Cuento: Connie

Os quiero presentar la primera parte de un cuento que tiene ya unos añitos pero que fue de lo primero en plan ciencia ficción que escribí. Es una historia de robots, cosa que me ha mareado mucho desde entonces, y es que he terminado escribiendo bastante sobre el tema, literariamente hablando, claro.

Básicamente los temas son la vida y la esperanza, pero también su pérdida. Y también la visión que tenemos de los demás. Muchas veces no nos percatamos, pero nos olvidamos de que los demás están ahí, que tienen su vida, sus circunstancias, y que todos aprendemos de todos inconscientemente. Connie es, de alguna forma, un avatar de todos nosotros.

Espero que os guste, y como siempre, espero vuestras críticas.

Cuento: Connie (I)

Anuncios

  1. Tengo que ser yo, que le doy a alguna tecla equivocada y no sale el comentario, porque dejé un comentario.
    Decía algo así como:
    Connie… Constance. Me encanta ese nombre. ¿Fue casualidad o fue un nombre premeditado?
    Y me encantaría saber porque cada vez que un hombre se crea un robot, ciborg o alien en forma de mujer, lo construye con cuerpo de modelo de alta costura.
    ¡Hay que ver! ¡Con lo mona que es la celulitis!

    • Ok… Pues no sé, ya en tiempos pasaban cosas con los mensajes, que no salían, pero parece que no ha vuelto a ocurrir, en fin… Hay que tener blog propio, pero es algo caro…

      En cuanto al nombre, se lo puse simplemente porque me pareció adecuado. Me imaginé como quería que fuera el personaje y me salió ese nombre, sin más fundamento. Aunque reconozco que en la época en que escribí el cuento salía mucho por la tele y me encantaba Connie Selleca, una mujer con un porte y una belleza que siempre me han parecido estupendas. Y supongo que es posible que me pudiera influir, incluso en el propio personaje. Así que sí, puedes imaginarte a Connie como la actriz, supongo que hay una cierta influencia.

      De todas formas, aparte de lo que decía en el anterior mensaje, sin querer parecer machista (creo que no lo soy), si tuviera que fabricar un robot, primero lo haría con forma femenina, porque lo que comentaba antes de “obsesión” con lo femenino. Pero para seguir, dado que soy hetero (y me gustan mucho las mujeres, como ya se habrá podido derivar de lo que he escrito), probablemente querría construirla así. Claro, esto ya depende de una serie de cuestiones y formas de pensar que claro, si hubiera sido otro el que lo hubiera escrito, estaríamos hablando de otras condiciones totalmente distintas. Mis condiciones son estas. Espero que esto haya respondido a tus dudas… 🙂

  2. ¡Ah! Connie Selleca, la morenaza secretaria de la serie “Hotel”. Sí, Cj también suspiraba por ella.
    Hay que decir que Connie Selleca y yo no nos parecemos en nada.
    Oye, que yo no te considero machista. Si tuviese que fabricar mi hombre ideal, francamente lo tendría muy crudo. Tiene que ser moreno (no me gustan los rubios), de ojos oscuros o los de Paul Newman, que aquí hay excepciones. Tiene que ser más alto que yo (o sea, medir más de 1.78 cms si estoy descalza) incluso cuando voy con tacones, y tiene que ser ancho de espaldas para sujetarme si caigo.
    Fuertote, morenazo y muy cariñoso.
    Lo que no sé es que hago con Carlos. 🙂






A %d blogueros les gusta esto: