosas que desconoce, por descubrir nuevos horizontes en sus vidas más allá de descubrir algún nuevo deporte de riesgo. Para la mayoría de la gente, lo más interesante es saber que va a pasar con Pipi Estrada (tal vez os sorprenda no saber quien es, pero no deberíais sorprenderos, es un don nadie) o con Norma Duval (que si es alguien, muy a nuestro pesar). Nuestra ansia general de conocimiento se reduce, pues, de forma alarmante, al consumo de pequeños paquetes ineptos de información, que no sólo no aportan nada a nuestra vida sino que además nos los meten con calzador queramos o no de cualquiera de las maneras. Estamos saturados de información, sí, pero de información estúpida que no significa nada. Un ejemplo es, sin ir más lejos, el creciente y extraño interés de los medios españoles por el lugar donde pasa las vacaciones Obama. Digo yo, que ni sabía que ZP veraneaba en Lanzarote, y me voy a preocupar por si Obama se va a Martha’s Vineyard (eso sí, el lugar debe ser cojonudo, según sé). En fin, que digo que al menos los que si leemos debemos mantener alto el pabellón y al menos recomendar leer. Yo recomiendo que leais al señor Pimentel, mente preclara de la realidad española, así como El gen egoísta, del no menos inefable Richard Dawkins. Dos buenas razones para quedarse en casa con el aire acondicionado en vez de pasar estos calores inmundos, y eso sí, con buena lectura.

SCAM

No, no es un grupo de rock. SCAM es una forma de SPAM pero en el que te piden datos, para luego hacer alguna barrabasada. Generalmente te suelen pedir datos bancarios, pero puede ser de cualquier cosa. Esta mañana he recibido uno que reza así:

How are you doing and your family?

I shall require from you , your  full names, address and phone numbers to start the process of claim in this regard. Do send me these details to barwonglee@yahoo.com.hk for prompt and needed action

Again I guarantee that all is under control and you have nothing to worry about, Just grant to me your full cooperation and keep this transaction close at heart.

Regards,

Wong Lee.

Por supuesto es la primera vez que recibo algo así y no conozco a este señor. Curiosamente, a pesar de lo estúpido del tema, hay gente que cae en estas cosas y les desvalijan las cuentas entre otras cosas. También pueden usar esos datos para chantajearte o hacer daño a tu imagen pública (si la tienes…). No es que crea que deba recordarlo, especialmente a los que leeis este blog, que no se debe hacer caso de estas cosas y mucho menos contestar aunque sea de coña. Una cosa es el spam molesto y otra cosa es que nos intenten putear. Hay que estar al loro.

Un sitio donde hay mensajes de este tipo de muchos temas diferentes es:

http://419-scams.the-world-in-focus.com/?p=2345

La Sexta Noticias

sextaTengo un problema. La Sexta es un canal que no me parece del todo malo, pero me ha surgido una regurjitación con sus informativos. Cuando llego a casa a comer pongo las noticias, a las 2. Normalmente pondría Cuatro, pero hasta y 20 no empieza el informativo, así que pongo La Sexta. Bueno, pues en dos o tres días ya me ha resabiado. Es como una especie de Antena 3 refrescado, con una señora estupenda presentando y tirando a izquierdas, pero como Antena 3.  Ya he venido diciendo varias veces que sus informativos son desastrosos (no llegan a 10 minutos de información real), amén del resto de la programación. Pero estos días me he encontrado que los de La Sexta hacen tres cuartos de lo mismo. 10 minutos escasos de información y el resto chorradas tipo “lo que se lleva en las playas”, “como andar correctamente por una pasarela”, etc… Vamos, información de calidad.

Por eso en cuanto puedo me paso inmediatamente a Cuatro, donde la información dura aproximadamente unos 20 minutos. La información deportiva es infumable, pero al menos el resto está bien. Siendo La Sexta un canal muy minoritario, tal vez deberían cuidar mucho más aspectos como este. Creo que pierden una oportunidad inmejorable de diferenciarse del resto de su competencia y crear una televisión de mejor calidad. Poner a una señora estupenda a dar las noticias no es sinónimo de nada, sino de estulticia. A ver si se fusionan de una vez y nos dejan en paz a todos…

Cada día descubre uno una cosa nueva. Mirando blogs, he visto esto:

Journalism Lost?

Bueno, resulta que en este post se va descubriendo como El Mundo se ha apropiado de fotografías e información que no eran suyas sobre el último atentado de ETA. Hasta aquí, bueno, pues vale: sabemos que El Mundo hace muchos años que dejó de ser un periódico serio, así que en definitiva no es sorprendente (aunque vale la pena leerlo con atención para ver hasta que punto se llega por conseguir una exclusiva?

Pero lo que me ha llegado al alma es el video de YouTube que hay insertado en el post. Veanlo, por favor, porque es tronchante. Si han visto ustedes “Perdidos” reconocerán inmediatamente las escenas. Se supone que una televisión venezolana ha conseguido una memoria de móvil de alguien que iba en el avión de Air France perdida en un monte de Brasil (ni siquiera han encontrado el móvil, ya de por si difícil de encontrar, sino una memoria, mucho más pequeña), donde se veían fotos del accidente… ¡Que resultan ser de “Perdidos”! Joer, sabía que las cosas andaban chungas con el colega Chávez, pero vamos, esto llega a límites insospechados de desinformación. Juzguen ustedes mismos…

Visitas contra las bombas

Esta es una iniciativa de Ricardo Galli, previo aviso de Martin Varsavsky (sí, ese tio argentino tan rico que se monta unos negociazos de la leche que ya quisieramos todos), para apoyar a El Correo por los ataques de ETA a los medios periodísticos y a ellos en concreto. La idea me parece buena y muy 2.0, así que alguien más se quiere unir, que lo haga, y que se haga eco en su blog y otros medios, dirigiéndoles el tráfico para que os entereis de como se las gastan estos cabrones de ETA (si alguien no se había enterado ya, claro).





A %d blogueros les gusta esto: