Posts Tagged ‘series’

Pro-Anti

Hollywood ha sido siempre colaboracionista con el gobierno y los militares. Lo demostró en sus inicios, lo volvió a demostrar en la guerra, y lo demuestra siempre que puede en sus películas y series. Sin embargo, tras el éxito de “Los Soprano”, comenzaron a crearse series de las llamadas “inteligentes” que dieron lugar a que algunas o muchas de ellas comenzasen a divergir de las políticas de los estudios y sus argumentos no fueran precisamente “pro-sistema” o “colaboracionistas” (con el gobierno, el ejército, etc…). Esto proviene también de una cierta tradición cinematográfica de ciertos directores y guionistas que no se han querido nunca ajustar a los patrones marcados por el Establishment. De hecho, muchas películas bélicas no han disfrutado lo que se dice de ayuda de los militares cuando han solicitado fondos o material, por no pasar el examen profundo de censores militares, ya que sus guiones no eran “proclives” a la causa militar. Vamos, que la crítica no era precisamente “idónea” para los intereses del ejército.

Últimamente he estado haciendo repaso de las series que veo o he visto en televisión y he estado haciendo distinciones entre las que son pro- y anti- (o al menos, no tan pro-), y este viene a ser el resultado (naturalmente, hablo de series americanas, y no tienen que ser necesariamente militares o políticas, sino también que hablen de un estilo vida cómodo y superficial, adecuado para el entorno consumista en el que vivimos):

Series PRO:

Caso abierto (Prácticamente cualquier serie policiaca, con algunas excepciones)..
Bones.
Mujeres desesperadas.
Sexo en Nueva York.
CSI (cualquiera de sus encarnaciones, y en general cualquier serie de Jerry Bruckheimer).
El abogado.
Entre fantasmas.
Flashforward (al menos por el momento).
Anatomía de Grey.
Sin cita previa.
Cómo conocí a vuestra madre.
Cinco hermanos.
Navy: Investigación criminal.
J.A.G.
Urgencias.
Sin rastro.
Las chicas Gilmore.
Betty.
One tree hill.

Series NO-PRO o ANTI:

Prison Break.
House.
Dollhouse.
Último aviso.
Boston Legal.
Perdidos.
Los Soprano.
The Riches.
Fringe.
Los Simpsons.
Padre de familia.
Padre “Made in USA”.
Lie to me (Miénteme).
Los 4.400.

Naturalmente, es una lista simple y de lo que yo veo o he visto (y ahora recuerdo, es posible que cambie la lista más adelante). La lista también puede cambiar dependiendo de como avancen algunas series (puede ser el caso de Flashforward), pero prácticamente es una lista en las que son todos los que están. Alguno puede sorprenderse de la clasificación en algunos puntos. Me gustaría poder explicar esto con más detenimiento, y en próximas entregas voy a ir desgranando algunos de estos puntos. Que haya puesto una serie como PRO no significa que sea mala o perversa. Bones, por ejemplo, es claramente PRO, pero sus personajes y situaciones hacen que sea una serie agradable de ver, si no tienes en cuenta que los personajes principales son totalmente pro-gubernamentales en su forma de pensar y actuar (de hecho, están pagados por el gobierno, lo que en realidad no es un motivo, como en Fringe). En fin, son muchos los detalles. Si queréis proponer algún cambio o añadido a las listas, sois libres de comentarlo.

Vale, el chiste es malo, pero es que cada día me rechina más el debate este de los doblajes en TV y cine. No estoy en contra ni mucho menos de que si alguien quiere ver algo en versión original (por conocimiento del idioma o por esnobismo, me da igual), lo haga con toda tranquilidad. Me parece muy bien. Pero me empiezan a fastidiar bastante los pringaos que están todo el puñetero día con “V.O. mola, doblaje mierda”, parece que no tienen otra cosa que hacer y la verdad, molestan bastante. Porque una cosa es que des tu opinión sobre un tema y otro muy diferente es que te dediques a fastidiar y a ningunear a los demás, y no sólo a los que defienden posiciones contrarias, sino como en este caso a los que se dedican al tema, en este caso representados por traductores y dobladores.

En Chica de la tele se hace mención a estas cuestiones. En general, mucha crítica absurda y gratuita contra el doblaje y pocas soluciones. Se apunta, principalmente, a las televisiones, que no aportan una alternativa de calidad al doblaje. En eso estamos de acuerdo. Pero decir salvajadas como que debería eliminarse completamente el doblaje es de un egoísmo y una mala sangre que sinceramente me jode mogollón. Por desgracia, hemos heredado del franquismo el verlo todo doblado. Así tenemos los idiomas en este país, a niveles paupérrimos. Pero la situación es la que es: millones de personas no verían ni cine ni televisión si no fuera en versión doblada, y eso es una realidad indiscutible. El que quiera ver versión original calentita, que se la baje de Internet o la vea por streaming, que hay buenos subtítulos pero otros son una pesadilla. A ver si aprendemos a ser un poquito más solidarios y dejamos nuestras paranoias mentales para otras cosas más importantes.

Y ahora mi opinión personal. Tengo que decir que cuando he visto una película en V.O. con un buen subtitulado la he disfrutado. Pero también digo otra cosa: a veces las voces originales de los actores son asquerosas de narices. Un ejemplo es Cómo conocí a vuestra madre. Sí, lógicamente me he acostumbrado a la versión española, pero es que he visto algunos en versión original y me han parecido inaguantables. En la versión original, Marshall, por ejemplo, no tiene la voz de bobo que tiene en la versión española, y eso jode un huevo, porque tu ves a un tío idiota con voz de tío normal, y sinceramente eso duele a los oídos. Lo mismo Lilly. Prefiero trescientas veces la voz española, donde va a parar. El único que se salva un poco es Barney, pero creo que más porque hace un papelón que otra cosa.

Lo siento, pero no siempre lo auténtico es mejor. Y aquí tenemos una industria del doblaje increíble. En cuanto a las traducciones, se quejan muchos de que no son muy buenas, pero eso se debe fundamentalmente a que las empresas contratan a gente poco capaz, y la que es capaz tiene poco tiempo y posibilidades de hacer buenas traducciones el 100% de las veces. Otra cosa. La gente se queja de que se traducen los chistes o se españolizan para que tengan más sentido, y que eso no mola. Pues a mi sí me mola. Un ejemplo es Padre de Familia. Tienes que ser muy ducho en cultura americana para coger los chistes, porque no se españolizan, como si ocurre en Los Simpsons o en Futurama (las voces de Fry y Bender españolas son mucho mejores que las originales, a mi entender). Sinceramente agradezco las españolizaciones cuando están bien metidas, porque me río cuando debo. Seguramente si escuchase la mera traducción literal me quedaría mirando la pantalla como un gilipollas, y para eso no veo nada, la verdad.

En definitiva, creo que se hace una montaña de una chorrada. El doblaje debe existir, mal que nos pueda pesar. La TV es para entretenerse. El que quiera otra cosa, que se busque la vida, pero es evidente que las televisiones no van a dejar de doblar las series y las películas porque una panda frikis sueñe con un mundo en inglés. Que las televisiones deberían ofrecer subtitulos para todo lo extranjero y que todos deberíamos saber al menos inglés, pues es verdad, que duda cabe. Pero mientras eso no sea así, el doblaje debe seguir existiendo. Y por lo menos el que tenemos es más que decente. Por mucho que les pese a la panda frikis.

Serie: Los 4.400

4400Para suavizar un poco el tono de estos días (que mucho me temo que habrá que mantener), me gustaría hacer un comentario sobre la última serie que he visto y que me parece interesante de destacar, además de aportar mi humilde crítica a lo que me ha parecido una serie potente pero que no supieron aprovechar adecuadamente: Los 4.400.

Los 4.400 comienza con una bola de luz que se acerca a la Tierra y que todos creen que es un meteorito, pero que termina manifestándose como una especie de nave que aterriza en un lago de Seattle y que deja una carga inesperada: 4.400 personas que había desaparecido a lo largo de los 60 años anteriores en todo el mundo aparecen de repente en el lago, para desconcierto de todo el mundo. El NTAC, una agencia de seguridad de los USA, se hace cargo inicialmente de estas personas, poniéndolas en cuarentena durante un cierto tiempo, y liberándolas después al no haber muestras de nada extraño en ellos. Pero eso termina siendo falso, ya que a los pocos días, algunos de ellos comienzan a manifestar una especie de “poderes” extraordinarios, como telequinesia, movimientos ultra-rápidos, visiones del futuro, curaciones, etc… Los agentes del NTAC Tom Baldwin y Diana Skouris se dedican a investigar los casos que se van presentando, y se dan cuenta de que ocurre algo especial con ellos. Un 4.400, Jordan Collier, es un millonario exitoso que decide crear un centro para reunir a todos los 4.400, ya que se sienten discriminados mientras se hace público que posiblemente todos los regresados tengan poderes. Los casos aumentan y la propia familia de Baldwin se ve afectada, ya que su sobrino es un 4.400 y su hijo quedó en coma cuando Shawn (el sobrino) desapareció. Shawn, que muestra poder de curación, pero que al mismo tiempo puede quitar la vida con solo tocar a la gente, es reclutado por Collier para su centro.

Todo se escapa de las manos cuando se van conociendo los poderes de los abducidos, y el gobierno empieza a rodear políticamente a los 4.400. Mientras, se van sucediendo los casos y Diana adopta a una de los 4.400, Maia, que tiene visiones del futuro. Los dos agentes, por motivos personales, se ven cada vez más involucrados en la investigación, hasta que finalmente se descubre que es lo que proporciona a los 4.400 sus poderes: un quinto neurotransmisor llamado Promicina libera aspectos de su mente que para los “normales” están vedados y les aportan sus poderes extraordinarios. Por otro lado está la historia de Richard y Lilly, dos 4.400 que no han desarrollado ningún poder, pero tienen una hija en común que ya desde el seno materno manifiesta poderes especiales, pero especialmente poderosos. Además, según como le da al futuro bebé, puede matar a los que intentan agredir a sus padres, y aporta una visión del futuro a Collier, que se convierte de duro y competitivo empresario a benefactor humanitario.

Las historias van entrelazándose y no voy a contar cada detalle, porque la trama va enredándose tanto que se generan historias alternativas por doquier. Baste decir que a medida que se van introduciendo personajes nuevos las historias se van complicando cada vez más, llegando a un punto en que el hijo de Baldwin se convierte en lider de los 4.400 y un grupo de perseguidores por el tiempo, los “marcados”, intentan destruirlos de cualquier forma. Además, la Promicina queda disponible para los simples mortales, pero sólo el 50% puede sobrevivir a un “chute” de la droga. Sí, no olvidaré indicar que en realidad, todo este follón lo monta la “gente del futuro”, que es quien ha raptado a los 4.400 y los ha devuelto, en teoría, para “salvar al mundo”.

Esto no vale ni como resumen. Recomiendo a aquellos que gusten de buenas historias y de la ciencia-ficción que la vean (creo que la están emitiendo ahora en Cuatro, y la suelen emitir en las digitales -no TDT-). Sirva sólo como aperitivo de lo que podeis llegar a ver. Ahora bien, ahí va mi sensación particular sobre la serie. La idea de la serie es muy interesante y bastante original, ya que por una vez los abducidos no lo son por los extraterrestres, sino por gente del futuro que teoricamente quiere salvar la Tierra de un futuro catastrófico. Los argumentos y los personajes comienzan bien, de forma relativamente creíble (todo lo que pueden serlo), pero hay varios problemas que fueron haciendo que la cosa se fuera yendo al garete con el paso de las temporadas (4):

  • Es una serie muy procedimental: esto significa que, aunque haya una historia de fondo, todos los capítulos tienen básicamente la misma estructura. Esto está bien para una serie policiaca, pero para una historia como esta, comienza a crear limitaciones que a priori no tenía y que van dejando la trama principal en un segundo plano, cuando tenía que haber sido al revés. Además, las historias procedimentales se van entrelazando con la principal, lo que crea desconcierto al espectador.
  • Las sub-tramas se entrelazan a veces de forma torpe con la trama principal, no siendo muy creíble que un chico asustadizo que no entiende porque oye voces (en realidad, lee la mente de los demás), se convierte de la noche a la mañana en un super-agente de la CIA capaz de terminar con un director del NTAC, sólo por poner un ejemplo. Las visiones de Maia se cumplen, pero sólo parcialmente, porque en ocasiones parecen olvidarse de ellas para retomarse una temporada después, con lo que ya nos hemos olvidado de lo que predijo. El personaje de Tom Baldwin, que en principio es muy sólido, no hace más que dar bandazos: de última esperanza de los 4.400 se convierte en un “marcado” obstinado con terminar con los abducidos.
  • Los WTF (What The Fuck: algo así como “¿Qué ostias pasa?”) de la serie están repartidos de manera poco uniforme, y lo mismo te asaltan a mitad de temporada como estás esperando uno al final de una y no llega, o se desinfla como un globo.
  • La historia no es del todo lineal, como ocurre en Perdidos, y eso hace perder un tanto el interés si no la sigues a pies juntillas. En parte esto tiene sentido porque durante la serie se juega con el concepto del tiempo, pero claro, eso supone que los seguidores de la serie tengan que hacer algunas cábalas chungas para seguir el entradado del argumento, y a no ser que seas un poco friki, es bastante difícil. Yo me la he visto de un tirón y me ha costado seguirla.

En fin, son detalles que creo que hicieron que la serie fuera perdiendo el favor de la gente, y aunque tuvieron muchos seguidores, la tuvieron que cancelar al final de la cuarta temporada. Creo que con algunos cambios en la tercera temporada hubieran podido seguir con una fama equivalente a la de Perdidos. En cualquier caso, creo que es una serie estupenda para ver, aunque aviso que el final no gustará a muchos, aunque claro, no tuvieron más remedio ya que no podían continuar. Que la disfruteis.

brocover1Si tengo que hablar de una serie que esté siguiendo actualmente con atención, esta es “Cómo conocí a vuestra madre“, de la CBS, que aquí en España la emite la FOX y La Sexta, que yo sepa. Se trata de una conocida sitcom que en USA esta llegando a niveles “legendarios” :D, parecidos a Friends. Y voy a dar mi opinión y crítica al respecto, porque tengo que reconocer que me mola mazo.

La serie como tal es muy simplona, realmente. Ted Mosby es un joven arquitecto neoyorquino que vive con unos amigos y que tiene colegas variados (concretamente, su colega del alma, su pretendido mejor amigo, Barney Stinson). Sus amigos con los que vive son Marshall y Lily, y están prometidos, lo que hace que Ted tenga ganas también de encontrar pareja estable. En estas conoce a Robin, una chica muy guapa que le enamora, y que se convierte en la quinta amiga del grupo. A pesar de la simplicidad de la serie, está llena de referencias, gracias auténticamente graciosas (de verdad de la buena) y unos personajes muy bien perfilados que tienen cada uno su propia gracia. Ted es bobo, literalmente, y claro, hace bobadas de continuo; Barney es el tío listo (aquí en la foto podeis ver un libro real que se ha publicado con su nombre, “El código del colega”, con reglas como por ejemplo que no puedes acostarte con una chica de tu mejor amigo aunque ya no salgan juntos) y absolutamente el más gracioso de la serie (sus “chócala”, “legendario” y “ponte traje”, y, ante todo “¿Conoces a Ted?”, ya han pasado a los anales de las frases televisivas); Marshall es un tontorrón enorme que no tiene voluntad propia; Lily es bastante tonta, pero lo suficientemente lista como para controlar (no siempre) a Marshall; y Robin es una canadiense (este detalle es fundamental para seguir algunas gracias de la serie) presentadora de televisión a la que le gustan las armas, fumar puros y en general comportarse como un hombre (a pesar de lo buena que está). En resumidas cuentas, un conjunto que tiene que ser gracioso por tamagos.

La serie va por su cuarta temporada (emitidas por lo menos) y espero que dure muchas más. Es sincera, directa, no se anda con tapujos. Además representa una forma de ser juvenil con la que muchos se pueden sentir identificados. A mis años me veo también representado en ellos aunque les llevo algunos de más, pero son de mi generación. Cuando veía Friends no me hacía tanta gracia porque eran unos treintañeros y yo todavía tenía veintipocos. Ahora lo veo con otra perspectiva. Y desde luego puedo decir que soy todo lo contrario a Barney: él es decidido, ligón, un listorro de narices, tremendamente competitivo y… Siempre lleva traje (menos a los entierros, que va en chandal ¿?¿?¿?). Por otro lado tengo ramalazos de Ted y Marshall. Y en cuanto a las dos chicas… Mejor no hablemos que nos ponemos malos. A destacar la aparición de famosos, como Britney Spears, Laura Prepon o Enrique Iglesias han sido algunos de los que han pasado por ahí. En el caso de Britney Spears no esperaba gran cosa pero resultó ser graciosa. Es de suponer que seguirán apareciendo famosos y falsos famosos, como la aparición de un falso Moby en el fin de año de 2008.

En definitiva, os recomiendo vívamente que la veais. Son capítulos cortos, divertidos, a veces estrafalarios, y con un sentido del humor que envidian el resto de series de este tipo.

Perdidos y la física

(Aviso que este post de por si es una especie de spoiler, así que si lo leen, bajo su responsabilidad).

Perdidos es una serie rara, rara, rara de narices, ya lo saben los que la siguen. Últimamente está de moda hacer este tipo de series, pero bueno, la cuestión es que tal y como está configurada desde la tercera temporada (después de una primera prometedora y una segunda errática), la dirección que está tomando la serie es cuanto menos inquietante. No hay capítulo en que no termines con la sensación de querer defecar en la prostituta madre de alguno de los guionistas, por decirlo de forma fina. Pero la cuestión con esta serie no es fundamentalmente lo complicado de su trama, sino como están haciendo uso de la física para llegar a lo que aún no sabemos que puede ser que llegue. Quiero decir antes de nada que sigo la serie vía canal Fox España y por lo tanto no sé como anda el tema en tiempo real, pero bueno ahí van mis impresiones acerca de la relación entre la ciencia y Perdidos.

Aunque es algo de lo que ha estado imbuida la serie desde el principio, la ciencia ha comenzado a hacer su aparición estelar a partir de la tercera temporada. Desde luego en la isla hay algo, que se va desentrañando poco a poco, pero ya el hecho de la existencia de la Iniciativa Dharma nos da que pensar. El hecho de que durante décadas, científicos y otras personas vivieran en la isla para intentar descubrir lo que le hacía especial. Pero está siendo en esta cuarta temporada cuando nos estamos encontrando con los momentos científicos más interesantes, todos ellos relacionados con la física. En un capítulo que en mi opinión es el mejor de toda la serie, Desmond sufre un viaje alucinante al centro del continuo espacio tiempo del que finalmente consigue recuperarse, pero que nos da a entender que algún tipo de fluctuaciones de tipo cuántico están sucediendo en la isla. Después, Daniel Faraday avisa a Frank y los demás que han de seguir siempre la misma ruta entre la isla y el carguero, porque al parecer las fluctuaciones de la isla provocan que las cosas y las personas fluctúen a su vez en el continuo espacio-tiempo. Y en el último episodio emitido descubrimos que la isla contiene lo que parece ser una bolsa de materia llamada “exótica” o “extraña”. Este tipo de materia, que todavía es más teórica que otra cosa, está formada exclusivamente por quarks arriba, abajo y extraños. Los quarks son los componentes básicos de los elementos nucleares, es decir, los protones y los neutrones, pero en estado libre forman materia extraña y no extraña. Al parecer, se cree que las fluctuaciones de esta materia pueden generar comportamientos extraños e incluso convertir a todo el planeta en una masa de quarks caliente. Lo que ocurra a partir de ahora es un misterio, como siempre, pero está consiguiendo que mi atención por la serie crezca mucho más de lo que era hasta ahora.

¿Qué va a pasar desde ahora? Estamos acostumbrados a no saber que va a ocurrir hasta que lo vemos, así que supongo que lo mejor es que siga siendo así. Eso sí, después de todo este misterio espero que el final lo hayan arreglado suficientemente bien. Y se supone que queda una temporada más, así que veremos lo que nos deparan estos señores tan malos llamados guionistas.

Serial Experiments Lain III

(Continuación del post Serial Experiments Lain y Serial Experiments Lain II)

Sin embargo, los problemas no hacen más que crecer para Lain. Su disociación se hace cada vez más patente, y no consigue averiguar porque le está ocurriendo todo eso. Mientras, descubre, por medio de sus indagaciones en la red, que su familia no es su familia. Nunca ha tenido familia. Ni siquiera puede decir que sea adoptada. Las personas a las que consideraba su familia, su padre, su madre, su hermana… Todos estaban contratados para hacer de su familia. Ella simplemente fue colocada en aquella casa para tenerla controlada, aunque en realidad ella era libre para hacer lo que quisiera, desde el principio.

El protocolo de la red está cambiando. Lleva mutando incansablemente desde su aparición, y desde que el hipertexto dio una nueva perspectiva sobre el potencial humano. El proyecto Xanadú de Ted Nelson y su predecesor el Memex de Vannevar Bush eran los desarrollos más espectaculares sobre el avance de la información en el mundo real. La empresa Tachibana desarrolla los mejores navegadores y son la empresa que se encuentra en la vanguarda de la red. Uno de sus ingenieros, Masami Eiri, descubre que gracias a la resonancia Schuman es posible que los humanos puedan conectarse si alguna vez se descubre la forma de sincronizar la resonancia con el sistema de señales del cerebro humano. Entonces comenzó en secreto la elaboración de la versión 7 del protocolo, que daría a la gente la total libertad para intercambiarse entre el mundo real y el virtual. Pero al mismo tiempo hizo algo que se convertiría, a posteriori, en su maldición: creo a un ente todopoderoso en la red, guardian de los secretos del protocolo, y que permitiría la supervivencia del mismo más adelante. Masami, consciente de que su cuerpo no era necesario y de que podría vivir en la red de forma consciente, se suicidó, o al menos eso hizo creer, pero ya había sembrado la semilla que daría lugar a todo lo que ocurrió posteriormente. Ese Dios de la red es un ente imparcial que examina sin intervenir los hechos de los usuarios. ¿Pero quién es ese Dios? ¿Y por qué existe?

Mientras, los caballeros están siendo eliminados uno a uno. Los mejores hackers de la red están siendo asesinados despiadadamente por los mismos que vigilan a Lain, por encargo de un cliente, la empresa Tachibana. Ellos eran los que persistían en la actitud de mantener la versión 7 del protocolo, y Tachibana es una empresa de hardware, con lo que no les interesa que ese protocolo se convierta en el estándar. Ahora lo reescribirán para que sea necesario seguir usando hardware para que los humanos se conecten a la red. Pero lo que no pueden evitar, y es algo que está desesperando a muchos, es que ese Dios continue mientras la implementación siga activa.

La situación de Lain no mejora. Descubre que en realidad la disociación que tanto le preocupaba no era una disociación. En realidad, ella era ella todas las veces. Lain es Lain en todas las situaciones. Simplemente estaba ocupando a otros usuarios, y eso hacía que la Lain de la red fuera muchas Lain, y la Lain del mundo real fuera desapareciendo poco a poco. Lain intenta reconciliarse con Alice, pero la chica tiene sus propios problemas. Se encuentra aislada de los demás por los rumores, y no soporta la situación, decidiendo enfrentarse a Lain para encontrarse con sus miedos y derrotarlos antes de que la consuman inevitablemente. Mientras, Lain se encuentra con Masami Eiri en la red, y este le explica que el la creó, que Lain no es más que con una agrupación de ribosomas artificiales cuyo único objetivo era preservar el secreto del protocolo. Pero Lain se revela ante su creador, indicándole que ella ha cambiado el protocolo, y que lo ha reescrito para adaptarlo a sus necesidades. Masami, impresionado, sin embargo no puede permitir que eso ocurra, y se enfrenta a ella. Todo esto ocurre mientras logra rehabilitar su amistad con Alice, aún a costa de poner en peligro su propia vida…

————

No voy a contarles el final, claro. Eso se lo dejo para que vean la serie y comprueben por ustedes mismos lo interesante que es esta obra. Esta serie, anterior a Matrix y en realidad en gran parte madre involuntaria de la película de los hermanos Wachowski, es una obra cumbre del cyberpunk y es postmodernismo. Y no es baladí el hecho de que sea una serie japonesa. Lo que se explica en ella posiblemente no tendría mucho sentido, ni social ni conceptualmente hablando, si hubiera sido realizada en otro país. Es tan sui generis que es difícil encontrar parangón anterior, y posteriormente, como hemos dicho, sólo Matrix llega a niveles de complejidad y abstracción semejantes. Interesante es su profundidad psicológica, pero su interés social es aún mayor, describiendo a una sociedad, la japonesa, que se desestructura imparablemente día tras día. El problema puede ser que, dado que terminamos copiando lo que hacen los japoneses aunque sea diez años más tarde, esa desestructuración puede llegar a occidente de la forma más inoportuna, empezando por Estados Unidos y continuando en Europa. Tal vez no ocurra nunca, pero uno no puede dejar de pensar en como puede ser el mundo del mañana y en lo que nos podemos llegar a convertir. Que se lo digan a los de Second Life

Serial Experiments Lain II

(Continuación del post Serial Experiments Lain)

Mientras tanto, Lain se hace cada vez más sociable, acompaña más a sus amigas y se interesa también más por la red. En su cajetín del instituto recibe un sobre con una especie de cajita extraña que nadie sabe lo que es. Intrigada, decide investigar por su cuenta y por fin decide dirigir sus pasos hacia el Cyberia, donde está segura que podrá encontrar a alguien que le ayudará con ese tema. Por fin encuentra a un grupo de muchachos, y al enseñárselo, esto flipan en colores. Resulta que el aparatito es lo que llaman una “Psyche”, un acoplamiento al ordenador que potencia tanto el acceso a la red del navegador que prácticamente puede hacer e ir a donde quiera dentro de la red. En el mundo de Lain, la red está controlada por una especie de “ministerio de la información” que gestiona como funciona la información en la red, pero con la Psyche es posible sobrepasar esos límites y hacer lo que a uno le de la gana. Además, la Psyche es ilegal y es fabricado de forma clandestina por un grupo llamado “Los caballeros”.

Mientras tanto, algunos muchachos están muriendo misteriosamente suicidándose sin razón aparente. Nadie sabe porqué ocurre esto, pero Lain descubre que se trata de un juego llamado Phantoma. Resulta que los chicos han estado jugando al juego con una versión adulterada, y no pueden salir de él. Además, parece ser que el juego se ha interconectado a otro juego para niños y están empezando a morir también niños pequeños a causa de esto. Lain decide investigar un poco más y descubre que quince años antes, un científico estuvo investigando secretamente con los poderes parapsicológicos de los niños en un proyecto llamado KIDS. Se trataba de potenciar sus poderes y de reunirlos en una unidad Kids que contuviera ese poder, pero algo salió mal y todos los chicos murieron. El científico pensaba que se había desecho de todo, pero al parecer alguien se había hecho con ello y estaba replicándolo en la red. Parece que “Los caballeros” también pueden estar detrás de todo esto. ¿Quienes son los caballeros?

Mientras Lain realiza sus pesquisas, Mika, su hermana, empieza a sufrir una especie de ataque mental hasta que llega un momento en que su cuerpo y su mente se disocian. Por un lado, queda un cuerpo físico, como sin alma, como un zombie, y su espíritu ha quedado en la red. Empieza a hacerse evidente que la separación entre el mundo real y la red es cada vez menor, y el límite está cada vez menos claro. De hecho, esto mismo le acontece a Lain, puesto que hay una Lain en el mundo real y una Lain en la red, que se dedica por su cuenta y riesgo a hacer y deshacer cosas. En una de esas, lanza un rumor sobre que Alice, su amiga, se ve con un profesor del instituto y que practican sexo. Eso, por supuesto, enfrenta a Lain con sus amigas, y ella no entiende porqué, ya que la Lain del mundo real no ha hecho nada para que sus amigas se enfaden. Sin embargo, Alice no cree que haya sido ella, y decide no culparle. Lain (la real) no soporta la situación y decide que no quiere que eso haya ocurrido nunca. Su poder en la red es tal que efectivamente consigue borrar el rumor de la mente de todos, y al día siguiente todo parece haberse olvidado. Sin embargo, la disociación que ha sufrido Lain es tan grande que la Lain real ya no es real. Ahora está encerrada en la red, y la Lain de la red ha tomado su cuerpo.

Esto último pasa intermitentemente y hay momentos en que Lain es Lain y otras veces que no. Mientras todo esto ha ido pasando, se ha obsesionado tanto con su navegador que lo ha hecho tan grande y potente como un superordenador de la NASA. Refrigeración por agua, sistemas de aireación automáticos, nuevos y más grandes acoples para crear un ordenador aún más grande. Tal es el interés que está despertando que se siente vigilada, y efectivamente así es. Dos hombres le vigilan, de forma que día tras día ella se obsesiona aún más con ellos y un día decide plantarles cara. Estos hombres le piden que les acompañe a un sitio, y ella acepta. Cuando llegan, Lain habla con otro hombre que le pone un acertijo para adivinar hasta que punto Lain ha llegado a un nivel superior en la red. Cuando realmente se da cuenta de su potencial, le avisa de que las cosas están cambiando, que están cambiando el protocolo de la red y que si las cosas no cambian, pronto no habrá diferencia entre el mundo real y la red. La Lain de la red se ríe de él y se marcha, porque en realidad ella disfruta con ello, ya que puede cambiar entre los dos mundos sin problemas.

Continuará…

Serial Experiments Lain

Ahora estoy volviendo a visualizar la serie Serial Experiments Lain, a la que considero como una de las mejores series de animación de la historia. Si, me gustan los dibujos, y creo que no dejarán de gustarme nunca. Esta historia es, además, particularmente interesante y adulta, y me gustaría dedicarle una serie de posts para explicarles la historia… Hasta cierto punto claro. Me gustaría que la vieran, aún está disponible en las tiendas y se la pueden bajar por la mula. Yo me compré la serie en su momento en VHS, pero como ya no uso este formato, me baje los DivX y lo veo en el DVD con tranquilidad. Puedo asegurarles que, les guste o no, no les dejará indiferentes en absoluto.

Lain Iwakura es una niña que acaba de entrar en el instituto. Es muy retraída y poco sociable. Sólo tiene unas pocas conocidas en su clase, y de esas chicas sólo Alice le hace un poco de caso. Es una jovencita que vive una vida anodina, no sólo fuera, si no también fuera de casa. Resulta que una compañera de su instituto se suicida (algo que en Japón cada vez es más común, según dicen), y esto no dejaría de ser una anécdota de no ser porque varias chicas del instituto han recibido, una semana después de su muerte, un mensaje de la misma chica que se ha suicidado. La cosa se complica un poco y sin embargo, Lain, que no sabe usar bien su ordenador (en la serie lo llaman “navegador”, y en el original lo llamaban “navi”), no sabe si ha recibido también el mensaje o no. Armándose de valor, mira su correo y descubre que efectivamente lo ha recibido. En el mensaje, la chica le invita a hacer lo mismo que ella, pero lógicamente decide no hacerle caso.

Entonces comienzan a suceder cosas extrañas. Comienza a ensoñarse y a ver extrañas formas y sombras, y voces que le hablan. Eso podría pasar por una paranoia si no fuera porque esas cosas extrañas que ocurren en realidad están ocurriendo. Lain comienza a darse cuenta de que esto tiene algo que ver con la red, pero al no estar muy interesada no piensa más en ello. En una visita que realiza a la discoteca Cyberia con sus amigas, ocurre un suceso peligroso. Un tio más pasado que un turismo a 150 por hora empieza a disparar a la gente de la discoteca, y mata a dos chicas. Lain se encuentra ante él, pero no puede moverse por culpa del miedo. El chico le habla pero ella no le contesta. Nervioso, le apunta con el arma y le dice que se vaya, pero antes al contrario, Lain empieza a acercarse a él y le dice que no puede huir de lo que le da miedo, ya que todos estamos conectados a la red. El chico, entonces, al ver que está totalmente acorralado, decide suicidarse, y lo hace. En realidad, todo esto ha ocurrido porque el chaval ha tomado una especie de cápsula llamada “Accela” que acelera el tiempo mental y hace que todo transcurra más despacio para él, entrando en una especie de estado de consciencia alterado, que le hizo pensar que estaba ligado a la red. Por ese motivo intenta deshacerse de ello, pero al darse cuenta de que no es posible, decide terminar con todo.

Al volver a casa tras el acontecimiento, a altas horas de la mañana, descubre otra cosa preocupante. No hay nadie en su casa. Ni sus padres, ni su hermana están durmiendo en sus camas. Por alguna razón esto no le preocupa, al menos aparentemente. Al día siguiente, al volver al colegio, ve como un transportista le ha traído un nuevo ordenador. Su padre, a petición de Lain, decidió comprarlo para que la joven se introduzca en Internet y se sienta más integrada con sus compañeros de instituto. Es un último modelo, y ella no sabe hacer más que lo que hacía con su ordenador para niños, pero pronto descubre que tiene posibilidades insospechadas para ella un poco antes. A partir de este momento, todo comienza a acelerarse para Lain. Introducirse en la red le dará una perspectiva diferente del mundo que hará que los siguientes momentos de su vida se conviertan en realmente interesantes.

Continuará…





A %d blogueros les gusta esto: