Posts Tagged ‘periodismo’

Os presento un artículo que han modificado para incluir un comentario mío criticando una viñeta de El País. Sinceramente, el autor de esas viñetas debería plantearse cosas sobre lo que escribe, porque el seguidismo a los poderosos es patente:

¿La tierra solo puede mantener sin agobios a 2.000 millones de humanos? – Las Viñetas de ELPAÍS.com « NoticiasERB.

Los medios, ya los sabemos, los medios de desinformación masiva, tienen que ladrar cuando lo manda el amo. Pero espero de un dibujante de tira periodística que sea imparcial e incluso hiriente con los poderosos. Está claro que no es el caso. Recientemente he tenido que poner otro comentario por otra viñeta del mismo autor con otra falacia semejante. Y la verdad, empieza a cansar.

Hay dos verdades que quiero recalcar: no existe la superpoblación que tanto se cacarea, y que los países pobres lo son porque se evita su única forma de crecimiento: la alimentación. Si no nos damos cuenta de estas cosas, estamos condenados a no entender nunca el mundo tan complicado en el que vivimos.

Anuncios

Hoy, hasta 12 periódicos sitos en Cataluña se han puesto de acuerdo para hacer el mismo editorial. Esto, que es poco común entre medios que compiten entre si, tiene una serie de lecturas a día de hoy, cuanto menos, ominosas. Que tantos medios se hayan puesto de acuerdo hoy para hablar de lo mismo (es decir, que no les quiten lo bailao), siendo medios que habitualmente discrepan entre si, llama bastante la atención. Y además, para presionar nada menos que al Tribunal Constitucional. Esto tiene interpretaciones de muy diversos tipos:

  • Políticas: de nuevo, los medios, como la Iglesia, se cree en el derecho de meterse en el debate político (el famoso “cuarto poder”). Siendo la libertad de expresión algo sagrado en democracia, eso no significa que cualquiera pueda llegar y decir, por el procedimiento de “esta boca es mía” a un órgano soberano como es el TC: “oye, que a ver que haces, que como te pongas en contra nuestra te la vamos a liar parda”, básicamente. Que eso lo digan los políticos catalanistas, lo puedo entender, porque forma parte del discurso partidista. Ahora, que un medio de comunicación se empeñe en meterse en política (aunque lo hacen habitualmente), es cuanto menos discutible, y por mucha libertad de expresión que se pueda alegar, la ética periodística (juas) exige ciertos límites en el ejercicio de esa libertad de expresión.
  • Informativas: la función de un medio de comunicación es informar y en su caso, opinar. Pero cuando se sobrepasa esta función, cuando se intenta influir en un órgano constitucional y soberano como el TC para que se incline de una forma o de otra, cuando se habla más allá de “respetemos las decisiones del tribunal”, se está entrando en un terreno resbaladizo y cuestionable. Pero si lo es para un político, aún más para un medio de comunicación. Sólo hay que leer el editorial de La Vanguardia para percatarse de esto que estoy diciendo. Se sobrepasa con creces la información o la opinión, que sería en este caso, para entrar en alegaciones y en enmiendas a la totalidad que nos les corresponde hacer. Además, se pone en entredicho de forma expresa que el TC sea capaz de dar una resolución contraria razonada y adecuada a Derecho. Sólo parece haber una posibilidad, que es una resolución a favor, coartando de esta manera la libertad de este tribunal para decidir si realmente una norma es constitucional o no. No, señores de La Vanguardia, esto si no que tiene parangón en democracia. Un Estatuto regional es una ley como cualquier otra, sujeta a Derecho y a la Constitución. Si tiene algún apartado inconstitucional, este deberá ser eliminado o modificado, les guste o no. ¿O es qué tal vez están más cómodos sin fundamentos constitucionales? ¿Es qué tal vez vez nos están diciendo están por encima de la Constitución? ¿Están ustedes a gusto siendo aconstitucionales? Tal vez sea eso.
  • Jurídicas: el TC es un tribunal del más alto rango, junto con el Supremo, y tiene unas funciones muy definidas: investigar y decidir sobre si una norma estatal (y un Estatuto autonómico lo es) es adecuado al Derecho constitucional o no. Cualquiera puede, obviamente, opinar sobre si la decisión le parece más o menos correcta, faltaría más, pero NUNCA se puede poner en duda la decisión. Nos puede gustar o no. La podemos recurrir o no. Podemos considerar que es correcta jurídicamente o no, pero nunca negar la plana a un tribunal. Por eso existe la separación de poderes y por eso, a pesar de la libertad de expresión, debemos acatar y obedecer las órdenes de los tribunales. Si no, esto sería un caos. Viviríamos en la anarquía. Algunos lo mismo se sienten cómodos con esa idea, pero la mayoría no. Los ciudadanos quieren normas que rijan la vida en común y les den seguridad jurídica. Si no respetamos las decisiones de los tribunales, ¿qué será lo próximo? No podemos ser tan alegres “prejuzgando” a un tribunal porque su decisión pueda gustarnos o no. Y si no te gusta lo que hay, mira, dilo, presenta tu verdadera cara y deja que los demás veamos que no eres un demócrata, que tus objetivos son inconstitucionales y que no aceptas las reglas de juego, como hacen los terroristas.

Como puede verse, no he hablado conscientemente sobre qué decisión me gustaría a mi. Mi opinión ha versado sobre lo irreal y estúpido que resulta este “agrupamiento” de periódicos alrededor de lo que claramente es una forma de los políticos catalanistas e independentistas de actuar públicamente de forma indirecta para influir en las decisiones del TC. Porque si no, no tiene el más mínimo sentido que diarios como La Vanguardia o El Periódico de Cataluña, muy respetados en el resto de España, se hayan dispuesto a semejante burla al sistema democrático. Porque si ya empezamos por faltarle el respeto a las alta instituciones, mal rayo nos parta en este país cada vez más echado por tierra. Jodidos vamos.

Andaba desayunando y viendo los prolegómenos del debate de “Los desayunos de TVE” (es el único programa de debate político que queda por las mañanas, así que hay que aprovechar… ¿Dónde estás, Vicente?), y he podido presenciar una auténtica batalla dialéctica entre periodistas como es poco habitual ver: Nativel Preciado (extraña amante literaria de púgiles y que no tiene nada especialmente destacable en su haber) y Javier Valenzuela (de El País y con una extensa trayectoria internacional, sobre todo en asuntos de Oriente Medio) se han enfrentado indirectamente por la cuestión de la gripe, de dos formas totalmente diferentes (radicalmente diferentes, en mi opinión). Mientras que Nativel seguía las consignas gubernamentales (que todo guay, que hay que ir porque mola que te pinchen, etc…) y tachaba a los medios de Internet de irresponsables, poco informados y desinformadores (claro, los medios de Internet, justamente los que menos información dan, ¿verdad?), Javier hacía exactamente todo lo contrario: llamaba a la no vacunación no imprescindible, decía claramente que no se iba a vacunar, y arremetía nada menos contra la OMS (sugiriendo sus relaciones muy específicas con las multinacionales farmacéuticas), y agregando momentos más tarde que con todas las vacunas compradas y que no se van a usar hubiera sido mucho más interesante ayudar a los países a salir de la pobreza (el otro tema de moda estos días).

Nativel, guapa, como se nota que todavía os jode a muchos periodistas que existan los medios bidireccionales. Vosotros, que estáis acostumbrados a expeler controladamente toda información que vuestros amos os ponen en los teletipos, no entendéis (algunos ya lo están empezando a hacer, por suerte) como es posible que la gente participe de la producción de la información, del contraste informativo y la transparencia, creando redes de información inteligentes y bidireccionales. El éxito de los diarios online así lo justifica, ya no sólo de los blogs. Pero maña, has enseñado la patita, metiéndote con los que, sin cobrar un duro y currándoselo a diario para ofrecer información veraz, pero totalmente diferente de la que soltáis vosotros, van diciendo verdades día tras día. No me incluyo, ya que no investigo: me limito (esto también hay que hacerlo) a “amplificar” la información que otros se preocupan de preparar y sacar adelante, pero me doy por aludido, claro está, ya que tu referencia velada a los blogs, foros y demás era bastante evidente. Tu problema es que todavía no estás, como muchos de tus compañeros, dispuesta a enfrentarte a la realidad del futuro de la información, que en realidad ya es el presente.

En cuanto a Javier (señor que al menos tiene blog), decirle que tiene todos mis respetos. Teniendo en cuenta el medio en el que trabaja (y sus intentos de desprestigiar la conspiración de la gripe, fallidos por otro lado), generalmente suelo prestar atención a sus palabras porque suelen ser bastante coherentes y, como en el caso de hoy, sinceras e imparciales. Hablar con sentido común debería ser una asignatura de periodismo, y claramente no todo el mundo lo practica. Sinceramente me merece más confianza alguien que ha sido corresponsal de guerra, que ha estado en primera linea de la información y que se atreve a decir cosas molestas por TV aunque le puedan perjudicar que alguien cuyo mayor logro según la Wikipedia es haber escrito una biografía de Cassius Clay y un tal Legrá (que problablemente será conocido en los medios pugilísticos). Yo no soy periodista, lo admito (tal vez sea mi vocación frustrada), pero creo que es mi obligación, al menos desde mis limitadas posibilidades, mostrar lo que yo voy encontrando y que creo que es serio y bien fundamentado. Es verdad que hay mucho mercachifle diciendo estupideces sin ton ni son (lo del fin del mundo y el 2012 ya es de risa, sobre todo porque el calendario maya no termina en 2012, sólo su séptimo periodo), pero junto con estos papanatas hay gente seria dispuesta a tirar de la manta de los verdaderos problemas mundiales, y no seguir las corrientes oficiales, que nos envenenan. Así que por una vez que un periodista “de los de verdad” dice algo coherente, no vamos a quitarle la razón…

El ataque a la OMS (ya saben, la Organización Mundial al Servicio de las farmacéuticas) ha sido especialmente elocuente y concreto por parte de Javier Valenzuela. Cómo él, somos muchos los que tenemos más que sospechas sobre el comportamiento de esta organización que de la noche a la mañana se convirtió en dueña y señora de todos nosotros al poder obligar a los estados miembros a vacunar a todo el mundo si ellos lo ordenaban. Ahí lo dejo. Una breve búsqueda en Google da información de sobra sobre este particular, aparte de que ya hemos hablado de ello en este blog. ¿En manos de quien estamos exactamente? ¿Nuestros gobiernos nos protegen realmente? Estas son preguntas que debemos hacernos y buscar información sobre ello no sólo es necesario sino una obligación ciudadana. Porque gracias a Internet, tenemos la posibilidad de estar bien informados.

Soitu cierra

Es posible que haya mucha gente que no sepa ni de lo que estoy hablando. Y es lógico. Soitu.es, el experimento de periodismo 2.0, cierra después de 22 meses de irregular y extraña vida. Sí, ha ganado premios, se ha hecho un hueco en el news-verité, pero la publicidad se ha terminado con la crisis y ni siquiera el banco que sostenía el proyecto (el BBVA) quiere continuar con el tema.

Seguí con cierta atención el proyecto, e incluso llegué a apuntarme, pero en poco tiempo vi que la cosa no iba a tener mucho futuro. Se supone que te pagaban si conseguías artículos que se hicieran conocidos y que tuvieran renombre. Vamos, que te convirtieras en un auténtico periodista. Pero enseguida me di cuenta de que con todos los controles, cortafuegos, y obstáculos que ponían, era casi imposible que el 90% de los que buenamente escribíamos tuvieramos nunca ningún futuro. En definitiva, se terminaba creando una mafia de articulistas que eran la minoría. Sí, supongo que eran los que iban a tope con ello, y me parece bien, pero claro, se estaba coartando enormemente al resto. Si yo, que me gusta escribir y lo hago a diario, veía que la cosa no tenía futuro, imagino que muchos otros miles vieron lo mismo y abandonarían la plataforma en mayor o menor plazo. Era cuestión de tiempo.

Y claro, el público tiene que responder. Lo cierto es que aunque inicialmente no hubiera un sesgo político en la publicación, sus artículos si se iban sesgando por lo que decía antes: sólo unos pocos conseguían la relevancia adecuada, con lo que al final siempre se termina escribiendo lo mismo y de la misma forma. Y claro, el público quiere variedad y más profesionalidad. La publicida ya no soporta el coste y eso termina degenerando en cierre. Todo, lamentablemente o no, muy lógico.

En definitiva, un experimento desperdiciado. No lo lamento demasiado, porque se podía haber hecho bastante mejor. Si quiso hacer una especie de cosa superdemocrática pero como ocurre con las democracias, todo termina subsumido en una voluntad de poder de unos pocos. Además, todos los problemas para conseguir sobresalir que incluso la propia plataforma te imponía hacían imposible conseguir salir a flote a la inmensa mayoría que teníamos algo que decir. En fin, espero que si alguien se lanza a hacer algo parecido, aprenda de los errores cometidos.

Cada día descubre uno una cosa nueva. Mirando blogs, he visto esto:

Journalism Lost?

Bueno, resulta que en este post se va descubriendo como El Mundo se ha apropiado de fotografías e información que no eran suyas sobre el último atentado de ETA. Hasta aquí, bueno, pues vale: sabemos que El Mundo hace muchos años que dejó de ser un periódico serio, así que en definitiva no es sorprendente (aunque vale la pena leerlo con atención para ver hasta que punto se llega por conseguir una exclusiva?

Pero lo que me ha llegado al alma es el video de YouTube que hay insertado en el post. Veanlo, por favor, porque es tronchante. Si han visto ustedes “Perdidos” reconocerán inmediatamente las escenas. Se supone que una televisión venezolana ha conseguido una memoria de móvil de alguien que iba en el avión de Air France perdida en un monte de Brasil (ni siquiera han encontrado el móvil, ya de por si difícil de encontrar, sino una memoria, mucho más pequeña), donde se veían fotos del accidente… ¡Que resultan ser de “Perdidos”! Joer, sabía que las cosas andaban chungas con el colega Chávez, pero vamos, esto llega a límites insospechados de desinformación. Juzguen ustedes mismos…

Visitas contra las bombas

Esta es una iniciativa de Ricardo Galli, previo aviso de Martin Varsavsky (sí, ese tio argentino tan rico que se monta unos negociazos de la leche que ya quisieramos todos), para apoyar a El Correo por los ataques de ETA a los medios periodísticos y a ellos en concreto. La idea me parece buena y muy 2.0, así que alguien más se quiere unir, que lo haga, y que se haga eco en su blog y otros medios, dirigiéndoles el tráfico para que os entereis de como se las gastan estos cabrones de ETA (si alguien no se había enterado ya, claro).

Vicente VallésLo reconozco, soy fan de este señor. Me trago su programa matutino todos los días en busca incesante de la crítica que me de el impulso inicial para afrontar el resto del día. Sus contertulios, en general muy adecuados (aunque alguno flaquea, no se puede tener todo) dan el tono general al día… Pero casi lo termino viendo más por él que por otra cosa, y explico lo que quiero decir. Seguir leyendo »





A %d blogueros les gusta esto: