Posts Tagged ‘psoe’

Los mediocres

Leyendo este artículo, uno se hace las preguntas de costumbre y además avanza otras de igual o mayor calibre, sobre que es España en estos momentos y a donde va. Aunque para eso, tenemos que recordar también de donde venimos, y el asunto pinta funesto de narices. Porque hoy por hoy, lo lamento, no podemos dictar otra sentencia que esta: vivimos en el país de los mediocres. Se vota a los mediocres, nos divertimos con mediocres, valoramos a los insurrectos. Preferimos una Belén Esteban a cualquier otra cosa, y, en serio… ¿Esto no le preocupa a nadie?

Este blog trata en un gran porcentaje de sus artículos de política. Aunque intento hablar de una variedad de cosas, al final es que termina uno impulsado a hablar de lo mismo por obligación. Ya no es que estemos gobernados por mediocres (empezando por Zapatero, al que ya se teme por la futura presidencia española de la UE porque no le ven como gran estadista precisamente, y siguiendo por sus ministros, que además de estar todos mal posicionados muchos ni siquiera tienen puñetera idea de lo que va lo suyo, si no directamente no deberían ni de estar ahí -vease a la señora González-Sinde), sino que los supuestos sucesores, esa oposición corrupta y chapucera, son exactamente igual de mediocres (si no más), porque… Digame alguno de ustedes que ve suficientemente preparado para gobernar a Rajoy. Si estudiamos a los antiguos líderes de los grandes partidos, vemos que hay diferencias fundamentales con los actuales: Felipe González se educó en la clandestinidad y fue víctima de su tiempo y circunstancias; se curtió a base de ostias y de promover una unidad de partido que el PSOE no ha vuelto a ver desde que perdieron las elecciones del 96. Y Aznar por su lado se curtió como presidente de comunidad y como parlamentario durante años antes de aspirar a nada en el PP. Los dos se convirtieron en políticos que todos más o menos (podemos estar de acuerdo con ellos o no) podemos considerar como “importantes”, en el panorama nacional e incluso internacional (aunque Aznar hizo bastante el ridículo queriendo hacerse amigo de Bush y Blair, la verdad). Así las cosas, si estudiamos a los dos que se supone son “presidenciables” actualmente, vemos que son unos mediocres que como mucho han sido diputados y no han tenido que enfrentarse a retos históricos de relevancia que les haya puesto a prueba, hasta ahora, claro. Uno, por la crisis mundial, que está demostrando ser incapaz de controlar y sanear de ninguna manera, y el otro porque ni siquiera es capaz de controlar lo que pasa en su propio partido, incapacitado como está para castigar a los que están destruyendo la buena imagen del partido.

Porque si de corruptelas hablamos, lo grave es que los votantes del PP mirarán esto de Gürtel como una cosa natural. Muy pocos se escandalizan y deciden no votar a un partido corrupto o cuyos miembros son corruptos. La derecha, en general, siempre ha sido tolerante con los desfases de sus líderes, porque lo consideran como parte de ser político. Es más complejo en el caso de la izquierda, menos proclive a permitir estos desmanes en sus filas. Lamentablemente esto hace buena la estrategia de Rajoy y sus acólitos: a pesar de la corrupción, ganaremos elecciones, porque los nuestros nos seguirán votando, y los otros dejarán de votar a los contrarios, con lo que entre pitos y flautas, el pastel está servido.

¿Y no será que nosotros somos los mediocres, por permitir que pase esto? ¿No seremos una caricatura de ciudadanos, que dejamos que otras caricaturas dirijan esta caricatura de país? Me da a mi que va a ser esto, porque otra explicación no hay. No dan la posibilidad (por decirlo de alguna forma, que ya sabemos que no es realmente así) de elegir a los gobernantes, ¿y elegimos a estos degenerados? Tenemos que ser realmente idiotas, porque si no otra explicación no le encuentro. Y sí, hablo en general, y ya sé que generalizar no es bueno, pero es que el problema proviene de muchos a la vez. Tal vez yo no, ni usted, ni el otro que pueda estar leyendo esto, pero sí millones de idiotas y perezosos españoles a los que les da igual 8 que 80. Pero esto no es de ahora: llevamos 30 años haciendo el idiota. Nos colaron una constitución adaptada a sus intereses particulares y partidistas, y a partir de ahí, todo ha ido de mal en peor. La sociedad se durmió y aburguesó con el franquismo y ahora heredamos todas las incongruencias de vivir en democracia y no disfrutar de ella. Asi que antes de preguntarnos porque nos gobiernan estos mediocres, tal vez deberíamos preguntarnos si no somos nosotros los mediocres que se lo estamos permitiendo.

Juegos infantiles

Hay algunos analistas que se preguntan porque la gente está cada vez más desinteresada en la política. Razones hay muchas, claro, pero hoy nos están dando una razón más para pasar de los políticos: el PP “denuncia” que les están haciendo escuchas ilegales por parte del gobierno. Entrecomillo “denuncia” porque lo único que hace es acusar sin fundamento ni pruebas al gobierno de estar espiándoles. Como ha dicho la vicepresidenta (que no es santo de mi devoción, pero aquí tiene razón), si tienen tantas pruebas, denúncienlo a los juzgados, o bien retráctense. Porque la estrategia es clara en el PP: cuando te sientas atacado, muere matando. El PP es hoy por hoy un partido débil, acosado por todas partes por la corrupción, que lo único que está sabiendo hacer es lanzarse a bravatas injustificadas (como que el gobierno dedica más a vigilarles a ellos que a ETA, por ejemplo), sin saber muy bien a donde tiran y sin presentar nada interesante al respecto, como ya han hecho además recientemente.

No estoy defendiendo al gobierno. De un gobierno como el de ZP me espero casi de todo. Pero las debilidades de unos y de otros están cansando en general, incluso a los que estamos interesados en la política. No tienen nada nuevo que ofrecer, se hunden ellos mismos en su propio fango y se agarran a un clavo ardiendo con tal de que el otro resulte dañado. En vez de dedicarse a los juegos de poder de los adultos, están jugando a una especie de juego de pelota donde intentan cada vez lanzar el objeto con más fuerza, pero a mitad de camino la pelota se cae y la coge el otro para volver a hacer lo mismo. Al final, son todo fuegos artificiales, ninguno de ellos resulta dañado en la dialéctica, y como ya hemos dicho otras veces en este blog, eso es lo lógico: los grandes partidos nacionales llevan un juego de compartición de poder en todo el territorio nacional (si se dan cuenta, casi están igualados a nivel de comunidades y provincias), y no les interesa que funcione de otra manera.

Todo esto lleva a un cansancio generalizado del personal que ve que la cosa no va a ninguna parte. La oposición no representa una amenaza para el gobierno, el gobierno está relajado y no actua, no toma medidas, y todo esto va engrosando el montón de basura política en la que vive inmersa este país. Y esto no va a cambiar en breve, porque curiosamente los españoles estamos cansado de nuestros políticos pero los seguimos votando una y otra vez. Resulta imperdonable que tengamos tan poco espíritu crítico. Mientras, ellos siguen jugando a sus “juegos de guerra”, usando a los votantes como peones (yo tengo más que tú, chincha rabilla…), y hundiendo cada día más a este país, desgraciadamente no sólo en política.

Las cosas en su sitio… O no.

Se ha sabido que, a pesar de los pesares, el PP podría ganar unas elecciones si se celebrasen mañana. Bueno, esto sería lógico dada la crisis, que la credibilidad de Zapatero es nula y cuando no se sabe que hacer puedes salir con cualquier alternativa. Vale. Pero parece que la gente se está pasando por el arco del triunfo un detalle: hasta el bedel del PP está metido en un caso de corrupción. Que lo están todos: socialistas, populares y la madre que lo trajo. Pero parece que no nos importa que estos señores jueguen a la política para llevárselo entero. Y me parece preocupante.

Se hablaba en un medio no hace mucho de que España estaba sufriendo una “italianización” de la política, en referencia a que la gente cada vez está más despreocupada por lo que hacen sus líderes y que cada vez importa menos los pitotes que monten. Y esto me hace estar de acuerdo con tal afirmación. Ya he dicho varias veces que vivimos una crisis no sólo financiera, sino democrática, aunque esta viene de antes. Vivimos en un mundo en el que ya ni importa estar de cara a la galería, ni el que dirán, ni nada. Sí, estás en la palestra por lo que haces o dices, pero parece como si no importase gritar a los cuatro vientos “hijoputa y más hijoputa”. Parece que nadie lo oye. Silencio sepulcral.

Nuestros líderes están consiguiendo adormecernos al más puro estilo “american dream”, y lo están haciendo con una maestría sin igual. No somos más que títeres que cada cuatro años hacen el paripé, porque realmente no importa quien llegue a gobernar, ya que todos son igual de parejos (en Aragón: tio idiota, más o menos) y nos llevan por la misma senda.

Lo triste del caso es que a pesar de que nos demos cuenta nos da igual. Con Aznar, por lo menos, había movidas, pero dado que Zapatero tiene comprados a los artistas, los sindicatos y todo aquel que puede darle caña, pues ni eso. Y sin embargo, un partido con una cantidad enorme de problemas legales, éticos y morales podría darnos a nuestro próximo lider. Claro, que no sé que es peor.

De nuevo el salvavidas

zp2De nuevo ZP al rescate. Si el rescate del año pasado no fue suficiente, vamos a por otro más. La banca sigue mandando, señores, haciendo carrera a costa de los dineros de todos los españoles. No les vale con todo lo que nos sacan a diario que tenemos que seguir pagando sus excesos y pendejadas a diestro y siniestro. Hala, todo el mundo a fusionarse ahora, en cuanto hay la más mínima oportunidad, con los auspicios de los gobiernos locales y nacionales, para seguir arrebañando todo lo posible.

Zoquete Pendenciero nos la ha vuelto a jugar una vez más. ¿Hasta cuando vamos a tener que seguir tragando todas las cagadas de esta gente? Porque personalmente estoy hasta el mismismo coxis ya de todo esto. Tenemos a un jodido neocon disfrazado de progre en Moncloa que sigue robándonos a todos en esta realidad paralela en la que se ha convertido España. Yo cada día más me siento vivir en un universo “paralelos” en el que no reconozco a este país cada día que pasa. Y estoy francamente cansado.

(Sí, ya sé que la foto hace gracia, por eso la he puesto, pero así es particularmente como veo actualmente a nuestro máximo dirigente: un pelele incapaz de manejar nada y manejado por todos).

Autoreflexión: PSOE

Siguiendo con el artículo del otro día, me gustaría continuar con el tema enviando al PSOE una serie de ¿recomendaciones? ¿avisos? sobre lo que han sido estas elecciones y lo que significan. Porque claramente no se han enterado: han perdido. La autocrítica brilla por su ausencia en este partido. Todos, empezando por Zapatero, cierran filas alrededor de la idea de que la cosa no ha ido mal, que podía haber sido peor, y que han salvado los muebles. Y además, cuentan con otra cuestión: son el único partido socialista europeo que no se ha ido al garete estas elecciones. Terrible.

Señores socialistas, hagan el favor: han perdido por una cantidad muy apreciable de votos, 4 puntos de diferencia respecto al PP, y con un claro aviso de su base votante: no les gusta lo que estais haciendo. Porque claramente, admitámoslo, a la gente le importa tres narices Europa (irónicamente, ya que ahí es donde se decide todo nuestro futuro, en realidad), y como los grandes partidos han basado toda su estrategia en asuntos internos, eso es lo que realmente ha calado en la ciudadanía. Y ahora mismo la gente sólo está pensando en una cosa: no piensa en Europa, ni en los trajes de Camps, ni en el Falcon… Piensa que está en paro, que no llega a fin de mes, que los sueldos no crecen (y de momento, por suerte, los precios tampoco), que no puede comprarse una casa, etc… Y eso es crisis, señor Zapatero. Eso que usted, muy “acertadamente”, definió como “ligera recesión” hace un año. Y los españoles, especialmente los votantes del PSOE, han dicho que no les mola nada todo esto. El perfil de votante del PSOE es, curiosamente, antagónico al que se supone que debería ser un votante de izquierdas: activo, reinvindicativo, espasmódicamente chillón… El votante de izquierdas se han convertido en alguien pachón, tranquilo, al que no le preocupa nada más allá de sus narices, y claramente el votante del PSOE ha abandonado a su partido de toda la vida. La crisis y la falta de voluntad para afrontarla es lo que ha definido la decisión de estos votantes. Si a eso le sumamos que muchos de los dirigentes y cabezas visibles del partido y ministros son de risa, pues apaga y vamonos. La restructuración del gabinete ministerial no fue más que una pantomima, como las que acostumbra Zapatero, para hacer ver como que hace algo contra la crisis, pero como es lógico, el público no se ha dejado convencer. Señores socialistas, se han ganado a pulso perder la confianza de los votantes, más que nada porque lo que perciben estos es que ustedes la han perdido en ellos. Ya no se gobierna para el pueblo, se gobierna de cara a la galería, para parecer los más guays, y eso, en algún momento tenía que pasarles factura.

Es evidente que en época de crisis el votante de izquierdas se abstiene más de lo habitual. Ya paso con González y ha vuelto a pasar ahora. Si lo de la crisis se hubiera sabido antes de las generales del año pasado, desde luego Zapatero no hubiera salido de nuevo. O tal vez sí, pero tan a la mínima respecto del PP que casi hubieran tenido que pegarse por los escaños. Pero la abstención, en el caso de Zapatero, tiene más significados. La diferencia más notable con Felipe González es que este último era más un hombre de acción, y aunque fallase, hacía cosas. La gente lo castigó porque no supo afrontar la crisis, pero tampoco Aznar tuvo un respaldo muy importante en las primeras elecciones que ganó, por lo que tuvo que hacer pactos hasta con el diablo. Sin embargo, en este caso Zapatero ha perdido precisamente por todo lo contrario: inacción total y absoluta. El Plan E hace aguas por todo sitios y es pan para hoy y hambre para mañana. Tiene encima la suerte de que no hay elecciones generales hasta dentro de tres años, cuando susceptiblemente se habrá superado la crisis (aunque hay quien no está muy seguro de eso), con lo que si no media alguna que otra huelga general, tenemos ZP para rato. Sólo pediría que no fueran tan soberbios y bajasen la cabeza un poco, que se les ve hasta la coronilla.

A la saca!!!

No aprendemos. Cada día peor. Vaya escabechinas nos están montando los sociatas estos. Primero a salvar a una banca teoricamente saneada, juntando un canon digital que no hay por donde cogerlo y ahora el impuesto sobre el patrimonio. A esto se le llama porculizar, en toda la extensión de la palabra.

Lo que antes pagaban los que podían ahora lo vamos a pagar entre todos. En vez de ayudar a que la gente tenga mayor liquidez, lo único que van a conseguir es incrementar una presión fiscal ya de por si bastante alta. Medidas como esta, que sólo benefician a la clase media-alta… ¿A que parecían propias de los peperos? Pues va a ser que no. Nuestro amigo Zapa nos la vuelve a jugar como si fuera un Aznar cualquiera. No nos mandará a la guerra, pero nos mete unas ostias que nos deja tiritando…

Porque según a quien le preguntes, es una cosa u otra. Así como el gobierno sigue diciendo que la crisis no existe (tres huelgas nacionales declaradas, con mayor o menor intensidad, precios del petroleo que no bajarán ya probablemente nunca y crisis de precios no es una crisis según ellos), los demás seguimos notando la crisis por todos los poros. Ahora hay que determinar si la cosa va a mejorar, empeorar o por cuanto tiempo va a seguir igual. Está claro que no es de hoy para mañana, y a falta de saber cuanto tiempo será, está claro que los próximos meses van a ser graves y preocupantes. Pero claro, como no hay crisis, según el gobierno, la “coyuntura desfavorable” de Solbes se irá aliviando, dicen, a finales de este mes.

Hay que reconocer una cosa sobre Zapatero & co.: tienen una sangre fría envidiable. No se sabe como, pero se encuentran impertérritos ante las distintas situaciones, y aunque en los próximos días las cosas se vayan calmando (los pescadores van saliendo de nuevo a la mar, pero ahora vienen los taxistas, aunque esto es de mucha menos magnitud), está claro que los estertores y sus secuelas van a escucharse por mucho tiempo hasta que la situación deficitaria económica se solucione. Y bien hará la oposición en recordarselo a los españoles con cada situación electoral que se vaya acercando en cada momento.

Sólo esperemos que por fin se hayan despertado y hayan comenzado a hacer sus deberes para que todo se solucione, pero a partir de ahora recordaremos al lider socialista como Zapatero, “el aliviado”.





A %d blogueros les gusta esto: