Posts Tagged ‘vacunas’

Parece el título de una peli de medio con Robert de Niro, ¿no? Bueno, sí es una peli, y de miedo (más bien por lo que se dice y por como nos la han metido doblada), pero no sale nadie especialmente famoso. Son gente normal y corriente con una peculiaridad: son especialistas en lo que hablan. Médicos, periodistas, abogados… Todo ellos hablando de ¡¡¡¡¡¡¡LA GRAN PANDEMIA DEL SIGLO XXI!!!!!!! Esa que iba a provocar millones de muertes en cada país, que iba a diezmar a la población, que iba a colapsar los centros de salud… Si, esa enfermedad de la que no voy a repetir el nombre por cansancio. Os recomiendo su visionado aunque es un poco largo ya que es apasionante como además, esta gente normal pero experta explica de forma directa y sin populismos el problema real al que nos enfrentamos:

 

Es de agradecer que alguien se haya molestado en recabar estas opiniones de gente que sabe de verdad de lo que habla, más allá de lo que nos llega de los medios de desinformación y el gobierno. Para seguir ilustrando la cuestión, os dejo algunos enlaces (con más fuentes a medios conocidos) sobre uno de los problemas que se explican en el documental: el peligro de las vacunas, sobre todo si no están bien probadas:

Investigar-11S: Asciende el número de muertes y trastornos por efecto de la vacuna contra el virus H1N1.

Suiza investiga la muerte de 5 pacientes después de ser vacunados contra la gripe A – 20minutos.es « NoticiasERB.

Antes de plantearse la vacunación, sobre todo en niños, de la nueva vacuna estrella, es importante informarse y plantearse una serie de cuestiones, como se hace en este artículo:

Las vacunas contra la gripe A llevan un peligroso conservante – Miguel Jara

Los efectos negativos del mercurio en el organismo son conocidos desde hace décadas. De hecho, desde abril de este año se prohibió la fabricación y distribución de termómetros de mercurio.

A las denuncias que se han hecho al estado y las farmacéuticas que han proporcionado las vacunas (con timerosal, el famoso conservante basado en mercurio al que se le achacan miles de casos de autismo en niños), hay que añadir la denuncia social: los ciudadanos están nulamente informados sobre la vacuna y sus efectos (a esto hay que añadir el Tamiflu y derivados, de los que la mayoría de la población tampoco conoce nada, y que son totalmente innecesarios para curarse la gripe -la que sea-) y el gobierno nos desinforma diciendo machaconamente una y otra vez los mismo, así como sus voceros: que no pasa nada, que no hay efectos secundarios conocidos, que hay nada de malo, que se ponen vacunas diferenciadas por necesidad del momento, etc…

Lo dicho ya otras veces: no se pongan la vacuna si no es estrictamente necesario (es decir, si está sano y no suele tener complicaciones con la gripe), y sobre todo infórmese muy bien con su médico de cabecera si los posibles efectos secundarios le pueden acarrear problemas a usted y sus familiares.

Andaba desayunando y viendo los prolegómenos del debate de “Los desayunos de TVE” (es el único programa de debate político que queda por las mañanas, así que hay que aprovechar… ¿Dónde estás, Vicente?), y he podido presenciar una auténtica batalla dialéctica entre periodistas como es poco habitual ver: Nativel Preciado (extraña amante literaria de púgiles y que no tiene nada especialmente destacable en su haber) y Javier Valenzuela (de El País y con una extensa trayectoria internacional, sobre todo en asuntos de Oriente Medio) se han enfrentado indirectamente por la cuestión de la gripe, de dos formas totalmente diferentes (radicalmente diferentes, en mi opinión). Mientras que Nativel seguía las consignas gubernamentales (que todo guay, que hay que ir porque mola que te pinchen, etc…) y tachaba a los medios de Internet de irresponsables, poco informados y desinformadores (claro, los medios de Internet, justamente los que menos información dan, ¿verdad?), Javier hacía exactamente todo lo contrario: llamaba a la no vacunación no imprescindible, decía claramente que no se iba a vacunar, y arremetía nada menos contra la OMS (sugiriendo sus relaciones muy específicas con las multinacionales farmacéuticas), y agregando momentos más tarde que con todas las vacunas compradas y que no se van a usar hubiera sido mucho más interesante ayudar a los países a salir de la pobreza (el otro tema de moda estos días).

Nativel, guapa, como se nota que todavía os jode a muchos periodistas que existan los medios bidireccionales. Vosotros, que estáis acostumbrados a expeler controladamente toda información que vuestros amos os ponen en los teletipos, no entendéis (algunos ya lo están empezando a hacer, por suerte) como es posible que la gente participe de la producción de la información, del contraste informativo y la transparencia, creando redes de información inteligentes y bidireccionales. El éxito de los diarios online así lo justifica, ya no sólo de los blogs. Pero maña, has enseñado la patita, metiéndote con los que, sin cobrar un duro y currándoselo a diario para ofrecer información veraz, pero totalmente diferente de la que soltáis vosotros, van diciendo verdades día tras día. No me incluyo, ya que no investigo: me limito (esto también hay que hacerlo) a “amplificar” la información que otros se preocupan de preparar y sacar adelante, pero me doy por aludido, claro está, ya que tu referencia velada a los blogs, foros y demás era bastante evidente. Tu problema es que todavía no estás, como muchos de tus compañeros, dispuesta a enfrentarte a la realidad del futuro de la información, que en realidad ya es el presente.

En cuanto a Javier (señor que al menos tiene blog), decirle que tiene todos mis respetos. Teniendo en cuenta el medio en el que trabaja (y sus intentos de desprestigiar la conspiración de la gripe, fallidos por otro lado), generalmente suelo prestar atención a sus palabras porque suelen ser bastante coherentes y, como en el caso de hoy, sinceras e imparciales. Hablar con sentido común debería ser una asignatura de periodismo, y claramente no todo el mundo lo practica. Sinceramente me merece más confianza alguien que ha sido corresponsal de guerra, que ha estado en primera linea de la información y que se atreve a decir cosas molestas por TV aunque le puedan perjudicar que alguien cuyo mayor logro según la Wikipedia es haber escrito una biografía de Cassius Clay y un tal Legrá (que problablemente será conocido en los medios pugilísticos). Yo no soy periodista, lo admito (tal vez sea mi vocación frustrada), pero creo que es mi obligación, al menos desde mis limitadas posibilidades, mostrar lo que yo voy encontrando y que creo que es serio y bien fundamentado. Es verdad que hay mucho mercachifle diciendo estupideces sin ton ni son (lo del fin del mundo y el 2012 ya es de risa, sobre todo porque el calendario maya no termina en 2012, sólo su séptimo periodo), pero junto con estos papanatas hay gente seria dispuesta a tirar de la manta de los verdaderos problemas mundiales, y no seguir las corrientes oficiales, que nos envenenan. Así que por una vez que un periodista “de los de verdad” dice algo coherente, no vamos a quitarle la razón…

El ataque a la OMS (ya saben, la Organización Mundial al Servicio de las farmacéuticas) ha sido especialmente elocuente y concreto por parte de Javier Valenzuela. Cómo él, somos muchos los que tenemos más que sospechas sobre el comportamiento de esta organización que de la noche a la mañana se convirtió en dueña y señora de todos nosotros al poder obligar a los estados miembros a vacunar a todo el mundo si ellos lo ordenaban. Ahí lo dejo. Una breve búsqueda en Google da información de sobra sobre este particular, aparte de que ya hemos hablado de ello en este blog. ¿En manos de quien estamos exactamente? ¿Nuestros gobiernos nos protegen realmente? Estas son preguntas que debemos hacernos y buscar información sobre ello no sólo es necesario sino una obligación ciudadana. Porque gracias a Internet, tenemos la posibilidad de estar bien informados.

… las famosas vacunas. Hoy empieza la campaña de vacunación (dicen que voluntaria, ahora veremos porque creo que no es así), y comienza otra vez el miedo y la perturbación. Dicen que sólo distribuyen cuatro millones de vacunas, para los grupos de riesgo (aunque luego, realmente, ni siquiera estos grupos de riesgo pueden ponérsela, siempre desde directrices ministeriales), y los que tienen una cierta autoridad en todo esto, que son los médicos, ni siquiera se ponen de acuerdo entre si: unos dicen que sí, otros que no… Y mientras, un solazo (en Zaragoza), que lo flipas (cosa que además les está jodiendo).

Primer asunto: comienza la campaña, y oye, de repente son 90 muertos (no hay informaciones oficiales sobre quien, en qué circunstancias, etc…), y ya están alarmados porque dicen que si dos niñas sin “síntomas previos” (la expresión del año) han fallecido y alguna que otra barbaridad. Que casualidad. No sabemos nada del tema desde agosto, pero de repente cuando lanzan las vacunas, se vuelve a morir gente. La leche, que suerte. Y mientras, un periodista en Cuatro diciendo que la ha tenido hace dos semanas, que le duró 36 horas y la pasó a base de paracetamol. Vamos, lo que venimos diciendo desde hace meses. Claro, que nadie lo había dicho por la tele. Bendita tele.

Segundo asunto: vacunación voluntaria. Dicen que sí, voluntaria, pero que sepamos algunos grupos como policía, prisiones y algunos otros dicen ser “obligatorios”. Salía en las noticias un mozalbete de la policía de algún sitio diciendo que era “su obligación”. Ay, cuanto te han lavado el cerebro, pequeñín. Mientras, a los abuelos los convencen rápido de que tienen que vacunarse. Sólo había que ver el reportaje de “Noticias Cuatro”, donde se veía a ancianitas desorientadas recibiendo la vacuna sin más. A cuantos van a engañar así, no lo sé. Pero que no digan que es voluntaria cuando están engañando al personal para que se la ponga. Precisamente los más mayores son los que menos probabilidades tienen de sufrir la dichosa gripe. Y suma y sigue.

Tercer asunto: falta absoluta de transparencia e información veraz. Desde el ministerio no nos dicen la cifra total de hipotéticos “infectados” y curados, pero rápidamente dan la de muertos (o supuestos muertos). Se lanzan las alarmas por cualquier cosa y la gente, con la crisis, no está para rosas. Se nos dice que no tiene efectos secundarios (mentira), cuando el primer efecto secundario es que si hay efectos secundarios, uno no se podrá quejar ni al Estado ni a las farmacéuticas. Eso es lo que no se le cuenta a la gente. Cuando en varios lugares ya se han detectado casos de Guillain-Barré tras la imposición de la vacuna, no nos pueden decir que no puede haber efectos secundarios. Cuando nos dicen que la gente se tiene que vacunar si están en grupos de riesgo, pero no pueden porque tienen que esperar a una vacuna menos potente (¿por qué tiene que haber una vacuna menos potente? ¿es que la normal es peligrosa?), igual que los grupos indicados antes como policía, médicos, etc… Cuando una cantidad muy importante de profesiones de la salud no quiere ponerse la vacuna, por algo será.

Amigos, ante todo tranquilidad. No corran a por la vacuna, no es necesaria en casi todos los casos (si usted o sus familiares están sanos, no vayan a ponérsela), y sólo en casos muy específicos puede ser interesante, siempre y cuando se lo recete su médico de cabecera (no otra persona), y asegúrese de que es la menos potente, por si acaso. Son las médidas mínimas que nos dicta el sentido común en casos como este. ¡Cuidense!

Sigo liado, así que voy a continuar con lo que posiblemente se convierta en una costumbre: indicar unos cuantos enlaces importantes sobre temas actuales.

Ministra de Salud de Polonia, Ewa Kopacz, hablando en el Parlamento el día 5 de noviembre de 2009: vean por favor este vídeo, lo que dice esta señora es lo que venimos diciendo muchos desde hace tiempo. La diferencia es que esta señora es la ministra de sanidad de un país, y aunque con un lenguaje políticamente correcto, viene a decir que nos la están dando con queso. Espero que otros países despierten del sueño global y sigan su ejemplo.

Vacunación y ley marcial: Texto tremendamente interesante, tal vez aparentemente catastrofista, pero sus indicaciones ya han sido contrastadas y en realidad viene a ser un resumen de lo que sabemos prácticamente a ciencia cierta sobre la conspiración de la gripe A. Información de primera mano que los ciudadanos no pueden dejar pasar.

La paella químico tóxica que propone Bayer: más de multinacionales, esta vez químicas. Si ya no fuera bastante con tener Monsanto, ahora vienen a la carga algunas más (que no es que no lo hicieran antes, simplemente se les oía menos). No dejemos que nos cuelen sus productos venenosos sólo porque ellos sigan ganando dinero a nuestra costa.

Un nuevo informe revela que Estados Unidos financia a los talibanes de forma indirecta: hace poco saltaba la noticia del affaire de los franceses con los talibanes. Mal por ellos, ya que estaban permitiendo sobrevivir a los enemigos, pero al menos se estaban autoprotegiendo. Estos otros hacen negocio incluso a costa de sus propios soldados: mientras decenas de soldados americanos mueren mensualmente, ellos pagan a sus enemigos para poder pasar sus productos sin problemas. Es decir, el perro que se sigue la cola sin alcanzársela nunca. Porque claro, esto está permitido por el propio gobierno Obama y el ejército. Y si por dar imagen dicen que los van a denunciar, no hay problema: las argucias legales permitidas por las alteraciones legales del gobierno Bush (como ya ocurriera con Iraq) os harán libres…

Por favor, lean esto antes de nada (es largo pero ilustrativo).

Rebelion. El País contra Teresa Forcades.

Ya anteriormente he hablado de esta señora, de su información y lo que quiere decir. Y sólo por afinidad de opiniones, estoy radicalmente a su favor. Naturalmente, era lo esperado: atacar a la fuente de la popularidad de la campaña anti-vacuna para, desprestigiando al sujeto, desprestigiar al movimiento. Pues no les ha salido especialmente bien. Y es que esta señora, doctora en medicina, tiene razones más que de peso para atacar lo que muchos sabemos desde hace tiempo que es un ataque contra nuestras libertades y derechos. Al parecer, según el ataque de El País, esta señora viene de conspiranoica (hay que leer los comentarios de los lectores al pie, algunos son sublimes), cuando lo que dice son verdades como puños, pero que obviamente ni a farmacéuticas (que se juegan sus dineros), ni a los gobiernos (que se juegan excusar porque han gastado millones de euros en vacunas que no se van a usar) les interesan en absoluto. Aquí es cuando muestran su patita y se les ve el plumero. Tanto a ellos como a los medios que los sustentan. Porque no puede existir una dominación mundial sin los medios masivos.

Teresa, tienes todo nuestro apoyo. Adelante.

Escucho con atención todo el tema de la gripe A y la verdad es que estoy alucinando en colores. Pero la verdad, son cosas que no me sorprenden dada la ingenuidad de la que hacemos gala los ciudadanos de a pie. Desde aquellas famosas fiestas de contagio americanas e inglesas, al conglomerado de idioteces que tenemos que aguantar ahora que esta todo el mundo como loco porque se acaba el verano (un mes queda).

Ahora mismo yo estoy resfriado. Lo mismo la he pillado. Lo he pensado seriamente y me he dicho: vale, y si la tengo, ¿qué? De hecho como tal enfermedad es menos peligrosa que la gripe normal, que este año de hecho aún no me ha tumbado en cama, cosa que suele pasar una vez al año, cuando me da fuerte. Así que francamente, mi preocupación ahora mismo está bajo mínimos. Pero parece que el resto del mundo no está muy de acuerdo. Todos están como locos por si se contagian. Y los gobiernos, nuestros queridos gobiernos, ni siquiera hacen las pruebas suficientes con tal de sacar las vacunas antes de tiempo. ¿Por qué? Porque lo requiere la población. Estamos ante la típica medida populista que no va a ninguna parte y que de hecho, como han avisado las autoridades médicas, puede causar más mal que bien.

O como esos “autodiagnósticos” (por favor, chicos y chicas, no hagáis eso en casa, id al médico si creéis tener algo malo) que ahora ponen en web instituciones como la Generalitat. Flipante. Lo primero que te aconseja un médico es que no te autodiagnostiques, porque te vas a equivocar casi seguro. De hecho un chaval en Inglaterra ha muerto por este motivo: sus padres le autodiagnosticaron gripe A vía web y murió por otra cosa totalmente diferente.

Lo que no significa que no debamos tener cuidado si tenemos otras dolencias latentes o visibles, sobre todo respiratorias. Especialmente en los niños. Pero siempre siendo diagnosticado por un médico y tomando unas medidas previas como tomaríamos con una gripe normal (la gente que no es hipocondriaca no va al médico porque sí, pues en este caso tampoco deberíamos). Y si nos van a poner vacunas, sobre todo que nos garanticen que se han realizado todas las pruebas pertinentes, que sólo falta que nos vayamos a proteger de una cosa y salgamos con otra.

Y si alguno la tiene ya, hala, a ponerse bueno.





A %d blogueros les gusta esto: