Posts Tagged ‘youtube’

U2 y el talento masificado

Bueno, quien más quien menos sabe lo del concierto de U2. Si estás en Internet y no te enteras de estas cosas es que no ves más que porno… En fin, el tema es que el susodicho concierto, considerado por mucha gente un “gran hit del social media” (hay que tener cojones para ser tan pedante), ha causado que mucha gente estuviera hasta las tantas esperando ver al amigo Bono y compañía haciendo gorgoritos y bailecitos ante, probablemente (no lo sé con seguridad), cientos de miles de personas, que se convertirán en millones porque más lo verán en diferido (y si no es así están haciendo el canelo). Yo no lo veré, por varias razones, aunque la principal es que tampoco me llaman en general (aunque reconozco que algunas de sus canciones son himnos de la generación X).

Pero otro aspectos fundamental si queremos entender este “fenómeno” (por llamarlo algo) es que de gratis, nada. Sí, los que lo vieron no pagaron un duro (si no contamos la luz que gastaron y la tasa de Internet, claro), pero ni U2 ni YouTube salieron perdiendo con la apuesta. Como indica alguien por ahí, nunca U2 fue visto simultáneamente por tanta gente, lo cuál, para un artista, es fundamental. Pero además, las cifras cantan: han debido recaudar cientos de miles de dolares en merchandising y otras cosas (como bajadas de sus canciones de iTunes), además de donaciones (vamos, como si hubieras pagado entrada) y demás. Es decir, que al grupo le ha salido redondo. Así que gratis, gratis, lo que se dice gratis, no ha salido, la verdad. Y en cuanto a YouTube, que decir: cada día tienen más claro que los eventos por streaming son un negocio importante, y eso significa que pronto veremos este tipo de cosas de forma masiva, y de todo tipo. Hombre, a mi sinceramente me gustaría ver ópera así, o teatro. No es por ser cínico, pero creo que esos eventos tendrán que esperar para dar más relevancia al grupo que genera más hype entre la juventud. Pero bueno, que hay negocio, vamos, que es lo que interesa.

Cosas como esta me informan sobre una serie de cuestiones sobre las que llevo reflexionando desde hace tiempo y que he volcado de una forma u otra en el blog. He leído los comentarios de la gente que habla sobre el tema y me parece francamente preocupante la ignorancia que indisimuladamente rezuman algunos (o muchos, desgraciadamente). Alguno dice que hasta le ha sorprendido el éxito de la iniciativa. Que tierno. Otro que sólo ve porno. Pero lamentablemente en nuestra generación hay mucha gente así. Gente simple que no ve más allá de sus narices y que piensa en el mundo como un lugar lleno de florecitas y caramelos. Además, el hecho en si mismo de que haya sido un éxito nos habla de otra realidad: estamos dispuestos a consumir como sea y lo que sea. Somos unos tiernos corderitos que nos ponen un poco de sabrosa hierba delante y nos la comemos toda. Pero esa hierba está envenenada. ¿Vosotros os creeis que ellos no sabían muy bien que sería un éxito? Claro que sí, y si dicen lo contrario mienten. Al menos Sting es sincero y dice que “soy rico, pero también socialista”. La mayoría de los socialistas esconden que quieren dinero tanto como los demás, porque creen que los demás les mirarán mal. Ahí tenemos a nuestro amigo Rubalcaba. Un milloncejo largo tiene limpio el chico (al menos eso nos han dicho, espérate lo que haya por ahí).

Por favor, no actuemos como borregos y reconozcamos lo que es: estamos esclavizados por el dinero y el entretenimiento que bien administrado nos suministra el sistema para que creamos ser felices en medio del mundo mediocre en el que vivimos. Este concierto ha sido un ejemplo más. De nosotros depende que nos sigan idiotizando con cosas inútiles y subordinantes como esta o bien tomemos conciencia de las cosas realmente importantes de la vida. Pero me temo que como humanos que somos, seguiremos prefiriendo la pleitesía al sistema, abandonando nuestros derechos y libertades para que todo siga funcionando como está. Ale, palante chicos, tsk, tsk, tsk…

Os habrá pasado a todos los que tenéis blog: veis un vídeo chulo en YouTube, queréis ponerlo en el blog, y veis ese mensaje tan desagradable: “Inserción desactivada por solicitud”.

Esto es lo que ocurre si intento insertar el vídeo de Beyoncé “Halo” en el blog. Si observamos atentamente los motivos para esta actitud, entendemos que se trata de la consabida cuestión de los “derechos de autor”. Pero en el caso concreto de los vídeos musicales a mi se me antoja una estupidez de calibre máximo: los vídeos musicales son, por definición, una estrategia de marketing para vender lo más posible la obra del artista en cuestión. Esto se contradice enormemente con la política de no dejar insertar los vídeos en los blogs o cualquier otro sitio, precisamente hoy día el medio más efectivamente para hacer popular algo. El efecto “meme” de la blogosfera es potentísimo, pero los de las discográficas no parecen entenderlo bien. Si yo quiero poner el vídeo de “Halo” para decirle a la gente que me ha gustado y que quiero que otros lo vean, sólo tengo como alternativa mandarlos a la página en concreto del vídeo. También puedo entender esta perspectiva: así se dirige al público al perfil del artista o la discográfica en YouTube para que se vean los vídeos. Pero no todo el mundo que SÍ vería el vídeo integrado en el blog irá al enlace para verlo en YouTube. Y el efecto llamada será mucho menor, ya que el público aprecia como desagradable que no te dejen ver directamente el vídeo donde lo han encontrado, algo que cualquier especialista en marketing directo sabe.

En definitiva, se trata de una política de marketing anticuada que posiblemente les ayude a mantener la frente alta, pero no a tener mayor seguimiento popular. Piensan que tener presencia en Internet es una cuestión meramente presencial (valga la redundancia), pero no se dan cuenta de la inmediatez y la interactividad que el público exige. En fin, ahí os he dejado un vídeo que no se puede ver, y si por si acaso sentís curiosidad, podéis pinchar para ir al vídeo en YouTube. Pero ya aviso que, como yo, mucha gente no pinchará para ir a verlo.

Cada día descubre uno una cosa nueva. Mirando blogs, he visto esto:

Journalism Lost?

Bueno, resulta que en este post se va descubriendo como El Mundo se ha apropiado de fotografías e información que no eran suyas sobre el último atentado de ETA. Hasta aquí, bueno, pues vale: sabemos que El Mundo hace muchos años que dejó de ser un periódico serio, así que en definitiva no es sorprendente (aunque vale la pena leerlo con atención para ver hasta que punto se llega por conseguir una exclusiva?

Pero lo que me ha llegado al alma es el video de YouTube que hay insertado en el post. Veanlo, por favor, porque es tronchante. Si han visto ustedes “Perdidos” reconocerán inmediatamente las escenas. Se supone que una televisión venezolana ha conseguido una memoria de móvil de alguien que iba en el avión de Air France perdida en un monte de Brasil (ni siquiera han encontrado el móvil, ya de por si difícil de encontrar, sino una memoria, mucho más pequeña), donde se veían fotos del accidente… ¡Que resultan ser de “Perdidos”! Joer, sabía que las cosas andaban chungas con el colega Chávez, pero vamos, esto llega a límites insospechados de desinformación. Juzguen ustedes mismos…

Suicidas en la Red

Es posible que a alguien le suene, pero me ha llamado la atención esta noticia que se ha convertido en todo un fenómeno en Internet. Megan Meier, una chavala de Missouri se suicidó recientemente debido a que un supuesto “amigo” del popular sitio MySpace le insultó, lo que de alguna manera le provocó una depresión que le empujó a matarse. Lo más increible de todo es que por ejemplo en YouTube existen videos de todo pelaje, incluso de recuerdo de la muchacha, por parte de gente que no la conoció incluso (hay versiones en español de esos recordatorios). Esto pasó en 2006 y se está conociendo ahora en los medios, con una repercusión inusitada.

La cuestión es que ese amigo, un tal Josh, no existía en realidad. Al parecer se trataba de que la madre de una ex-amiga de Megan se estaba vengando porque al parecer pensaba que ella había hecho algo contra su hija. Entonces se inventó a un personaje con el que manipuló a la joven hasta que finalmente la insultó y vejó de manera que la chavala no pudo soportarlo y decidió suicidarse. Al parecer, la mujer ni su familia (que también debió participar) no han sido imputados por ningún delito, al menos hasta la fecha.

Esta noticia tiene varios enlaces en Google y una simple búsqueda da resultados de lo más variados. La cuestión es que la noticia ha sido contrastada por varios medios como la Fox y el FBI realizó la investigación, sin poder determinar responsabilidades por parte de los supuestos culpables. Sea o no un hoax (mentira), llama la atención como después de tanto tiempo un caso así se hace popular en la red.

No son pocos los casos de chicos y chicas que se han sucidado, incluso citándose en Internet para hacerlo, quedando en algún sitio y realizando tal “proeza”. El suicidio es el último recurso de los cobardes, pero las causas y razones de tales decisiones son múltiples y variadas. Ahora el caso ha salido a la luz y en todos sitios pueden verse vestigios de esta información. Juzguen ustedes mismos.





A %d blogueros les gusta esto: