Posts Tagged ‘medallas’

Finito. Hoy terminan las olimpiadas, y todo el pescado se ha vendido ya. Como es habitual, España ha quedado en una posición relativamente discreta con 18 medallas (dos conseguidas hoy), lejos de las veintitantas que se decían que se iban a ganar, siendo la mayoría de plata (10). Hoy estaba viendo precisamente la segunda parte de la final de baloncesto y la verdad, aunque no han jugado mal, cometían los fallos suficientes como para no poder ganar a los americanos. Es una plata merecida. De todas formas, echando la vista atrás, se puede decir que la mayoría de las platas han sido merecidas. Como las de David Cal, que en las preliminares a sus finales lo hacía todo estupendamente, pero luego en las finales o salía mal o luego en la carrera se lo montaba de pena y terminaba segundo. No sé muy bien como nos lo montamos los españoles pero siempre terminamos haciendo este tipo de cosas. Vamos estupendos y siempre pinchamos al final, y muchas veces, cuando ganamos, ganamos muchas veces de coña, como pasó el primer día en ciclismo en ruta o en el K2 de piragüismo, que ganamos por 3 malditas décimas. Las olimpiadas demuestran quien es una potencia en según que deportes y quien no. Y España sigue siendo una potencia de segundo nivel en la inmensa mayoría de los deportes. No es una crítica fácil al uso, lo demuestran las medallas y los manejos que hemos hecho a lo largo de la competición. Las olimpiadas son el summum de las competiciones deportivas, donde se demuestra quien es mejor de verdad, más que en un mundial o en una competición continental.

Y que decir de China. Totalmente irreal. Es muy evidente que han sacado pecho por ser los anfitriones, y han tenido 8 años para conseguir localizar a sus campeones entre más de mil millones de personas. Han actualizado sus sistemas de entrenamiento y han conseguido lo que hasta ahora había sido imposible. Probablemente no volverán a conseguir semejante palmarés ni de lejos, pero que les quiten lo bailao. Las 93 medallas (49 de oro) les dan un primer puesto probablemente poco merecido, pero claro, las cosas se demuestran en la cancha, y la cancha es inapelable. Más realista hubiera sido que no hubieran conseguido tantas de oro. Y los USA han vuelto a estar en los niveles habituales, con 106 medallas, aunque menos de oro que China, con 36. En fin, han estado arriba los que tenían que estar, mientras que nosotros nos hemos quedado en una digna posición 14.

Pero estos juegos han tenido otro tipo de dimensiones, que ya hemos indicado en artículos anteriores en este blog. Política, economía, cultura… Han sido unos juegos muy politizados, llegando a niveles como los del 36 de Berlín o los del 80 de Moscú. Lo habitual cuando quien celebra unos juegos es una nación dominada por una dictadura, en este caso de un partido. Muchas son las razones por las que China no debía haber celebrado las olimpiadas, pero ahora se queda en lo puramente anecdótico, pasadas las aguas, más turbias que otra cosa, con esa exaltación del nacionalismo y esa solapada continuación de la presión interna contra los grupos, los separatismos y los que piensan diferente. Los deportistas tampoco demuestran tener mucha mejor ética, ya que les da igual jugar en una democracia que en una dictadura, y les da lo mismo conseguir sus éxitos bajo la represión que en la libertad del mundo libre. Algunos han hecho boicot, y eso les hace merecedores de nuestro aplauso, pero claro, a ver como se explica al mundo que por mucho que se celebren las olimpiadas, sin deportistas no hay nada.

Las siguientes son en Londres, al menos volvemos al mundo civilizado y democrático. No digo que China no sea civilizada, pero mientras siga el status quo actual dudo mucho que el menda quiera saber nada de ellos a ningún nivel, por mucha potencia económica mundial que sea. Ojalá (eso es lo que parece que está planteado) se vuelva a las antiguas costumbres olímpicas en todos los sentidos, sin tanta artificiosidad y maniqueísmo patente como hemos vivido durante dos semanas. Ah, y ahora recuerden que tenemos las paraolimpiadas, donde las personas con problemas físicos o psíquicos se enfrentarán, y donde los juegos suelen ser un poco más de verdad que con sus homólogos “sin problemas”. De hecho que yo sepa nunca le ha ido mal a España en las paraolimpiadas. Va a resultar que nos va mejor con nuestros amigos paralíticos que con los que tienen todos sus miembros sanos. No es malo, simplemente deberían llamar la atención de los deportistas, que muchas veces van de divos y luego deben bajar la cabeza. Espero que tengan como mínimo la misma suerte que hemos tenido hasta ahora.





A %d blogueros les gusta esto: